Deportes

Los niveles de polución de Beijing pueden limitar el rendimiento deportivo

El doctor Julio Ancochea, presidente de SEPAR,señaló que los altos niveles contaminación atmosférica limitan la capacidad de ejercicio en el curso de una competición.

El grupo de trabajo 'Deporte y Contaminación Ambiental Pekín 2008', formado por miembros de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) ha alertado de que los niveles de polución de Pekín pueden limitar la capacidad de ejercicio de los deportistas de élite en los Juegos Olímpicos que comienzan oficialmente mañana, por lo que recomendaron evaluar y acondicionar el lugar donde estarán acomodados los deportistas, para limitar la presencia de alérgenos y contaminantes.

Asimismo, recomendaron disponer de un espirómetro portátil y un medidor de óxido nítrico en la Villa Olímpica y llevar mascarillas de carbón activado como precaución para momentos de cierta peligrosidad ambiental.

En este Grupo de Trabajo han participado expertos de diferentes ámbitos y formación con el principal objetivo de establecer unas orientaciones dirigidas a los médicos que atenderán a los deportistas respecto a la patología respiratoria y a la exposición a la contaminación ambiental en Pekín con la finalidad de mejorar el rendimiento deportivo y preservar la salud de toda la expedición que se dirige a los Juegos Olímpicos.

El doctor Julio Ancochea, presidente de SEPAR, ha señalado que "estas medidas preventivas mejorarán la salud respiratoria y el rendimiento deportivo de todos los participantes, ya que en un ambiente con altos niveles contaminación atmosférica se disminuye y limita la capacidad de ejercicio en el curso de una competición. Recordó que "los niveles de contaminación en Pekín son elevados, por lo que estas recomendaciones parten de la preocupación sobre los efectos de esta contaminación sobre la salud y sobre la función pulmonar en los deportistas olímpicos".

Tal y como publicó el 'Internacional Herald Tribune' del 30 de julio, otros equipos olímpicos como el de Estados Unidos, llevarán mascarillas para proteger a los atletas de posibles problemas respiratorios debidos a la contaminación. En este mismo diario, el profesor Zhu Tong de la Universidad de Pekín, pronosticó condiciones meteorológicas desfavorables, especialmente falta de viento, que ayuden a mejorar los niveles de contaminación en la ciudad olímpica.

Terapias
Identificar a los sujetos susceptibles de padecer reactividad bronquial aumentada, establecer las medidas médicas apropiadas ante el menor síntoma de irritación e inflamación de las vías respiratorias, no dudar ante la posibilidad de ofrecer un tratamiento y llevar siempre un broncodilatador, así como, disponer de un espirómetro portátil son algunas de las recomendaciones.

La doctora Cristina Martínez, coordinadora del área de medioambiente y enfermedades respiratorias de SEPAR y miembro de este grupo de trabajo añade que "evaluar y acondicionar el lugar donde estarán acomodados los deportistas, para limitar la presencia de alérgenos y contaminantes, facilitar las condiciones administrativas necesarias en los deportistas para que puedan usar el tratamiento si lo precisan, y llevar mascarillas de carbón activado como precaución para momentos de cierta peligrosidad ambiental, son medidas que debe tener presente el equipo médico que acompaña a la expedición española en Pekín".

Por otra parte, destaca que "aunque no existe una evidencia científica que lo avale puede ser conveniente asegurar un apoyo nutricional antioxidante, bien mediante frutas, verduras y hortalizas, o con un complemento polivitamínico". Asimismo, comenta que "aunque ya se realiza por motivos de nutrición y recuperación, la hidratación debe estar siempre asegurada y mantenida".

Según la SEPAR, existen indicios razonables de que los niveles de contaminación en Pekín son elevados, aunque no se dispone de estos valores en la actualidad. La contaminación está determinada por los compuestos y derivados de la combustión del parque automovilístico, el uso del carbón como combustible, así como las refinerías y empresas metalúrgicas cercanas de la ciudad y, adicionalmente, el viento procedente del desierto que arrastra importantes cantidades de arena.

Estos factores implican la presencia de diversos contaminantes sólidos y gaseosos, como el ozono, el anhídrido sulfuroso, el dióxido de nitrógeno, el monóxido de carbono y diversos metales y aero alergenos. La Dra. Martínez señala que "el impacto de la contaminación en los individuos dependerá de su concentración, del nivel de ventilación realizada, del estado previo de la mucosa del individuo y de aspectos inherentes a la climatología, la temperatura y la humedad atmosférica".

Otra de las medidas preventivas que recoge el trabajo es que todos los deportistas con antecedentes de enfermedades respiratorias o alergias (asma, rinitis, conjuntivitis, urticaria, etc.), aunque no presenten síntomas de enfermedad activa actualmente, deberían solicitar la Autorización Terapéutica y ante el menor indicio de actividad inicien el tratamiento preventivo propio en cada caso.

El doctor Vicente Plaza, coordinador del área de asma de SEPAR, comenta que "el rendimiento deportivo se puede ver afectado por el contacto de la vía respiratoria con ciertos contaminantes ambientales, por el efecto directo de estos agentes sobre la mucosa, provocando inflamación, escozor, tos y exacerbación de procesos respiratorios en individuos sensibles, o bien por la acción de estos componentes sobre el intercambio gaseoso".

Los más afectados
Los deportes que pueden resultar más afectados por la contaminación son aquellos que precisan entrenar o competir en el exterior, como el atletismo, triatlón, ciclismo, hockey hierba, hípica, remo, piragüismo, tiro y tiro con arco. Por otra parte, los deportes de interior, si bien no debe influirles durante los entrenamientos específicos y la competición, ya que resulta más sencillo controlar la calidad de la atmósfera respirable, sí deberá considerarse si realizan alguna actividad exterior que requiera un esfuerzo físico.

Estas recomendaciones también recogen los tratamientos y ayudas exógenas más efectivas en la prevención de posibles patologías respiratorias. Los corticoides tienen efecto sobre el proceso inflamatorio agudo y crónico, por eso son indirectamente protectores de situaciones de crisis, a diferencia de los betagonistas que son los preventivos de crisis por excelencia y el tratamiento sintomático de rescate. Otros tratamientos como las cromonas, son muy recomendables para las personas con reactividad bronquial, y los antileucotrienos son apropiados para los individuos que padecen asma o rinitis que ya los tomaban con anterioridad.

El doctor Plaza recuerda que "el deportista es más susceptible de padecer infecciones en las vías respiratorias altas y en un ambiente de calor y humedad, con la presencia añadida de irritantes respiratorios, es muy habitual que sufran infecciones respiratorias agudas, por este motivo se ha puesto en marcha un proyecto europeo que pretende identificar a un deportista que padece una enfermedad respiratoria con el objetivo de detectar la patología y aplicar los mecanismos de prevención apropiados".
Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|04:45
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|04:45
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic