Ahora el PJ pide un acuerdo rápido entre Pérez y Cornejo

Legisladores e intendentes quieren que el conflicto se resuelva este mes para minimizar su efecto electoral y normalizar la coparticipación municipal. Confían en que el Banco Nación aceptará financiar con un crédito millonario la crisis en la que cayó la gestión justicialista.

La oscilante transición entre Francisco Pérez y Alfredo Cornejo dio otro giro: ahora el oficialismo provincial, que había sido la traba principal en al anterior intento, respalda el acuerdo y se allanaría a la negociación que protagonizan el gobernador saliente y el entrante.

Que haya aflojado el frente interno en el PJ es una buena señal para que Pérez y Cornejo puedan encontrar una salida a la profunda crisis financiera de la provincia, más allá de que esa solución siga en suspenso.

Ocurre que, en julio, fue el peronismo el que decretó la suspensión de las negociaciones. Le pasó por arriba al gobernador y escupió todo su resentimiento contra el gobernador electo y sus restricciones al endeudamiento durante la gestión de Pérez.

Con el tiempo, la realidad pudo más que esa decisión de confrontar, que, en vísperas de las PASO nacionales de agosto, en buena medida se asentaba en cálculos de conveniencia electoral.

Hoy la Provincia paga los sueldos sólo gracias a la ayuda del Banco Nación y la deuda crece a diario, amenazando a sectores críticos de la administración, como es el funcionamiento de los hospitales.

El oficialismo finalmente ha tomado nota de la situación y da señales de aval para un presunto acuerdo que, de todos modos, depende de un actor ajeno a los protagonistas provinciales: el Banco Nación.

Como adelantó este diario, en lo que queda de la semana se sabrá si el agente financiero de la provincia acepta dar un crédito millonario e histórico a su cliente local para garantizar el pago de salarios y el funcionamiento de los servicios básicos en los duros próximos meses, que estarán marcados por la ida de Pérez.

Sorpresivamente, es ese PJ reticente y reaccionario el que ahora pronostica un éxito de la gestión conjunta que harán el gobernador saliente y el electo. Con sinceridad, en el partido que controla el Gobierno señalan que el Banco Nación no tiene demasiada salida. Para poder cobrar la deuda millonaria que ya tiene el Estado provincial, tiene que garantizarse una extensión del vínculo actual. Y esa prórroga depende de que la entidad acepte aportarle a Mendoza un financiamiento cercano a los 6.000 millones de pesos.

Es poco entendible que el PJ haya demorado dos meses un permiso político que al final iba a tener que dar, de una u otra manera. Pero esa es la realidad.

Eso sí, hay algunas condiciones por parte de los justicialistas. La primera es que el acuerdo se selle este mes, antes del comienzo de la etapa más dura de la campaña electoral para las elecciones presidenciales de octubre. Este planteo en buena medida es respaldado por algunos intendentes, quienes tampoco quieren sufrir más demoras en la recepción de los fondos de la coparticipación municipal.

Otro planteo a Pérez es que la transición se solucione a través de una ley de financiamiento, en lugar de que ese endeudamiento esté ligado a la aprobación del estancado Presupuesto 2015. Ningún debate complejo quiere el peronismo antes de unas elecciones en las que conserva la esperanza de festejar por primera vez en el año.

El relajado encuentro entre Pérez y Cornejo en Godoy Cruz de ayer, en el que ambos reconocieron el avance hacia un acuerdo, demostró que la situación cambió. Eso sí, por razones ajenas al acercamiento, el electo tomó la decisión de no aceptar la invitación a la reunión con los gobernadores de la Ofephi a la que lo había invitado Pérez para hoy en Neuquén.

Hacia abajo, las voces importantes del PJ avalaron los avances propiciados por el jefe del partido. Algunos de ellos guardaron un silencio prudente, en parte porque en la Legislatura ni siquiera hay un borrador que formalice lo que se ha conversado.

Sólo un intérprete importante desafinó en la orquesta oficialista. Fue el presidente de la Cámara de Diputados, Jorge Tanús, que sufrió un brote en horas de la mañana, sencillamente por no haber estado al tanto de la negociación fina entre Cornejo y Pérez.

Tanús se quejó por haberse enterado por los diarios y mandó a Pérez un mensaje: "Que Pancho García y Félix González le consigan los votos en la Legislatura", bramó. Pero después se calmó.

El presidente provisional del Senado, Eduardo Bauzá, lo llevó durante la mañana a una reunión con el gobernador en la Casa de Gobierno. Otros interlocutores se ocuparon después de minimizar esa reacción tempranera, que quedaría apenas como una anécdota.

Opiniones (5)
20 de septiembre de 2017 | 16:02
6
ERROR
20 de septiembre de 2017 | 16:02
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. QUE TANTA URGENCIA DE PEREZ Y SU GENTE. Durante casi cuatro años, más cuatro de JAQUE han hecho lo que han querido y ahora tienen apuro. Y LO PEOR DE TODO, QUE LOS RADICALES LOS ATIENDEN. Yo dejaría que solucionem sólos el problema q
    5
  2. Primero que se dejen de dar nombramientos y ascensos indiscriminadamente ,
    4
  3. Perez lejos..........el peor gobernador de la historia de Mendoza
    3
  4. Que el árbol de lo urgente no tape el bosque de lo importante: un "acuerdo" del tipo que sea en modo alguno debe eximir de que se investiguen las responsabilidades de todo lo actuado por los funcionarios salientes y que actúe la Justicia. Que alguna vez vuelva a imperar el estado de derecho, por favor!
    2
  5. Pérez va a ser recordado como el gobernador más inepto, soberbio y pésimo administrador. Si bien debe haber transición y acuerdos entre saliente y entrante, creo que de una vez por todas el gobernador entrante debe promover las acciones legales pertinentes, para perseguir actos de administración fraudulentas. Lamentablemente esto nunca va a ocurrir, porque sean del color que sean, se tapan... por algo será no?
    1
En Imágenes
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
20 de Septiembre de 2017
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'