Salud: una ley del oficialismo que aún no se aplica

La Ley de Información al Paciente, presentada por el FpV, fue sancionada y publicada en el Boletín Oficial. Sin embargo, aún no se cumple.

Si acceder a un turno con un especialista era una misión imposible en el sistema público de salud, conocer la nómina de los profesionales disponibles, los días y horarios de atención es para muchos usuarios un trastorno más de la burocracia estatal. Lo más paradójico del caso es que eso no debería pasar porque existe una ley que ordena a todos los efectores de salud pública a exhibir el plantel de profesionales y cuándo trabajan en el lugar.

Se trata de la Ley provincial 8.656 sancionada el 8 de abril de 2014 y publicada en el Boletín Oficial a comienzos de junio de ese año. A partir de esa norma, los centros de salud están obligados a tener un libro de quejas y una lista en donde se informe todos los profesionales y las especialidades que se ofrecen a los pacientes.

La iniciativa que está en vigencia no implica costos relevantes, ni requiere un presupuesto para ser puesta en práctica, ya que sólo podría implementarse a partir de un exhibidor o una pizarra electrónica. Lo mismo ocurre con el libro de quejas.

Lo cierto es que si bien se ampliaron los derechos de acceso a la información para los usuarios, los centros asistenciales públicos no cuentan con estos dispositivos.

Claudio Díaz, diputado provincial por el peronismo y el autor de la norma, remarcó el espíritu de la misma y aseguró desconocer por qué el Ministerio de Salud aún no la implementó en los hospitales y en los centros de salud.

"Esta Ley estaba pensada para aquellas personas que no viven cerca de los hospitales y deben viajar desde muy temprano para atenderse con un médico. Ha pasado y pasa, que la gente no encuentra al profesional que quería consultar y tiene que volverse a su localidad, muchas veces sin haber sido atendido", señaló Díaz.

A través de esta organización y acceso a la cartilla de profesionales, con horarios y consultorios de atención, "evitaríamos que los pacientes deambularan por los hospitales tratando de averiguar con quién y adónde atenderse".

En tanto, desde la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados desconocen por qué "una idea tan buena" no se puso en práctica.

Así lo expresó el diputado Luis Francisco: "Toda propuesta que ayude a brindar mayor información al usuario es buena y saludable. Más aún este proyecto que no exige gastos".

Mayor control

La apertura de un libro de quejas y un exhibidor de información al paciente, son dos instrumentos que se pusieron en el debate, en el marco de una serie de reformas que quiso poner en práctica Matías Roby, ex ministro de Salud.

Durante su gestión había puesto en marcha las visitas sorpresivas en el horarios de apertura de los hospitales, lo que generó un enfrentamiento con los gremios de los profesionales y trabajadores de la salud. Tras su renuncia, esta y otras reformas quedaron inconclusas.

Este medio, trató de obtener la palabra del actual ministro Oscar Renna y de los referentes de la asociación de médicos, para conocer por qué no se aplica aún, pero no logró una respuesta.

Opiniones (1)
26 de septiembre de 2017 | 00:15
2
ERROR
26 de septiembre de 2017 | 00:15
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Es una ley EXCELENTE.MUY DIFICIL DE RESOLVER QUE SE CUMPLA.Toca muchos intereses personales,muchos horarios no cumplimentados.Exige orden sobre todas las cosas , un control del Personal que no interesa.y evita el amiguismo mal entendido.Mucho mas trabajo para el
    1
En Imágenes
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
20 de Septiembre de 2017
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'