En el Congreso, el FpV negó fraude en Tucumán

La oposición propuso un proyecto de repudio a la falta de transparencia en los comicios tucumanos y a la represión policial del lunes último, pero el oficialismo lo frenó. No hubo acuerdo tampoco en lo referido al crimen del militante radical en Jujuy.

  El Congreso se convirtió esta tarde en un nuevo escenario para la polémica por las elecciones en Tucumán y la muerte de un militante radical en Jujuy, a partir de una serie de planteos presentados por la oposición en las dos cámaras parlamentarias.

Tanto la Cámara de Diputados como el Senado sesionaron este miércoles y en ambos recintos la oposición presentó proyectos para repudiar la represión de la protesta post electoral en Tucumán y el episodio de violencia en Jujuy, pero en ningún caso prosperaron. 

En las dos cámaras la actitud del Frente para la Victoria fue la misma: pidió que fueran redactados nuevamente para lograr un consenso y así poder aprobarlos, pero la oposición insistió en la redacción original y el tema quedó trunco. 

En Diputados, la discusión la abrió el jefe de la bancada radical, Mario Negri, quien pidió el tratamiento de un proyecto de "repudio a los hechos de violencia acaecidos en Jujuy y a la brutal represión en Tucumán y a la falta de transparencia y al fraude" en esta provincia. 

El diputado radical aseguró que "Tucumán fue el grotesco de un modelo feudal que en muchas provincias hace muchos años existe" y cruzó al kirchnerismo al señalar que "el Gobierno nacional eligió de socios a esos sistemas feudales". Negri se sumó así a las denuncias de su correligionario José Cano, quien perdió las elecciones en Tucumán y durante la sesión afirmó que el gobernador José Alperovich "se despide" tras 12 años en el poder "de la peor manera, que es reprimiendo". 

Tras las manifestaciones de los opositores, la presidenta de la bancada del Frente para la Victoria, Juliana Di Tullio, rechazó la represión de la Policía tucumana pero negó que haya habido fraude, en sintonía con la Junta Electoral Provincial (JEP), la máxima autoridad judicial de esos comicios. 

"Les hablamos desde un partido que ha sido víctima de proscripciones, fraude, muertes, desapariciones, torturas. Les hablamos desde ese lugar", afirmó la diputada del PJ. 

En relación al asesinato de Ariel Velásquez en Jujuy, Di Tullio, sumó su consternación y exigió a la Justicia que esclarezca el hecho "de manera clara y pronta". Sin embargo, al referirse a los proyectos de repudio que presentó la oposición, afirmó: "Si ustedes dejaran de lado las miserias humanas, personales, los convocamos a poder hacer en conjunto en esta Cámara un repudio por el accionar provincial contra parte del pueblo de Tucumán que fue a expresarse", 

En el Senado, oficialismo y oposición tampoco pudieron ponerse de acuerdo para tratar sobre tablas un proyecto de repudio a lo ocurrido en Tucumán, propuesto por la senadora radical por esa provincia, Silvia Elías de Pérez. La senadora subrayó que los manifestantes estaban "en forma pacífica pidiendo transparencia" cuando fueron víctimas de una "brutal represión" y agregó: "Lo peor es que todavía en la provincia se dice que no se sabe quien dio la orden. Pensar que la policía puede actuar de manera autónoma, me da pavor".

A su turno, el senador oficialista por Tucumán, Sergio Mansilla, quien colocó un cartel en su banca con los porcentajes de la diferencia que el oficialismo le sacó a la oposición en Tucumán, y señaló que espera "que abran todas la urnas" ya que, según garantizó, "no hubo fraude". 

"Que quede claro que nosotros estamos en contra de la violencia", señaló. En tanto, su coprovinciana Beatriz Rojkés de Alperovich, esposa del gobernador de Tucumán, fustigó duramente a aquellos opositores que, en su opinión, "organizan estas campañas de desprestigio" a fin de que "el mundo crea que este es un país inseguro". 

"El domingo en las elecciones se escuchó durante todo el día a los dirigentes de la oposición arengar fuertemente a los medios de la oposición hablando con mucha irresponsabilidad de fraude y sin presentar las pruebas ante la justicia", señaló. 

A la hora de argumentar el rechazo del FpV al proyecto, el jefe de bloque oficialista, Miguel Ángel Pichetto, explicó que "hay que hacer un documento más equilibrado" y que "si se ratifica" la declaración tal como está, equivaldría a "considerar que el resultado electoral fue tramposo y no lo fue". E

l rionegrino señaló además que los dirigentes políticos tienen "el deber de serenar a la gente, no hablar de fraude", y aseguró que "no aceptar el resultado electoral también es violencia". "Hay un grupo de poder que está intentando instalar un escenario frente a las elecciones de octubre", agregó.

Opiniones (1)
17 de octubre de 2017 | 21:39
2
ERROR
17 de octubre de 2017 | 21:39
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Capaz que tienen razón los "K". Que los militantes se diviertan quemando urnas y que también por diversión ataquen a los gendarmes que controlan el comicio y que otros muchachos entren al escrutinio definitivo con dos mil boletas de de partido, NO ES FRAUDE. Si no es fraude, como se llama ? ? ?
    1
En Imágenes
Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
17 de Octubre de 2017
"Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México
La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes
11 de Octubre de 2017
La última fecha de eliminatorias Rusia 2018 en imágenes