Cinco películas taquilleras que cumplen 20 años

En esta nota repasamos los cinco films más exitosos a nivel mundial que fueron lanzados en 1995. Algunos tendrán secuela o reposición.

En esta nota, repasamos los cinco títulos más emblemáticos de 1995 que hoy están llegando a su 20 aniversario. Algunos de estos títulos serán lanzados nuevamente en las salas, mientras que otros tendrán secuelas en los próximos años.

Pecados capitales. Una idea muy simple, pero que nunca nadie la había llevado a cabo: un asesino serial basa cada uno de sus crímenes en un pecado mortal. En su segundo largometraje, David Fincher pone a Brad Pitt, Morgan Freeman y Kevin Spacey al servicio de una historia que no da respiro, un policial con un final maravillosamente enrevesado. Y para quienes creen en la numerología, la película se ganó el séptimo lugar entre los diez films de mayor convocatoria en taquillas ese año.


 Jumanji

Convertido ya en un comediante apto para todo público, Robin Williams se embarcó en un proyecto de riesgo: la adaptación a la pantalla grande de un cuento infantil de tan solo 32 hojas. La apuesta valió la pena porque, gracias a su narrativa efectiva y sus efectos especiales de alto calibre para la época, la película de Joe Johnston fue una de las diez más recaudadoras de ese año. 

 Apolo 13. Además de tener una de las catch-phrases más recordadas de la década ("Houston, tenemos un problema"), el film de Ron Howard triunfó en la taquilla por una combinación de factores en la que se incluyen un actor en el pico de su popularidad (Tom Hanks, nada menos), un nivel de realización de alta factura, un reconstrucción de época fidedigna, un guión basado en el relato pormenorizado de cómo una misión de conquista espacial estuvo a punto de desenlazarse aun peor de como terminó. 

Corazón valiente. La rigurosidad histórica de la película que le valió un Oscar como Mejor Director está bastante floja de papeles. Aun así, el relato de la lucha de las facciones separatistas escocesas lideradas por William Wallace en su batalla contra el rey Eduardo I tiene el tinte épico necesario para garantizar el éxito de taquilla. El boom de la película tuvo un impacto más que positivo en el turismo en Escocia, para sorpresa de nadie. 

 Goldeneye. Una serie de problemas legales por los derechos de la marca mantuvieron al agente 007 lejos de la pantalla por seis años. En el transcurso de ese pleito, Timothy Dalton decidió bajarse del proyecto, y le cedió su lugar a Pierce Brosnan, que le sacó a James Bond la cuota de inocencia que varios de sus predecesores se habían encargado de ponerle. 

Bonus track:

Toy Story. Todo chico soñó alguna vez con que sus juguetes cobrasen vida. Lo que John Lasseter agregó a esa fantasia fue una vuelta de tuerca. El guión permite conocer su dinámica de grupo, sus interacciones, la lealtad a su dueño, y también su mayor miedo: ser reemplazados por otra opción más novedosa. Toy Story puso la vara más que alta a las películas infantiles en más de un sentido: su animación digital fue precursora para la época, pero además enseñó al resto que se podía hacer cine infantil de contenido sin dejar afuera a los adultos. 

Fuente: rollingstone.com.ar

Opiniones (0)
19 de noviembre de 2017 | 13:16
1
ERROR
19 de noviembre de 2017 | 13:16
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Grammy Latinos 2017
    18 de Noviembre de 2017
    Grammy Latinos 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia
    16 de Noviembre de 2017
    Lluvias torrenciales en Grecia