Perlita

En Guaymallén, ni el cementerio se salva

Los municipales que trabajan en el camposanto trabajan sin guantes y movilizan cadáveres y restos óseos en deplorables condiciones sanitarias.

Una cantidad de ataúdes destruidos, pero "ocupados", se amontona esperando un lugar que no llegará, porque el Cementerio de Guaymallén ya no tiene un sitio más ni para un alma. No hay quién les busque destino más allá del ya triste al que han llegado. Los problemas no terminaron con la muerte para quienes fueron a reposar allí, ya que no hay la cantidad de trabajadores suficiente como para moverlos y reubicarlos.

La situación, según pudo saber MDZ, es dramática. "Trabajamos sin guantes, sin barbijos. Y si bien ya nos hemos acostumbrado al hedor, no sabemos qué consecuencias tiene para nuestra salud y para la de nuestros familiares que levantemos cajones y cadáveres que chorrean, así como estamos, sin ninguna prevención ni precaución", señaló uno de los trabajadores del lugar que depende de la Municipalidad de Guaymallén y que está ubicado en Buena Nueva.

La crisis que sufre el municipio se siente tras los murallones del cementerio. Pocos, sin embargo, pueden saberlo, debido a que esa crisis no impacta sobre los vivos directamente, sino en sobre la última morada de muchos y en un grupo de empleados a quienes no les queda otra que seguir trabajando así como están.

Opiniones (2)
20 de agosto de 2017 | 19:18
3
ERROR
20 de agosto de 2017 | 19:18
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Perdón??? Volvieron a votarlo??? Jodansé
    2
  2. Pensar que hasta la semana antes del 21 de Junio todo en Guaymallén era una maravilla, es mas el Departamento mas poblado de la Provincia de Mendoza se parecía mas a un cantón Alemán que a el verdadero lugar en el que está y lo dejan la paupérrima Gestión Robos. Y eso que se cansaron de llenar de carteles de "VIVA EL BARRIO". Miren a donde nos han llevado.
    1
En Imágenes
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
15 de Agosto de 2017
Bunkers de la Segunda Guerra Mundial