Deportes

Los mendocinos en los Juegos Olímpicos

El primer mendocino que participó en un Juego Olímpico fue el ciclista Cosme Saavedra. El nacido en Godoy Cruz el 1 de octubre de 1901 integró la primera delegación argentina que participó en los Juegos de la edad moderna. Fue en París 1924 y entre 93 deportistas estaba Cosme en el barco que los llevó rumbo a Francia.

Saavedra terminó en la posición 30º - a 48 minutos y 28 segundos del vencedor - entre 59 ciclistas en la prueba de 188 kilómetros en ruta. Fue allí que Cosme decidió prepararse en Buenos Aires para la próxima edición.

En 1928 viajó entre los 102 deportistas nacionales hacia Amsterdam, Holanda, nueva sede de los Juegos. En la prueba de 168 kilómetros en ruta, terminó 15º a 26’ 01’’ del medallista dorado. En la prueba contrarreloj, en conjunto con Francisco Bonvehi y José López, llegó octavo.

El segundo coterráneo en presentarse fue nada más ni nada menos que Pascual Pérez en Londres 1948. El nacido en Tupungato el 4 de mayo de 1926 consiguió la única medalla de oro lograda por un hijo de esta tierra.

Cinco peleas debió ganar “Pascualito” hasta llegar a la cima. En 57’’ derrotó por nocaut al filipino Rex Adoldo en el debut, luego venció por puntos a Joe Williams (Sudáfrica) y más tarde al belga Pierre Bollaert, también por puntos y logró acceder a las semifinales.



Ya entre los cuatro mejores de la categoría mosca, el mendocino batió por puntos al checo Jaen Majdloch y ese mismo día peleó por la presea dorada ante el máximo favorito, Espartaco Bandinelli, a quien Pascualito superó por decisión del jurado.

La delegación argentina de ese año fue la más numerosa históricamente en los Juegos Olímpicos. Viajaron 323 personas entre las que había cuatro mendocinos más.

Los boxeadores Manuel Martínez y Luis Rosales viajaron como suplentes y no disputaron ni una pelea. Luis Cirilo Gil que debió ser operado de apendicitis unos días antes de la primera pelea y no pudo boxear.

El maestro Eusebio Guiñez.

El quinto mendocino Eusebio Guiñez, se lució en la maratón, quedando en el quinto lugar y cumpliendo una función de desgaste fundamental en los rivales de su compañero de equipo, Delfo Cabrera, que logró la presea dorada. Guiñez probó suerte en los 10 mil metros pero no clasificó.

Para la edición de Melbourne en 1956, el país llevó la delegación más chica de la historia. Sólo 39 deportistas entre los que figuraba el boxeador nacido el 18 de enero 1935, Francisco Gelabert.

En la categoría medio medianos Gelabert venció categóricamente en el debut al canadiense Walter Kasak pero en segunda ronda se despidió de la competencia ente el inglés Nicolás Gargajo.

En Roma 1960, Francisco Bermúdez fue como entrenador del equipo argentino de Box y Carlos Aro combatió en peso pluma. El púgil debutó el 26 de agosto de ese año y venció por puntos a Lajos Baranyai de Hungría pero cinco días más tarde fue eliminado por el ruso Boris Nikanorov.

El otro mendocino de una delegación de 111 atletas fue Ernesto Contreras. El “Cóndor” repetiría en dos ediciones más, convirtiéndose en el mendocino con más cantidad de presentaciones. En la prueba de 4.000 metros de persecución individual Contreras y su equipo – Trillo, Acosta y Brotto – terminó en la quinta ubicación.

Para Tokio 1964 viajaron tres representantes de estas tierras para Francisco Bermúdez técnico del equipo de box y Ernesto Contreras fueron sus segundos Juegos, para Juan Aguilar la única participación.

El peso mediano Aguilar debutó con triunfo ante el local Terman Hitoshi pero al día siguiente - 18 de octubre - se despidió de la competencia ante el polaco Tedausz Walasek.

En persecución por equipos se presentó la cuarteta Contreras, Trillo, Merlos y Álvarez. Australia los eliminó en cuartos de final y el team quedó en octavo lugar.

Entre 97 deportistas que viajaron rumbo a México en 1968 se destacaba la presencia de tres mendocinos. Los boxeadores Miguel García – pluma - y Pedro Agüero – liviano - y el ciclista Ernesto Contreras, quien iba a su tercer Juego Olímpico.

Los dos pugilistas se despidieron en los cuartos de final por puntos. García perdió ante Philip Warunge (Kenia) y Agüero ante el italiano Enzo Petriglia. Contreras en su última velada olímpica quedó 9º en persecución por equipos y 7º en ruta también por equipos.

En Munich 1972, el boxeador Mario Ortíz, fue el único mendocino que integró la delegación nacional. El nacido en San Rafael venció en el debut a José Vellón de Puerto Rico pero de despidió de Alemania en segunda ronda ante Jouko Lindberg.

