Escándalo millonario en la Justicia

Un fiscal demandó por 3,2 millones de pesos a una ART, pero el titular de la Superintendencia de Riesgos de Trabajo, Juan González Gaviola, lo acusa de alterar los certificados de discapacidad.

Lo que parecía ser un juicio laboral entre privados se ha convertido en un verdadero culebrón dentro de la Justicia provincial. Un fiscal de San Martín denunció por $3,2 millones a Prevención ART  (del grupo Sancor Seguros) por un accidente de tránsito sufrido en horario laboral. Sin embargo, para el titular de la Superintendencia de Riesgos de Trabajo, Juan González Gaviola, los certificados que presentó el letrado para comprobar las lesiones están adulterados, por lo que lo denunció ante la Fiscalía de Delitos Complejos.

La novela comenzó en el año 2013, cuando el fiscal Mariano Carabajal Molina terminó de participar en un debate judicial y se disponía a trasladarse a otro que se llevaría a cabo en un edificio distinto. Sin embargo, al circular por la calle Sarmiento de San Martín, fue colisionado en la parte trasera de su vehículo por un Ranault Scenic.

Prevencion ART

Como consecuencia del impacto, el letrado sufrió un latigazo cervical y tuvo secuelas en varias vértebras. A raíz de ello, inició una demanda contra la empresa Prevención ART, aduciendo una discapacidad del 80% por las lesiones sufridas, basado en los estudios realizados por un médico legalista, un traumatólogo y el neurólogo solicitado por la ART.

El juicio continuó y debieron intervenir otros peritos médicos, que dieron opiniones diversas sobre el grado de las heridas y las secuelas que dejaron en el fiscal. Entre ellos se encontraban el neurólogo José Figueroa, el traumatólogo Américo Tamborini y el perito médico laboral sorteado, Vicente Alfredo Meli (que todavía no se expide).

Mientras la medida judicial seguía su cauce, el titular de la Superintendencia de Riesgos de Trabajo, Juan González Gaviola, interpuso una demanda ante la Fiscalía de Delitos Complejos aduciendo que Carabajal Molina arregló los certificados médicos que utilizó para iniciar la demanda contra la ART.

La denuncia de González Gaviola recayó sobre el fiscal de turno, Santiago Garay, quien se excusó de tomar parte en la la causa, entendiendo que lo une una relación de amistad con Carabajal. Debido a ello, el caso quedó en manos de la fiscal Claudia Ríos, quien por estos días se encuentra reuniendo pruebas para corroborar si, efectivamente, se alteraron certificados.

Si bien Carabajal Molina se encuentra trabajando, aclaró que no lo hace con normalidad, sino que debe adaptarse a los impedimentos físicos que lo afectan. En este sentido, recordó que en 2014 tuvo que dejar el juicio por la muerte de José Luis Bolognezi, debido a que se sometió a una intervención quirúrgica en la médula espinal. En la operación, que se llevó a cabo en la Sociedad Española de Socorros Mutuos, se le colocó una prótesis llamada "cage", para evitar el contacto de la vértebra con la médula. “No era una operación sencilla y corría riesgo de quedar parapléjico”, advirtió el fiscal de San Martín, y agregó que no comprende el motivo de la presentación realizada por González Gaviola.

"El monto de la demanda se determina por una tabla que contempla distintos grados de incapacidad. Antes de la operación mis peritos me daban el 80%, mientras que ahora los determinados por la Justicia hablan de un 60% de discapacidad. Nunca hubo una estafa procesal, como argumenta González Gaviola", agregó.

Un fiscal polémico


Carabajal Molina (antiguo yerno del ex camarista Otilio Roque Romano), es un investigador que ha llevado adelante casos candentes en la provincia de Mendoza, como lo es el del homicidio de José Luis Bolognezi en General San Martín. Por otro lado, hace pocos días volvió a aparecer en los periódicos por dejar en libertad a un hombre que luego abusó de un niño en una escuela de Junín.

Carabajal Molina

Carabajal Molina estuvo en el ojo tormenta hace pocas semanas luego de que un celador abusara de un niño en una escuela del departamento del este provincial. Se trataba de un joven que había sido condenado por atropellar y matar a una mujer embarazada, pero quedó en libertad luego de que Carabajal le cambiara la carátula a la causa, que pasó de considerarse homicidio simple con dolo eventual para convertirse en homicidio culposo.  

Pese a que solo tiene 40 años, cuenta con una extensa trayectoria en el mundillo judicial. Tanto es así, que en el 2009 su nombre se barajó como reemplazo para el ex fiscal de Delitos Complejos Luis Correa Llano. Por entonces, Carabajal se desempeñaba en la Fiscalía de Guaymallén y contaba con el apoyo del fiscal especial Daniel Carniello, quien lo impulsaba para ocupar el cargo.

Sin embargo, eso finalmente no ocurrió y Carabajal Molina fue designado como fiscal de la Segunda Cámara del Crimen de San Martín, donde llevó adelante casos de importante trascendencia pública.

Opiniones (7)
20 de agosto de 2017 | 00:39
8
ERROR
20 de agosto de 2017 | 00:39
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. El caso Bolognesi si mal no recuerdo fue el que prescribio estando en manos de la Suprema Corte. Tampoco entiendo porque esta interviniendo Garay si por ser el denunciado de la corpo judicial deberia ir a conjueces ¿Qué pasa que los judiciales no se someten a conjueces como se sancionó hace mucho?.
    7
  2. Seguramente que debe ser excelente persona, saco a un tipo de la carcel cambiando de caratula un caso cuando debía ir preso, porque estaba hasta las manos. Encima salió y violó a un niño. La verdad que debe ser excelente honesto, un ejemplo de persona con una ética y moral envidiable. La verdad que necesitamos menos gente como esta y como algunos que piensan lo mismo. Algunos comentarios dan asco.
    6
  3. TRES COMA DOS MILLONES por un latigazo? Jajaja qué maestro este flaco, qué fue lo que lo chocó??? O será el "hombre de cristal"? Qué ejemplo de honestidad...
    5
  4. Sin hablar particularmente de este caso, los abogados son maestros alquímicos en sacar dinero de las piedras, o de los bolsillos ajenos más bien. La industria del juicio es una desgracia para los que trabajan honradamente. Si es cierto que lo de la incapacidad es una truchada, debería ir lisa y llanamente preso.
    4
  5. El Dr. Mariano Carabajal es un excelente fiscal, con una formación profesional como pocos tienen en nuestra provincia y que ha demostrado con trabajo su hombría de bien, honestidad y humildad. Y como toda persona que sufrió un accidente que produjo incapacidad, le asiste el derecho de reclamar la correspondiente indemnización.
    3
  6. Los juicios laborales se prestan para una industria mafiosa que involucra abogados, jueces y peritos médicos, sobre todo en San Martín.
    2
  7. Conozco al Fiscal Mariano Carabajal y sé que es un funcionario honesto e íntegro, al igual que el resto de su familia. Sin duda, la confusión se disipará y su nombre quedará a salvo.
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial