Deportes

China tiene un objetivo claro en los Juegos: destronar a Estados Unidos

Pekín 2008 es el mejor escaparate para que el régimen chino reivindique los logros de la revolución comunista, sin que las reiteradas denuncias de falta de democracia, ausencia de derechos humanos y la represión sobre el Tíbet hayan hecho aparentemente mella entre sus dirigentes.

China, el gigante asiático, quiere deslumbrar al mundo del 8 al 24 de agosto en sus primeros Juegos Olímpicos y con el objetivo no confesado de romper la hegemonía en el medallero de Estados Unidos.

Diluido el amago de boicot, alrededor de 80 jefes de estado o máximas autoridades serán testigos el viernes en la ceremonia inaugural del mayor espectáculo del mundo, en el que China se abrirá definitivamente a la humanidad para demostrar que aspira a ser la mayor potencia del orbe.

Ese empeño por fascinar al mundo es el que ha llevado a los organizadores a diseñar uno de los anillos olímpicos más fastuosos, en el que destacan dos maravillas arquitectónicas: el estadio olímpico, conocido como "Nido de pájaro" por sus hierros entrelazados, y el centro acuático "Cubo de agua".

A las ocho de la tarde del mes octavo de 2008, el número de la suerte chino, arrancarán oficialmente los Juegos con la participación de más once mil atletas de 205 países, tres más que en Atenas y récord absoluto en la historia con más representantes que las Naciones Unidas bajo el lema "Un mundo, un sueño".

Ese número mágico es el que persigue quien se perfila como la máxima estrella de los Juegos, el nadador estadounidense Michael Phelps que luchará por ganar ocho oros y con ello superar la mítica marca de siete títulos de Mark Spitz, en Múnich'72.

Quizás para mimetizarse con su compatriota, el nadador de 23 años de Baltimore se ha dejado bigote, aunque más poblado y largo que el lucía hace 36 años Spitz.

Otra de las grandes atracciones de los Juegos será la final de los 100 metros. En esta ocasión pugnarán como máximos favoritos por ser el más veloz del planeta dos jamaicanos y un estadounidense. El caribeño Usain Bolt pulverizó el récord con unos increíbles 9.72, dos centésimas por debajo de su compatriota Asafa Powell. El tercero en discordia es el norteamericano Tyson Gay (9.77), campeón mundial.

Bolt aspira a igualar los tres oros de Carl Lewis al competir además en los 200, a los que se presenta con la excelente marca de 19.67, y el relevo corto con Jamaica.

Uno de los nombres propios femeninos es la rusa Yelena Isinbayeba, sempiterna plusmarquista mundial de pértiga que ya ha puesto el listón en 5,04, además de la croata Blanca Vlasic, clara dominadora del salto de altura.

El cubano Dayron Robles, en los 110 metros vallas, el panameño Irving Saladino, en longitud, y el ecuatoriano Jefferson Pérez, en 20 kilómetros marcha, son la opción más clara al oro de Latinoamérica en atletismo.

No pueden haber llegado los Juegos en mejor momento para el tenista español Rafael Nadal, flamante número uno del mundo que acumula una temporada de ensueño con el cuarto Roland Garros y el primer Wimbledon, tras una final épica frente al suizo destronado Roger Federer.

Nadal puede, además, acabar con la maldición del tenis olímpico español, con nueve medallas pero sin ningún oro hasta el momento. David Ferrer, Nicolás Almagro, Tommy Robredo y el doble femenino Vivi Ruano-Anabel Medina completan la armada española con posibilidades reales de subir al podio.

La pugna por ser la reina de la piscina se centra en la australiana Libby Trickel, la francesa Laure Manaudou o las estadounidenses Katie Hoff y Natalie Coughlin.

Lionel Messi y Ronaldinho son las dos estrellas del torneo de fútbol. Argentina defiende el título de Atenas y Brasil persigue desesperadamente ganar su primer oro olímpico, el único torneo importante que se le resiste al país pentacampeón del mundo.

La competición masculina de baloncesto se presenta apasionante. Los compañeros de Los Angeles Lakers Kobe Bryant y Pau Gasol son los estandartes de dos aspirantes sólidos: Estados Unidos, todavía herido por su decepcionante rendimiento en Atenas, y España, actual campeón del mundo. Sin olvidar a Argentina, defensora del título.

El gimnasta Gervasio Deferr afronta el reto de conseguir un hito inédito en el deporte español, obtener su tercer oro consecutivo. Los dos anteriores fueron en salto y ahora se ha marcado como meta lograrlo en suelo, especialidad en la que librará una dura batalla con el actual campeón del mundo, el brasileño Diego Hypólito,

El chino Yang Wei es el máximo aspirante a multimedallista en gimnasia.

El ciclismo español vive un momento dulce y en Pekín busca legítimamente el oro con el reciente ganador del Tour de Francia, Carlos Sastre; el de la prueba francesa del año pasado y de la pasada edición del Giro de Italia, Alberto Contador, o el tricampeón del mundo, Oscar Freire, así como con Alejandro Valverde, otro de los considerados aspirantes a la victoria.

El italiano Paolo Bettini, vigente campeón olímpico y mundial, es, no obstante, el gran favorito para todos, incluidos sus rivales.

La lucha por comandar el medallero está servida entre Estados Unidos y China. Los norteamericanos sólo aventajaron hace cuatro años en Atenas a los orientales por cuatro oros y ahora éstos compiten en casa. La solución el 24 de agosto.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
4 de Diciembre de 2016|07:16
1
ERROR
4 de Diciembre de 2016|07:16
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016