Los Ángeles ‘84 fue la peor performance argentina en la historia de los juegos. La delegación de 84 atletas no logró ninguna medalla. El mendocino que nos representó en esa edición fue Ángel Gagliano (foto), especialista en salto triple. Pero el infortunio acompañó al atleta, se lesionó en el calentamiento de las pruebas clasificatorias y debió abandonar.

En Seúl 1988, el defensor central Rubén José Agüero integró la selección Argentina de fútbol que quedó eliminada en cuartos de final por Brasil, tras perder 1 a 0. El “Carancho” fue titular en dos de los cuatro juegos del equipo que dirigía Carlos Pachamé.

En los Juegos de Barcelona ‘92 se presentó el pesista mendocino Marcelo Gandolfo entre 89 deportistas argentinos. En la categoría hasta 60 kilos, terminó en la 26ª posición.

Ese año el hockey patín fue deporte de exhibición y la selección nacional ganó el oro, aunque no se contó en el medallero. Había tres mendocinos en el plantel: los hermanos Gabriel, Pablo y Alejandro Cairo.

La mayor concurrencia de deportistas mendocinos se dio en Atlanta 1996. Fueron 7 representantes de la provincia en una delegación de 170 atletas.

Fue el año de la segunda medalla que consiguió un deportista de nuestra provincia cuando Pablo Chacón se quedó con el bronce entre los plumas. El lasherino ganó todas sus peleas por puntos y su único traspié fue por la misma vía.

En el debut venció al jamaiquino Tyson Gray, luego a Josian Lebon de Mauritania y finalmente al húngaro Janos Nagy para clasificar a semifinales.

Entre los cuatro mejores lo venció Somluck Kamsing de Tailandia. A Chacón le quedaba el orgullo de haber ganado la presea de bronce, al igual que el perdedor de la otra semifinal.

En el cuatro sin timonel, Horacio Sicilia integró el bote con Daniel Scuri, Mariano Sosa y Mariano Kowalczyk. Fue 5º el 21 de julio y en el repechaje del 23 volvió a terminar en la misma ubicación y quedó eliminado.

Elina Urbano terminó 6ºen la primera serie y 4º en el repechaje. Finalizó en la posición 16ª.



En Mountain Bike, Lautaro Chávez finalizó 37º entre 44 pedalistas y Sandra Ambrosio abandonó en la primera vuelta entre 26 competidoras.

Rubén Pegorín no pudo finalizar la prueba de 221 Km en ruta por la rotura de su bicicleta y debió abandonar.

Marcelo Gandolfo finalizó en el puesto 24º en los 70 kilos tras levantar entre arranque y envión 270 kg.

En Sydney 2000 participaron dos mendocinos, Juan Ignacio Gili de Alvear y Ceferino Labarda de Luján. También participó Florencia Szigeti nacida en Capital Federal pero mendocina por adopción, ya que vive en la provincia desde los dos años.

Labarda perdió en el debut ante el ruso Malajbokov en peso gallo, Gili debió abandonar en la tercera de las siete vueltas. Flor Szigeti ganó la serie de los 200 metros libres pero fue descalificaba por un mal movimiento en la salida. En los 100 metros quedó en el 4º lugar y eliminada.

Marina Di Giácomo se convirtió en Atenas 2004 en la tercera atleta mendocina en colgarse una medalla olímpica. La nacida en Godoy Cruz integró la selección femenina de hockey sobre césped que se quedó con la medalla de bronce. En la serie clasificatoria Las Leonas vencieron a España, Nueva Zelanda y Japón, perdieron con China. En semifinales Holanda las superó por penales, pero llegó la revancha contra China y el festejo argentino.



Ese año también participaron el boxeador Daniel Brizuela, que perdió en su primera pela; Florencia Szigeti que no logró clasificar a las finales ni en 50 y 100 metros; y Oscar González en tenis de mesa no pasó la ronda clasificatoria.

En Beijing 2008 la presencia provincial fue plenamente femenina. Gimena Blanco formó parte de la selección de fútbol, que no tuvo una buena cosecha y se quedó en la fase de grupos.

También viajó Silvina D’Elía, pero como primera suplente del plantel de las Leonas. La jugadora de hockey mendocina sólo podría ver acción en los Juegos Olímpicos ante una eventual lesión de alguna compañera, cosa que no ocurrió.

Para estos Juegos Olímpicos las mujeres serán quienes se encarguen de representarnos: otra vez Silvina D' Elía aunque esta vez como titular y Macarena Rodríguez formarán parte de las Leonas. También el hockey pero como juez viajará Germán Montes de Oca. 

Mendoza consiguió tres preseas en la extensa trayectoria de los juegos: una en poder de Pascual Pérez, la otra en manos de Pablo Chacón y la restante recayó sobre Marina Di Giácomo. Tres iconos que indudablemente establecieron un vínculo de grandilocuencia entre el deporte mendocino y el resto del mundo.

¿Qué sentís?
0%Satisfacción0%Esperanza0%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
6 de Diciembre de 2016|15:02
1
ERROR
6 de Diciembre de 2016|15:02
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016