Francella a solas con MDZ: todo sobre su protagónico en "El Clan" y dardos contra la TV

Guillermo Francella entrega una notable actuación en la nueva película de Pablo Trapero. Habló con MDZ sobre los detalles del rodaje y el presente de la televisión.

 Guillermo Francella se ha transformado en una de las figuras más convocantes y atractivas del cine nacional de los últimos años. Corazón de león, El misterio de la felicidad, ¡Atraco!, Los Marziano y El secreto de sus ojos, son algunos de los títulos en los que el actor ha logrado marcar una constante evolución, y explorar caminos muy diversos, alejándose del Francella que hemos conocido a lo largo de varias temporadas en productos televisivos.

En una charla a solas con MDZ Online en la suite del Hotel Sheraton, el actor habló con entusiasmo sobre los resultados de su trabajo en El Clan, la nueva película de Pablo Trapero que se estrenó ayer con notable repercusión de público en salas de todo el país.

 - En la charla que tuve con Pablo Trapero, me contó que vos estabas elegido para el rol de Arquímides Puccio desde antes de la escritura del guión. ¿Cuál fue tu primera impresión al recibir esta propuesta?

Me gustó porque conocía muchísimo el caso. Algo basado en un hecho real tiene un plus para todos, y como actor poder interpretar a este personaje tan particular, implicaba un desafío importante. Más allá de que no haya mucho material en video sobre Arquímides, fuimos construyéndolo con mucho ensayo. Pablo Trapero hizo un gran trabajo de investigación, entrevistó a mucha gente que conoció a Puccio. La preparación del personaje fue intensa, buscando el tono, su mirada, su forma de proceder. La idea fue también despojarme de todo recurso que pudiera traer conmigo y que hiciera verme reconocible.

El Clan Guillermo Francella 7


- Tu personaje tiene una dualidad interesante. Para sus vecinos es el buen hombre que barre la vereda, y puertas adentro de su casa es el mismísimo horror.

Queríamos esa cosa coloquial de que Arquímides haga los deberes con su hija con la misma dedicación con la que después cometía un delito.

- ¿Tuvise algún momento crítico o traumático durante el rodaje?

Momentos de agobio. Los hemos vivido junto con Pablo. A veces nos íbamos cargados emocionalmente. Cuando no comulgás ni en lo más mínimo con estos seres, llevarlos a cabo no es tan sencillo. Pero gracias a Dios pude separar, no me pasa esta cosa de llevarme a casa el personaje. La película tiene escenas muy duras, que no son necesariamente aquellas en las que hay una violencia explícita.

- ¿Tomaste como inspiración o referencia a algún villano del cine?

No, no hubo ningún personaje del cine como referencia. Elegimos un camino de construir desde cero. Esto de la mirada de Arquímides lo hablamos mucho, que intente no parpadear, que intente mirar intensamente. Yo elegí una dinámica de demorar antes de responder, para provocar intimidación. Lo postural y su caminata también fueron importantes, así como también su forma de hablar. Era cansino y retorcido para decir las cosas. Pusimos mucho la atención en su rol de patriarca y líder, para dejar bien en claro que había una complicidad absoluta de su familia. No era la cosa de generar el concepto de "mi papá roba y mata".

El Clan Guillermo Francella


- Hay un buen trabajo de tu parte con respecto a la dosificación de los excesos. Tu personaje tiene una fuerte carga de malicia, pero a su vez hay una contención admirable.

Estoy orgulloso de lo que hicimos, afortunadamente hemos tenido muy buenas devoluciones por parte de la prensa. En las funciones privadas que hicimos previo al estreno, pude sentir la satisfacción de la labor cumplida.

- La química entre tu personaje y el de Peter Lanzani es la base fundamental de la película. Se ve un ensamble maravilloso entre ustedes. ¿Cómo fue la experiencia de trabajar codo a codo con un actor que debuta en cine con un protagónico?

Tuvimos un vínculo extraordinario, sinceramente está muy bien Peter, hizo un gran trabajo, muy minucioso. Le puso mucha dedicación.

El Clan Guillermo Francella 10


- Has tenido un recorrido en cine en el que has trabajado junto a directores muy reconocidos como Trapero o Juan José Campanella, y también referentes del indie como Ana Katz. Cuando te llega un proyecto, ¿ponés más tu decisión sobre el guión o el director?

El director sin dudas. El libro es la base, pero la confianza que uno puede poner en el director es vital. Los últimos con los que trabajé han sido bien heterogéneos entre sí. Daniel Burman, Marcos Carnevale, Carlos Cuarón, Eduard Cortés... todos ellos grandes directores, y bien diferentes, eso para un actor está buenísimo. Amo haber tenido a estas historias y personajes en las manos.

- Has podido experimentar también en estos años la salida de la zona de confort de la comedia televisiva, trabajo que también hiciste muy bien.

Es más complicado de lo que muchos piensan. Muchos hoy me dicen "qué actor que sos", pero la comedia te aseguro que es muy difícil de hacer. La tienen que transitar los actores que no hacen comedia, para ver lo complejo que es.

- Pero también cada tanto regresás a la comedia, es muy bueno que no hayas decidido abandonarla.

Absolutamente, feliz de haber hecho Corazón de león, dirigido por Carnevale. O lo último que hice en televisión, El hombre de tu vida, con la dirección de Campanella. Se puede decir que está la comedia de trazo grueso, la del tortazo en la cara y los golpes y caídas. Pero la otra, la más profunda y sutil, es muy complicada de hacer.

El Clan Guillermo Francella 3


- En El Clan, de alguna manera, la candidez del tipo que barre la vereda conecta con el imaginario bondadoso que la gente tiene de vos. Sin que por eso, estemos frente al Francella que tanto hemos visto en televisión.

Eso es vital, y trabajamos mucho para que no se produzca esa identificación con lo que la gente ha visto antes en otros personajes míos.

- La ficción en la televisión argentina está pasando un momento crítico, con poca producción y una situación compleja en la competitividad con productos que llegan desde afuera. ¿Por el momento has elegido mantenerte al margen de la tele?

El camino de la televisión está en la web, es lo más rico que hay hoy y lo que más fuerte se viene. Y la televisión abierta, a la que amo, no sé qué podría hacer hoy ahí, porque los unitarios no les convienen económicamente a los canales, son los productos cuidados que a mí me interesan, pero no son funcionales para los canales. No quiero hacer tiras, empezás con algo y la anécdota se estira, no tenés tiempo ni de leer lo que vas a grabar al otro día, estás sujeto a la improvisación, a la cancha y el oficio que tiene cada uno; y terminás que ni sabés lo que estás haciendo. Prefiero no hacer eso.



Opiniones (0)
18 de diciembre de 2017 | 12:12
1
ERROR
18 de diciembre de 2017 | 12:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes