Tres buenas y tres malas

Lo malo:


La economía manifiesta crisis:

Aunque desde el gobierno nacional –y también desde el provincial– se invierta en actos para decir lo contrario, a menos que se cambie el rumbo el país entra en un período crítico y, con él, la provincia de Mendoza. Algunos datos: Argentina tiene un 39,3% de empleo en negro y lidera a los países con mayor riesgo dentro de las 15 economías mundiales emergentes de la cartera de la banca J. P. Morgan. Agreguemos que la tasa de interés de los créditos personales ya está por encima de un 30% anual y que esto se debe, claramente, a que la inflación maneja esos índices, aunque el Indec diga lo contrario. Al riesgo de 684 puntos del J. P. Morgan, también se suma que el seguro para cubrirse de un impago del país –Credit Default Swap- se incrementó en un 11,5%, marcando otro récord de 843,7 unidades. Otro indicador, que mide no sólo los bonos en dólares sin también los de pesos, es el Índice de Riesgo Financiero (IRFE) de Ecolatina y que terminó en 1.068 puntos, subiendo 95 puntos en tan sólo un día. Esta es la imagen que el país está dando al mundo. Y algo más, de postre: la soja sigue perdiendo valor en el mundo, lo cual, necesariamente, ha de llevarnos al planteo acerca de si el modelo adoptado en la Pampa Húmeda no será "pan para hoy y hambre para mañana".



Cristina sigue haciendo política en vez de gobernar:

Como lo señalamos en una editorial, la presidenta de la Nación no vino a Mendoza a pedir que se abriera la válvula de un gasoducto que laboró la gestión anterior de la provincia. Cristina vino a hacer política. Y vaya si lo hizo. Reunió aquí, y por cinco horas solamente, a un par de ministros y seis gobernadores y armó una celebración fiel a su estilo, aunque más reposada que en otras ocasiones. Mientras Argentina pierde altura, los políticos que nos conducen arman trenzas políticas para enfrentar otras trenzas políticas. Para quienes no somos políticos ni vivimos de ella, estos son desvelos impropios del país actual: una Argentina que no previene, no planifica ni reflexiona.


La segura inseguridad:

Algo está sucediendo en las calles y es difícil de determinar. La inseguridad ha vuelto con noticias resonantes y en los cafés y pasillos se habla del accionar de bandas de ladrones vinculadas a uniformados; de peligrosos delincuentes que escapan del Palacio Policial; de zonas liberadas y de manifestaciones por acción u omisión que apuntan a que la corporación policial le marca el terreno a la gestión política. Sumado a esto, los habituales, incesantes, horrorosos casos delictuales que nos convocan, dejan como saldo un panorama que llena de miedo y de bronca al mendocino común. Esta semana, también ha estado marcada por hechos aberrantes, como la violación de una madre y su hija. La temperatura social vuelve a elevarse con estas noticias.



Lo bueno


Los JJ.OO como símbolo de integración planetaria:

Hay quienes afirman que la extensa fiesta de inauguración de los Juegos Olímpicos fue la mejor de la historia. Durante tres horas y media, China sorprendió al mundo con su creatividad y profesionalismo. Cuatro mil millones de personas vieron la celebración y también, no lo olvidemos, incidentes generados contra el sistema político del país anfitrión. Los JJ.OO son la mayor fiesta del deporte del mundo y su vigencia tiene la carga del símbolo de la superación personal, de la confraternidad entre los pueblos y de la sana competencia. Ojalá nuestro país se traiga algunas medallas de oro, aunque, si bien lo miramos, está claro que mucho no podrán ganar nuestros deportistas si tenemos en cuenta que los cuatro años anteriores hicieron lo suyo sin una planificación estructural para mejorar sus desempeños. O sea: ocuparemos el lugar del medallero que nos merezcamos.


Ariel Ortega en la Lepra

La llegada de El Burrito a Independiente Rivadavia es una gran noticia. Se trata no sólo de un jugador distinto, sino también de un jugador emblema y en actividad de uno de los clubes más importantes de Argentina. Ortega podría estar jugando en River, en los Emiratos Arabes o en Estados Unidos, pero va a jugar en Mendoza y su presencia jerarquiza nuestra alicaída oferta de apellidos ilustres a la hora de formar equipos competitivos. Más allá del problema personal por el que atraviesa, que Ortega se ponga la 10 de la Lepra, hará que más gente vaya a la cancha y que los mendocinos podamos ver de cerca cuál es la diferencia que aporta un jugador, justamente, diferente. Bienvenido Ariel Ortega, entonces.

Inauguración de Beazley – La Dormida

Más allá de que la inauguración del gasoducto Beazley – La Dormida ha sido un acto político de la gestión actual y un acto de gestión de gobierno de la anterior representación mendocina, la obra en sí misma es un viejo anhelo que finalmente vé concreción en la provincia. El gasoducto, que demandó una inversión de 70 millones de pesos, normalizará el servicio de gas en la provincia, pues sumará una capacidad adicional de 600 mil m3 de gas por día para Mendoza y San Juan. La obra consistió en el cambio de caños de 18 pulgadas a 24, lo que permitirá mayor circulación y presión de gas para el invierno. Con esto estaría garantizada la normalidad del servicio durante la temporada de frío. Salud por ello.

Opiniones (0)
22 de agosto de 2017 | 16:04
1
ERROR
22 de agosto de 2017 | 16:04
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes