Más de 600 mil turistas viajaron por el país

Si bien el movimiento fue intenso, el gasto fue solo 0,5% superior al del mismo fin de semana largo del año pasado, según datos de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa.

¡Recibí nuestro Newsletter!
Enterate de promociones, sorteos y los mejores consejos para hacer tus viajes mucho más placenteros y económicos.

Unas 611 mil personas viajaron a destinos turísticos este fin de semana largo y gastaron unos 688 millones de pesos, por lo cual el consumo se incrementó apenas un 0,5 por ciento respecto de la misma fecha del año pasado.

El estancamiento en los niveles de demanda durante los tres días de descanso -por el feriado del 17 de agosto- estuvo marcado por tratarse del sexto fin de semana largo del año y el primero tras las vacaciones de invierno.

El freno en el nivel de gasto se hizo notar en el sexto fin de semana largo del año.

Las familias que se habían ido de vacaciones a destinos turísticos durante el receso escolar de julio, optaron por quedarse en casa para cuidar los gastos, presionados además por los regalos del Día del Niño.

Según un informe de la Confederación de Argentina de la Mediana Empresa (Came), también impactaron las inundaciones y el mal clima con días de intensas lluvias en la provincia de Buenos Aires, lo que hizo que el flujo turístico fuera menor al del año pasado.

"Con el clima inestable y muchas zonas inundadas, el primer fin de semana largo después del receso invernal fue muy tranquilo: 611 mil turistas viajaron por la Argentina generando un movimiento económico de 688 millones de pesos", dijo Came.

La CAME detalló que  611 mil turistas viajaron por la Argentina generando un movimiento económico de 688 millones de pesos.

Si bien la actividad turística de agosto siempre es muy calma, particularmente este año se sumaron diversos factores que le restaron trascendencia: no fue sólo el clima sino que el fin de semana anterior fueron las elecciones y muchos electores aprovecharon a viajar a sus ciudades de origen a votar.

A su vez, este año fue notoria la cantidad de familias que para abaratar costos, en vez de salir de vacaciones en julio lo hicieron durante los primeros diez días de agosto, señaló la entidad empresarial.

No obstante, muchas familias decidieron viajar a destinos cercanos este fin de semana, prevaleciendo las visitas a familiares y amigos, lo que se notó en la baja demanda de alojamiento.

Así, el gasto promedio diario del fin de semana se ubicó en 450 pesos por turista, y la estadía media, en 2,5 días.

Según el relevamiento de ventas realizado por CAME en 40 ciudades del país, los comercios y prestadores de servicios vinculados al turismo de las ciudades receptivas tuvieron mejores resultados de lo esperado frente a los bajos flujos turísticos, logrando niveles de ventas (medidas en cantidades) 0,5% superiores al año pasado.

Incidió en eso que el Festejo del Día del Niño coincidió con el feriado y fue un impulso adicional especialmente en la venta de servicios, ya que las familias combinaron el turismo con jornadas recreativas para festejar el día durante el domingo.

En lo que va de 2015, ya hubo 6 fines de semanas largos (Carnaval, Día de la Memoria y Justicia, Semana Santa, Día del Trabajador, Día de la Bandera y San Martín) donde viajaron 7,2 millones de turistas con pernocte, y generaron un movimiento económico directo de 11.123 millones de pesos en las economías regionales.