Deportes

Béisbol: Cuba y Estados Unidos en béisbol

En la última participación olímpica de este deporte, el combinado cubano defenderá su medalla de oro ante su clásico rival. Japón aparece como el tercer favorito.

Después de ocho años de ausencia de la competición olímpica del béisbol, el equipo de Estados Unidos llega a los Juegos de Pekín para protagonizar el tradicional duelo con Cuba, que defiende el título de campeón.

El enfrentamiento entre los eternos rivales dentro de un deporte que se considera pasatiempo nacional para ambos países tiene especial significación en la cita de Pekín, al ser la última vez que haya competición olímpica, porque ha sido eliminada en los próximos Juegos de Londres 2012.

Los problemas del dopaje dentro del béisbol profesional de las Grandes Ligas y la imposibilidad de que las estrellas de la competición más importante del mundo puedan asistir con Estados Unidos a los Juegos Olímpicos fueron algunas de las causas que provocaron la decisión de retirar el deporte.

Aunque existe la posibilidad de que en un futuro pueda volver el béisbol como deporte olímpico, la lucha por la medalla de oro en Pekín tiene doble aliciente para los Estados Unidos y Cuba, que son sin discusión los grandes favoritos.

También aspiran a puestos de honor los equipos de Japón, actual campeón del Clásico Mundial de Béisbol, Corea del Sur y Canadá, que junto con China, Taiwán y Holanda, completan la lista de los ocho que configuran la competición.

Desde que el béisbol se hizo competición olímpica en Barcelona 92, Cuba ha sido el gran triunfador con medallas de oro en todos los Juegos de Verano menos en los de Sydney, donde el equipo de Estados Unidos, dirigido por el legendario piloto, miembro del Salón de la Fama, Tommy Lasorda, consiguieron la de oro.

No hubo posibilidad de revancha en los Juegos de Atenas 2004, porque Estados Unidos sufrió la gran humillación de no poder clasificar y Cuba se llevó de nuevo los honores del oro.

Esta vez Estados Unidos llega con un buen equipo de jóvenes prospectos de las Grandes Ligas, que tienen ya asegurados puestos en los primeros equipos y además están dirigidos por Davey Johnson, uno de los pilotos con más experiencia y ganador de título de Serie Mundial con los Mets de Nueva York.

"Tenemos que demostrar que la ausencia de Atenas 2004 no fue más que un accidente que no tuvo nada que ver con el potencial del béisbol en nuestro país", destacó Johnson. "Es normal que el equipo a batir sea el de Cuba, pero hay otros rivales que pueden hacernos mucho daño".

Johnson destacó que todos los participantes también están comprometidos en hacer posible que el deporte del béisbol obtenga una proyección más global de la que tiene actualmente.

"Estoy convencido que si hacemos un gran papel en los Juegos de Pekín, nuestro deporte habrá dado un paso más en ese darse a conocer al resto del mundo de manera positiva", comentó Johnson.

Sobre el potencial del equipo, dijo que estaba muy equilibrado, que había un gran talento y que estaban listos para luchar desde el primer día por la medalla de oro.

Sin embargo, Estados Unidos es consciente de que para lograr su objetivo antes tendrá que superar a Cuba, un equipo que aunque llega renovado, mantiene el potencial de ser el campeón defensor.

A pesar de que no ha tenido los mejores resultados en la fase de preparación, el manejador del equipo cubano, Antonio Pacheco, no tiene ninguna duda de que Cuba será el equipo a batir cuando de comienzo la competición miércoles, a doble jornada en el centro deportivo de Wukesong, en el oeste de Pekín.

"Cuba saldrá victorioso en el béisbol. Venimos a defender el título y haremos todo por retenerlo. Hemos hecho una buena preparación y por eso somos optimistas", destacó Pacheco.

Al valorar los últimos resultados de los partidos de preparación, derrota de 15-3 ante Corea del Sur, Pacheco dijo que no era para preocuparse como lo hacen la prensa cubana y los propios fanáticos de la mayor de las Antillas.

"Fue un día de esos en el que las cosas salen mal, el pitcheo no se comportó como esperábamos y los relevos fallaron", aseguró. "No podemos cambiar el ritmo de juego, tenemos que mantenerlo, ese es el mensaje que nos dejó (la derrota), pero no tenemos ninguna preocupación".

En Seúl, la última estación de entrenamiento del equipo cubano, los peloteros dirigidos por Pacheco disputaron seis partidos con balance de cinco triunfos y una derrota.

Apodado el "Capitán de capitanes", por sus 15 años con esa responsabilidad en el equipo Cuba -de 1986 a 2001-, Pacheco confirmó la incorporación al plantilla de los lanzadores Miguel Lahera y Elier Sánchez en sustitución de Yunieski Maya y Yulieski González.

"Esto responde a las características de este torneo olímpico, corto y con juegos diarios", puntualizó Pacheco sobre los cambios en la rotación de pitcheo. "Hemos logrado una gran novena y estoy convencido que triunfaremos"

Al igual que Johnson, Pacheco y los peloteros cubanos son conscientes que si dan una gran imagen en los Juegos de Pekín, los directivos del Comité Olímpico Internacional (COI) podrán reconsiderar de nuevo la vuelta del deporte a la competición oficial.

Cuba inicia su defensa de la medalla de oro con el debut ante el potente equipo de Japón y con el lema de que en el deporte del béisbol no hay decisión final hasta que no se de el último "out" del partido
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
2 de Diciembre de 2016|23:34
1
ERROR
2 de Diciembre de 2016|23:34
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016