Deportes

El "dream team" mira a España y Argentina para recuperar el oro

Estados Unidos no quiere más sorpresas desagradables y llevó a Beijing lo mejor de la NBA. Es el gran favorito, por encima de españoles y argentinos.

Desde Sydney 2000 el equipo de Estados Unidos de básquet, conocido como "dream team" (equipo de los sueños) por su nómina de estrellas NBA, no gana la medalla de oro en un gran evento. En Beijing quiere acabar con esa tendencia y ya sabe cómo: imitando el juego de equipo de Argentina y España, sus dos grandes rivales.

Estados Unidos quiere recuperar su aura, que la denominación de "dream team" sea merecida, tanto como aquella generación de estrellas que se ganó esa etiqueta en Barcelona 1992. Con el tiempo, la talla de los nombres decayó un poco, pero a partir del Mundial de Indianapolis 2002 se destruyó completamente.

Las estrellas NBA se apagaron. Yugoslavia fue campeona del mundo en 2002. En Atenas 2004 se impuso Argentina, que defenderá el oro en Pekín. En el Mundial de 2006 reinó España. Y ahora, Estados Unidos quiere recuperar la iniciativa.

Parece que han diagnosticado el por qué del fracaso. Los equipos europeos, a los que se suman Argentina y en menor medida Brasil, lograron conformar planteles de gran nivel, con varias estrellas NBA. A eso sumaron espíritu de equipo y mayor dominio de las normas FIBA (Federación Internacional de Baloncesto), algo diferentes a las de la NBA.

"Los españoles llevan enmarcados en un sistema en el que juegan desde que tenían 18 años. Se conocen los unos a los otros. Se convirtieron en un oponente muy difícil, más o menos como Argentina", dijo hoy el entrenador de la selección de baloncesto de Estados Unidos, Mike Krzyzewski.

"Es un juego mundial, no el juego de Estados Unidos. Es algo que entendemos. Más del 30 por ciento de los jugadores de la NBA son ahora extranjeros. Durante los últimos tres años hemos intentado aprender el juego internacional porque es diferente. Hermoso, pero diferente", agregó.

El entrenador esbozó una autocrítica, que espera que dé frutos inmediatamente: "Creo que en el pasado pretendimos que la gente se ajustara a nosotros y eso no va a suceder. Nosotros necesitamos ajustarnos al modo en que se juega".

Para ello, el disciplinado Krzyzewski evitará que los egos se impongan al equipo. Y se hará acompañar de Mike D'Antony, ex técnico de Phoenix Suns y nuevo de los New York Knicks, y que aportará su vasta experiencia en Italia, donde jugó y entrenó.

Pero las estrellas estarán en la cancha y por nombre poco tienen que envidiar al "dream team" original: Carmelo Anthony (Denver Nuggets), Carlos Boozer (Utah Jazz), Chris Bosh (Toronto Raptors), Kobe Bryant (Los Angeles Lakers), Dwight Howard (Orlando Magic), LeBron James (Cleveland Cavaliers), Jason Kidd, Chris Paul (New Orleans Hornets), Tayshaun Prince (Detroit Pistons), Michael Redd (Milwaukee Bucks), Dwyane Wade (Miami Heat) y Deron Williams (Utah Jazz). Difícil de mejorar. La primera prueba será el domingo con la China de Yao Ming (Houston Rockets).

Argentina opone también estrellas NBA de la talla de Manu Ginóbili y Frabricio Oberto (ambos de San Antonio Spurs), Luis Scola (Houston Rockets), y Andrés Nocioni (Chicago Bulls) y un bloque sólido que se conoce muy bien.

"Estados Unidos y España son los máximos favoritos para Beijing", dijo Ginóbili.

"Ahora mismo, España es mejor que nosotros. Allí (en España) nos ganó dos partidos (amistosos) bien, tienen más confianza, les entran los tiros... pero hay selecciones como Lituania, Rusia, Grecia o nosotros mismos que a un partido podemos ganar a cualquiera", añadió la estrella de los Spurs.

Argentina debuta el domingo en el Grupo A contra Lituania, otra de las favoritas. Rusia, campeona de Europa, será otro de los grandes rivales. Australia, Irán y Croacia completan la llave.

España parece en mejor posición para presentar batalla a Estados Unidos. La talentosa generación de jugadores que logró el oro en el Mundial de Japón en 2006 y la plata en el Europeo del año pasado no se ha inmutado por el repentino cambio de técnico. Ya no está Pepu Hernández, pero Aíto García Reneses aportó aún más tensión defensiva.

Confió en la joven promesa de 17 años Ricky Rubio, que se suma a los hermanos Pau (Los Angeles Lakers) y Marc Gasol (Memphis Grizzlies) y José Manuel Calderón (ambos de Toronto Raptors).

"Estados Unidos es un equipazo, pero habrá que ver si congenian, si tienen química. El equipo merece una medalla olímpica", dijo Pau Gasol, que liderará a la que dicen que es la mejor selección de baloncesto de la historia del país.

España debutará el domingo ante la también candidata Grecia y compartirá el Grupo B además con la Alemania de Dirk Nowitzki (Dallas Mavericks), China, Estados Unidos y Angola.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
4 de Diciembre de 2016|19:53
1
ERROR
4 de Diciembre de 2016|19:53
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016