El Gobierno reconoció una parte de la millonaria deuda de hospitales

El Ministerio de Hacienda liberó al sistema hospitalario “reservas presupuestarias” por 120 millones de pesos y Pérez firmó un decreto de refuerzo por 40 millones para los cuatro más comprometidos: Central, Notti, Schestakow y Perrupato. En ningún caso se trata de dinero, sino de autorizaciones para blanquear deudas y para poder imputar compras. A fin de año, la deuda global superaría los 300 millones.

El gobierno de Francisco Pérez acaba de reconocer una deuda en los hospitales mendocinos de 120 millones de pesos, aunque los funcionarios saben que el agujero es mucho mayor y que podría triplicar esa cifra cerca de fin de año.

Según precisó anoche una fuente del Ministerio de Salud, durante este miércoles el Ministerio de Hacienda terminó de liberar al sistema hospitalario “reservas presupuestarias” por 120 millones de pesos. Este es un acto administrativo que concede crédito a los directores y administradores de los hospitales (normalmente Hacienda restringe o acota el ritmo mensual de las autorizaciones) para que puedan imputar gastos realizados.

En otras palabras, la medida permitió blanquear deudas que los hospitales ya tenían por ese monto, aunque los fondos para pagarlas todavía no estén.

Por otra parte, la misma fuente indicó que Pérez firmó hace dos días un decreto de “refuerzo presupuestario” de 40 millones de pesos para los cuatro hospitales que mayores urgencias tienen. Se trata del Central, el Notti, el Schestakow de San Rafael y el Perrupato de San Martín

Nuevamente, el refuerzo es una autorización administrativa que permite, en este caso a los hospitales, por lo menos imputar gastos, aunque el dinero no haya aparecido aún. "Hay hospitales como el Notti a los que se ha enviado dinero y se irá pagando, pero no venimos sobrados", reconoció al respecto un funcionario de Salud.

En este caso, el pedido de los directores de los hospitales es mayor. Ellos quieren que el gobernador firme un refuerzo presupuestario no de 40 sino de 170 millones de pesos en total. Sin embargo, la decisión oficial es dosificar esas autorizaciones, que tarde o temprano terminarán engrosando la columna de las deudas.

Pero la profunda dimensión de la crisis que reconocen en el Ministerio de Salud indica que ese refuerzo hará falta dentro de muy poco, ya que aún con esa autorización de 170 millones, los hospitales sólo se asegurarán el funcionamiento administrativo por los próximos dos meses.

Así y todo, en la cartera sanitaria se indicó que estas medidas meramente administrativas (la plata, admiten todos, no está, o se gotea a los hospitales diariamente muy por debajo de las necesidades reales de gasto) aportaron un “principio de solución” para los hospitales, cuyos directores y administradores salieron en los últimos días a blanquear sin tapujos la situación dramática en que se encuentran.

Con las autoridades del Notti a la cabeza, los siete hospitales más grandes de la provincia buscaron el resguardo o la mediación del fiscal de Estado y los legisladores, además de mantener reuniones con funcionarios.

Los médicos se encuentran en una encrucijada muy difícil. Dejar de cometer desmanejos financieros en los hospitales para contar con insumos y servicios los puede comprometer a futuro como funcionarios con el Tribunal de Cuentas, pero si no se arriesgan, puede ocurrir algo peor que los afecta como profesionales: si los hospitales no funcionan, la gente se muere.

Como parte de estas gestiones, en los últimos días se hizo pública una carta de las autoridades del Notti a la Fiscalía de Estado. La solicitud de mediación de la Fiscalía para enfrentar “la grave y crítica situación presupuestaria y financiera” del hospital pediátrico de referencia en la provincia reveló que sólo este nosocomio acumulará este año un déficit presupuestario de 78 millones de pesos.

En la carta, las autoridades del Notti llegaron al extremo de reconocer que, ante la falta de crédito presupuestario, han realizado “procesos de contratación” por el ridículo precio de 1 peso, cuando lo que adquirían obviamente costaba muchísimo más. Pero no quedaba otra: “Sin ello se tendría que haber restringido la prestación asistencial de la población”, dijeron en el escrito.

Los directivos hospitalarios han contado con un respaldo informal del fiscal de Estado Fernando Simón para la mediación, además de la promesa de que serán defendidos en ese ámbito si tienen que rendir cuentas ante al Tribunal de Cuentas en el futuro por los desmanejos financieros actuales. Sin embargo, la Fiscalía de Estado no está dispuesta a avalar formalmente estos procedimientos irregulares.

En la Legislatura, en tanto, se analizan declaraciones de emergencia sanitaria y se realizan convocatorias a funcionarios del área, entre otras medidas para tratar de resolver lo que a esta altura es el reflejo más dramático de la crisis financiera del Gobierno.

Opiniones (1)
20 de noviembre de 2017 | 15:28
2
ERROR
20 de noviembre de 2017 | 15:28
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. NO PUEDE SER QUE HAYA DEUDA, si estábamos en la "dekada ganada" ! ! !
    1
En Imágenes
Grammy Latinos 2017
18 de Noviembre de 2017
Grammy Latinos 2017
Lluvias torrenciales en Grecia
16 de Noviembre de 2017
Lluvias torrenciales en Grecia