Deportes

Rally Mundial: Ogier se consagró tricampeón

El piloto francés logró su tercer título mundial consecutivo al imponerse en la carrera de Australia.

El francés Sébastien Ogier logró hoy su tercer título mundial de rally consecutivo al imponerse en la prueba disputada este fin de semana en Australia.

"Es una sensación fantástica ser otra vez campeón", dijo el piloto de Volkswagen tras sellar su "hat-trick" cuando aún faltan tres de las 13 citas del calendario.

El francés logró en el "Down Under" su séptima victoria del año y la trigésimo primera de su carrera, con lo que superó al segundo clasificado de la lista histórica de éxitos, el finlandés Marcus Grönholm, que sumó 30 triunfos.

Sólo su compatriota Sébastian Loeb, nueve veces campeón mundial, queda ahora por encima de Ogier, aunque con una cifra de victorias que parece casi inalcanzable: 78.

"Es una temporada fantástica, la mejor que he tenido hasta ahora", dijo el nuevo rey de la disciplina, que apenas tuvo tiempo de festejar su triunfo en Australia, ya que tuvo rápidamente que subirse a un avión para poder estar mañana en la feria del automóvil de Fráncfort como invitado estrella de su empleador, Volkswagen (VW).

Tras 17 tramos cronometrados, el francés se impuso a bordo de su VW Polo R WRC con 12,3 segundos de ventaja sobre el finlandés Jari-Matti Latvala, compañero de equipo. La marca alemana se aseguró así también la victoria en la clasificación de constructores.

"Un resultados de ensueño", celebró el director deportivo de VW, Jost Capito. "No se puede estar más orgulloso del equipo de lo que lo estoy hoy", agregó.

El dominio del fabricante alemán es notable. Desde su llegada al Mundial, el equipo ha ganado 31 de los 36 rallies que ha disputado. La colaboración con Ogier ha sido además muy fructífera. El francés llegó a VW en 2012 procedente del máximo rival, Citroen, en cuyo seno había librado un duro duelo con el legendario Loeb.

Ogier, que estudia para mecánico, procede de un entorno humilde y descubrió pronto su amor por la velocidad. De niño, miraba la Fórmula 1 en Montecarlo, donde más tarde hizo de comisario de carrera.

También probó sus límites como profesor de esquí, antes de ganar en 2005 una prueba juvenil de rally de la Federación Francesa de Deportes de Motor.

Ogier encontró en Julien Ingrassia a su copiloto perfecto. Y todo indica que su triunfo de hoy no será el último, a juzgar por la fortaleza mostrada por el fabricante de Wolfsburgo.

"Probablemente pasará un tiempo hasta que comprendamos lo que logramos en los últimos tres años junto a nuestro fantástico equipo", dijo el piloto de 31 años.

Ogier, casado con la presentadora de televisión alemana Andrea Kaiser, podría incluso atacar el récord del icónico Loeb, que tenía 38 años cuando logró en 2012 el último de sus títulos.


Opiniones (0)
16 de diciembre de 2017 | 00:13
1
ERROR
16 de diciembre de 2017 | 00:13
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho