Cristina sobre Tucumán: "No soportaron perder"

Por cadena nacional, la presidenta criticó a los jueces que anularon las elecciones por fraude y advirtió: "Creo que estamos retornando a épocas pre democráticas".

La presidenta Cristina Kirchner cuestionó esta tarde la decisión judicial que anuló las elecciones en Tucumán y subrayó que "basta con dos jueces en un ´forum shopping´ para que en una provincia se intente desconocer un resultado popular".

De repente, dos jueces deciden anular la voluntad de cientos de miles. 

"De repente, dos jueces deciden anular la voluntad de cientos de miles diciendo que hay algunos que no saben votar porque son pobres. Creo que estamos retornando a épocas pre democráticas", enfatizó la mandataria.

En un discurso transmitido en cadena nacional desde La Matanza, la jefa de estado consideró que "si había alguna irregularidad, había 20 formas de solucionarlo dentro de la legalidad".

¿Qué significa? ¿Que los pobres no saben votar o que los provincianos no saben votar?" 

"Pero perdieron y no soportaron perder", recalcó Cristina Kirchner y agregó: "¿Qué es esto de que los pobres no saben votar?".

Al mismo tiempo manifestó que siente "un tufillo a centralismo y a desprecio profundo por las provincias" al cuestionar a los que señalan que "los pobres no saben votar".

En ese sentido, la mandataria se preguntó: "¿Qué significa que los pobres no saben votar o que los provincianos no saben votar?", al referirse a los que cuestionan el actual sistema electoral.

Finalmente pidió que se discuta de política, pero que no se "retroceda en la máquina del tiempo", para no volver "a esa Argentina del voto calificado", y agregó: "A esa época nunca más". 



Opiniones (26)
19 de septiembre de 2017 | 16:27
27
ERROR
19 de septiembre de 2017 | 16:27
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Expertos,idóneos en el manejo de rifle sanitario se necesitan con urgencia.Dirigirse a Balcarce 50, preguntar por la abogada exitosa.La sociedad agradecida.
    26
  2. No se trata de no tolerar perder Sra., se trata de no ganar a como de lugar, eso es todo. Increíble que use cadena nacional para hacer partidismo, increíble...
    25
  3. NO SE PUEDE SOPORTAR SEMEJANTE DESBANDE BUCAL...Mientras la gente se moviliza para buscar una manera de paliar el hambre de chicos y grandes, el PODER POLÍTICO, devasta al Estado y después va a reunir con el Papa. NUNCA EL PERONISMO, jugó limpio desde Perón en adelante. O nos olvidamos de las intervenciones a las provincias que no se avenían a sus mandatos.. EL PROBLEMA Y CONTRADICCIÓN a la vez que la señora Cristina se le va en vida parecerse a Maduro y a los castristas... La Vida es una Fotocopia y mucho más cuando no hay memoria.
    24
  4. señora, todavía le duele que Fayt con 97 pirulos, se la ponga de dorapa?, y a vos osky?
    23
  5. 12 MILLONES DE PESOS POR DIA. Es lo que gasta en publicidad el gobierno nacional. Qué autoridad tiene esta impresentable para decirnos a los argentinos que hacer con la pobreza. No tienen cara, ladrones. Habla de la autoridad judicial, como si nosotros no supieramos que en una república debería respetar la división de poderes. Se queja de los jueces cuando ha sido beneficiada ella, su marido y los socios ilícitos por jueces corruptos como Oyarbide, Casanello y tantos más. Esta mujer y sus socis deberán pagar muy caro el daño causado a nuestra querida nación.
    22
  6. Ya llenó por completo las pelotas de la gente. Este producto goebbeliano moderno, que cree que somete a sus "verdades" a TODO el mundo que la escucha solo por modular la voz y abusar de una oratoria ya caduca, que ve en el horizonte que el 10 de diciembre sea quien sea, el que recibirá una banda y un bastón será un ALTER EGO como máximo (en el caso de que fuere el dueño de La Ñata) o un opositor (si la gente piensa al votar), no puede soportar esa estrechez en el tiempo futuro, y se desboca, como los potros (nótese que no usé la palabra yegua), para darse el golpe contra la tranquera. Y es la tranquera creada por ella misma, con una realidad ficticia parecida a la que vivieron otros absolutistas en otros momentos de la historia del mundo, porque aún se autoconvence de que manejará in eternun los destinos de nuestro pobre (y aún mas pobre el 10/12) país. Pero el día 11 de diciembre se dará triste cuenta de que el mundo según Cris ya no existe. Porque aún el hombre de Lespanto (por la similitud física con Cervantes), le dará vuelta la jeta, ya harto de desplantes y caprichos, mas aún los opositores, que se encargarán de poner debidamente sus actos donde corresponde para observarlos sin aplausos, en numerosos procesamientos por malversación de fondos, abuso de autoridad, incumplimiento de deberes de funcionario público y asociación ilícita. Y solo le quedará Seychelles para el intento de escape, porque el Calafate no alcanzará la lejanía que ella cree. Y en Seychelles o Panamá, también terminará con esposas como sus socios de Fútbol para Todos, que hoy empiezan a cantar nombres que a ella le tocan de cerca, mas cerca que Niembro de Macri o Boudou de Massa. ¿porqué? porque ha generado mas odio que nadie en Argentina.
    21
  7. LES FALTO LO IMPORTANTE: ONU Y HOSPITAL
    20
  8. Me parece que los argentinos vamos a tener que ir pensando que haremos si en Octubre pretenden ganar también con fraude. No dejaremos que se apropien de nuestro País!
    19
  9. HASTA CUANDO DEBEREMOS DE AGUANTAR QUE UTILICEN NUESTRO DINERO EN CAMPAÑAS ELECTORALES, MEDIANTE LAS TRASMICIONES EN CADENA. ES UN DELITO Y NO TENEMOS UN SOLO POLITICO CON LAS AGALLAS NECESARIAS PARA DEFENDERNOS, PERO SI PARA PEDIR NUESTROS VOTOS,-
    18
  10. Adiós, señora Ya es todo cuesta abajo, señora. Lentamente, sus días se van llenado de últimas ocasiones y actos de clausura, y la expectativa se convierte en nostalgia. Es natural, a todos nos pasará en algún momento. Cualquiera podría darse por satisfecho en su lugar, ha llegado a lo más alto de su carrera política, y ha acumulado las dos cosas que más quiso en el mundo: poder y dinero. Sería el tiempo indicado para retirarse, descansar y tal vez escribir unas memorias que muchos comprarían y mentirían haber leído. Pero usted no es así, ¿verdad? No, claro que no. Usted detestará cada minuto. Al principio los cambios serán groseramente evidentes. A partir del 11 de diciembre, ya no dispondrá de los bienes del Estado para su uso personal, deberá procurarse su propios juguetes, desplazarse a nivel del suelo y pagar por lo que compre. No podrá contarle a millones de personas los falsos detalles de su vida imaginaria, ni proyectar en un auditorio obligado sus frustraciones patológicas y los resentimientos que han moldeado su carácter como el impiadoso cincel de un escultor perverso. Pero superará eso, señora. La mente humana es maravillosa para adaptarse a variaciones traumáticas. Superamos divorcios, mudanzas, muertes y catástrofes de todo tipo. Incluso superamos gobiernos desastrosos. Los que son realmente difíciles de prevenir por insisdiosos y sutiles son los pequeños detalles que marcan la decadencia. Es como la juventud, señora, que se pierde en forma tan gradual e inevitable que no nos damos cuenta hasta que un día la imagen que nos devuelve el espejo nos resulta ajena, extraña y ominosa. Y usted, acostumbrada a ser el centro, conocerá la periferia. Un día alguien se dará cuenta de que ya no es necesario mantenerla informada de todo. Un día alguien la hará esperar en el teléfono. Un día alguien la recibirá con indisimulable fastidio. Un día, señora, notará que aquella forma de relacionarse con las personas basada en el temor como remedo deforme del respeto, ya no es efectiva. Cosa curiosa el respeto, se obtiene más cuando más se entrega, y usted no ha entregado nada, nunca. Aquellos a quienes usted ha ofendido, humillado y agraviado en el ascenso, se presentarán a cobrar sus cuentas en la caída. Porque las lealtades alquiladas no son perennes, señora. Sus propietarios simplemente cambian de inquilino. Cual multitudes de Pedros, la negarán tres veces, o quinientas, si eso dictan las conveniencias del momento. Usted sabe mejor que nadie cómo es eso. El poder se escurre entre sus manos ahora mismo, señora, y no se detendrá. Soñará, claro, con un futuro regreso, y tal vez esa esperanza la mantenga a flote por un tiempo. Pero cuando el periodismo voluble comience a ignorarla, cuando ya no alcance su primer nombre para identificarla en la nota de relleno de una página perdida, sentirá la mordida del miedo. Ya no será "la Jefa". Será "la vieja". "¿Y ahora que quiere la vieja?" comenzará a escucharse en tono irritado ante cada llamado, cada pregunta, cada exigencia. Su enfermizo deseo de trascendencia será aplastado en este país donde cada gobernante llega a su puesto con delirios fundacionales. Cualquier cosa que haya hecho, cualquier legado que pretendiera dejar podrá ser borrado con una firma, con las manos levantadas de los mismos que hasta ayer le juraban fidelidad hasta la muerte. Usted no será un mito, señora, porque los mitos se construyen a lo largo de los años con la contribución deliberada y constante de muchas personas motivadas por el respeto o la conveniencia. Descartado el respeto, sólo quedará la conveniencia, y rápidamente usted se convertirá en alguien inconveniente. Quizás entonces se aferre a otra fantasía, la de fundar una dinastía. Pero ¡ay!, los herederos no parecen estar a la altura. Usted ha cometido un terrible error en su vida, señora: no ha tenido amigos. Y le pesará, porque el refugio de los afectos está reservado a las personas buenas. Le quedará, si acaso, la familia, suponiendo que sean capaces de soportar su creciente amargura. Sé que está obsesionada por cómo la recordará la posteridad. Lo mejor sería que la olvidara del todo, señora. Porque de otra manera, la única huella que dejará su paso por esta vida, será una nota marginal en la Historia Universal del Fracaso. Adiós, señora. JORGE ASIS!
    17
En Imágenes