Hoy se reanudará el juicio a Bussi y crece la expectativa en Tucumán

Un perito de la Corte ratificó que está en condiciones físicas de presentarse a la audiencia. El martes el militar debió ser retirado en camilla por una supuesta descompensación.

"Actualmente (Antonio Bussi) se encuentra compensado y está en condiciones clínicas de participar de la audiencia de debate oral y pública del día de mañana", aseveró José María David, del Cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema.

El cardiólogo precisó que, si bien es cierto que el martes el militar retirado presentó un dolor precordial, por lo que fue internado (en una clínica privada), los estudios que se le efectuaron "descartaron la presencia de un evento coronario agudo en curso".

Asimismo, teniendo en cuenta que a la inconclusa audiencia del martes Bussi asistió con una bigotera conectada a un tubo de oxígeno, David aclaró que, "de las nuevas evaluaciones oximétricas, no surge la necesidad de requerimiento de oxigenoterapia permanente".

Como consecuencia, a partir del informe del forense, la primera audiencia se reanudará esta mañana, a las 9.30, luego de que el martes el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Tucumán se vio obligado a disponer de un cuarto intermedio -hasta mañana- por las dolencias que invocaba el ex gobernador (1995-1999).

Por solicitud del Tribunal Oral, David llegó ayer a Tucumán procedente de Buenos Aires en el primer vuelo e inmediatamente se trasladó al centro privado, ubicado en el centro de la capital, en el que se encontraba internado Bussi desde el martes.

Luego de que el médico examinó a Bussi (82 años) y comprobó que se encontraba estable -pese a las afecciones cardíacas crónicas que padece- le dieron el alta al militar retirado, que fue trasladado al domicilio particular en el que cumple detención domiciliaria y que está ubicado en la zona de Yerba Buena, a 8 kilómetros de la capital.

En la audiencia de esta mañana, la secretaría del tribunal terminará de leer la acusación que pesa contra Bussi y contra Luciano Benjamín Menéndez por la desaparición del ex senador provincial justicialista Guillermo Vargas Aignasse, en 1976.

Por el auto de elevación a juicio dispuesto el 27 de diciembre de 2007 por el juez federal subrogante Daniel Bejas a partir del requerimiento del fiscal Emilio Ferrer, se les imputó los delitos de violación de domicilio y violación ilegítima de la libertad agravada.

Tambien se incluyen entre los delitos la aplicación de tormentos reiterados, homicidio calificado y asociación ilícita, en concurso real con el delito de genocidio, previsto por el Derecho Internacional.

Menéndez, que está alojado en los ex Arsenales Miguel de Azcuénaga, tiene una larga vinculación con Tucumán, porque entre 1970 y 1973 ejerció importantes cargos en la V Brigada de Infantería, entonces con asiento en Tucumán, y entre 1975 y 1979 encabezó el III Cuerpo de Ejército, del que dependía la unidad local, a la que solía visitar con frecuencia durante la dictadura.

Bussi encabezó la V Brigada de Infantería entre diciembre de 1975 y 1977, período durante el que desapareció Vargas Aignasse, y a partir del golpe de Estado ejerció la intervención militar de la provincia, período durante el cual desaparecieron o fueron asesinadas centenares de personas.

Tras el retrono de la democracia, Bussi fundó Fuerza Republicana, partido por el que fue elegido gobernador (1995-1999) e intendente de la capital tucumana -entre otros cargos- en junio de 2003, pero no pudo asumir, porque 15 días antes de la fecha prevista fue detenido por la causa "Vargas Aignasse", por la que ahora debe ser juzgado.

 
Opiniones (0)
22 de agosto de 2017 | 13:47
1
ERROR
22 de agosto de 2017 | 13:47
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes