El Registro de Huellas Genéticas funcionaría en un año y medio

La Mesa de Enlace se reunió para avanzar con el Banco de ADN. El impulsor de la ley, el senador Gustavo Cairo, calculó que en un año y medio la Procuración podrá disponer de las huellas de 3.000 reclusos para utilizarlas como evidencia en un posible caso de reincidencia.

La Mesa de Enlace se reunió para debatir los alcances del Registro Provincial de Huellas Genéticas Digitalizadas que cambiaría la autoridad de aplicación de la Corte a la Procuración.

El impulsor de la medida, el senador Gustavo Cairo, consideró que es un gran avance porque desde noviembre de 2013 nunca hubo voluntad política para hacer el cambio que significa que los fiscales, que están encargados de la investigación, tengan a su disposición las huellas de todos las personas que alguna vez pasaron por el sistema judicial de la provincia.

El ministro de Seguridad, Leonardo Comperatore, también destacó la medida ya que este registro, comúnmente denominado "banco de ADN", ayudará a acelerar el proceso de investigación porque  "son los fiscales los que llevan los procesos penales y los que están en permanente contacto con los causas y son quienes deben contar con esa herramienta para esclarecer esos casos".

Cairo comentó que el viernes se acercaron al Cuerpo Médico Forense para ir con toda la información a la reunión y mostrarle a las distintas fuerzas políticas que se cuenta tanto con la maquinaria como con el personal idóneo para la implementación del registro.

El senador se mostró confiado en que luego de la reunión se pueda pulir la letra y lograr que se apruebe, luego de lo cual empezará un lento camino para poner en marcha el banco de ADN.

"Esto es algo que había quedado en manos de la Corte y no se había avanzado por falta de voluntad de hacerlo", destacó Cairo y agregó que por el contrario, el procurador tuvo mucho que ver en conseguir la maquinaria para poder avanzar en las investigaciones.

  Más hace le que quiere que el que puede y el procurador siempre ha querido.

El legislador calculó que en un año y medio podría completarse el registro, que incluirá la información genética de más de 3.000 presos, más todo el personal de Seguridad, ya que es necesario diferenciar las huellas de los investigadores de la de los posibles protagonistas de determinado crimen.

Cairo contó que el proceso es lento porque sólo se pueden tomar 96 registros por vez, de allí que los especialistas consideraron que en un año y medio podría completarse el registro. "Es muy importante -que se aplique la ley- por el nivel de reincidencia que hay en Mendoza, y aunque no se llegue a condenar a una persona, todos los imputados ingresarán al registro y podrían ser identificados en otro delito", explicó el legislador.

Finalmente, Cairo comentó que "no solamente hay material genético en un pelo o una mancha de sangre, sino en los propios objetos que un agresor pudiera tocar con la mano transpirada, por ejemplo, y allí dejar su rastro".

Desde el ministerio de Seguridad agregaron que, además se pretende con este registro identificar y favorecer la determinación del paradero de personas extraviadas, desaparecidas o fallecidas.

La información contenida en el registro tendrá carácter reservado y será de acceso restringido a las autoridades públicas competentes en materia de prevención y represión de los delitos.

Según la ley el registro constituirá un sistema integrado por huellas genéticas asociadas a la evidencia que hubiera sido obtenida en el curso de una investigación policial o en un proceso penal y que "no se encuentren asociadas a personas determinadas".

Opiniones (0)
11 de diciembre de 2017 | 00:06
1
ERROR
11 de diciembre de 2017 | 00:06
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Leopardo al acecho
    7 de Diciembre de 2017
    Leopardo al acecho
    Incendios en California
    6 de Diciembre de 2017
    Incendios en California