La tercera tampoco sería la vencida

El PJ podría sufrir en la elección nacional del 9 de agosto su tercera derrota electoral consecutiva y eso pone en riesgo la ayuda financiera nacional de la que dependemos cada vez más. Julio Cobos apunta a demostrar otra vez su poderío en las urnas y el frente Cambiemos se impondría al Frente para la Victoria. La crisis de Paco se agrava: sin plata, intenta desactivar la bomba que pretenden hacer estallar los dueños de micros.

 - Julio, ¡cómo te quiere la gente acá!

Mauricio Macri no pudo contener su sorpresa el jueves, mientras recorría Las Heras, ante el recibimiento que en un distrito de fuerte presencia peronista le hicieron a Cobos.

El líder del PRO llegó para cerrar su campaña con una encuesta que hasta los propios radicales leyeron con cierta desconfianza: según Macri, en Mendoza el frente Cambiemos le puede llegar a sacar entre 11 y 12 puntos de diferencia al Frente para la Victoria en las PASO del domingo que viene.

"No creemos que sea tanto. Pero estamos convencidos de que al menos vamos a mantener la diferencia de la última elección provincial y que estaremos 5 puntos arriba", se mostraron un poco más cautelosos los radicales ante el entusiasmo macrista.

Independientemente de la discusión por los números, el peronismo mendocino podría afrontar en una semana su tercera derrota electoral consecutiva, y eso ya se vislumbra en el comando de campaña Anabel Fernández Sagasti, Rubén Miranda y compañía.

Para el Gobierno, la elección aquí está “palo y palo” entre Daniel Scioli y el resto de los candidatos de Cambiemos (Mauricio Macri, Ernesto Sanz y Elisa Carrió), pero el valor que les insufla el encuestador de Francisco Pérez, Gustavo Córdoba, se desdibuja ante, al menos, dos elementos que serían clave en la elección.


El justicialismo se comprometió ante Daniel Scioli a retener los casi 40 puntos que obtuvo Adolfo Bermejo el 21 de junio, aunque la meta sea difícil de alcanzar. Si bien Cristina Kirchner y el propio Scioli empujan hacia arriba, el resto de los candidatos filoperonistas le podrían terminar robando una porción de la torta al bonaerense.

Encuestadores como Elbio Rodríguez sostienen que el frente entre Sergio Massa y José Manuel de la Sota podría llegar a rozar los 10 puntos, y, aunque muy debilitado a esta altura, Adolfo Rodríguez Saá también funcionaría como recolector de votantes que no encuentran en Macri o en otros aspirantes de ese espacio una opción.

Y también está el otro factor. No hay nada que indique que Mendoza haya dejado de ser “coboslandia”. Así lo sintió Macri hace unos días cuando se percató de que Cleto resulta imparable en su territorio.

Sondeos de hace unos días marcan que, del porcentaje de votos a Cambiemos, más del 80% se lo lleva la boleta en la que el ex vicepresidente comparte cartel con Macri. Muy poco logra Sanz y, por supuesto, nada de ello Carió.

Cobos compartirá boleta con Macri, con Sanz y hasta aparecerá encabezando, sin candidato a presidente, la lista interna de Fernando Armagnague. En el cuarto oscuro, sólo no aparecerá en las boletas en las que figure Gustavo Gutiérrez, el candidato a diputado nacional de Lilita.

Fortalecido por haber sido en gran medida el artífice de las victorias radicales en las municipales de Guaymallén y Las Heras, concentró la contratación de la agencia de publicidad de la actual campaña y es la cara más visible en todos los afiches.

Si las elecciones del 9 fueran de medio término, es decir, sin candidato presidencial, Cobos podría terminar volviendo a desatar los aluviones de votos de 2009 (cuando no compitió pero sí lo hizo “la gente de Cobos”) o los de 2013, cuando encabezó la lista de diputados nacionales y ganó muy bien ante los candidatos de Pérez.

Pero esta vez será distinto. Las presidenciales ponen más cosas en juego, y así lo percibió el candidato a senador nacional en declaraciones públicas en donde se quejó porque Macri lo tira para abajo.

Lo significativo fue que hizo estas afirmaciones horas antes de hacer campaña junto al porteño, de quien luego aseguró que es su candidato presidencial. Unos días antes de esto, sacó a la calle los carteles en donde aparece junto a Sanz, a quien le garantizó su voto. Unos meses antes, en marzo y cuando se oponía al acuerdo entre la UCR y el PRO, había dicho que “muchos radicales van a votar a Stolbizer”.

Cleto siempre será inmune ante la gente a pesar de sus continuas contradicciones y puede hacer gala todavía de ese blindaje casi único en la política argentina que lo acompaña desde sus épocas de gobernador.


Cleto siempre será inmune. Y el PJ lo sabe. Por eso la apuesta fue que el protagonista de la campaña fuera Scioli y Cristina, por supuesto, pero ningún otro competidor local.

Como casi nunca se vio, nos proponen votar en esta oportunidad a candidatos a los que no se les dedicó ni un solo cartel de publicidad.

“A quién íbamos a poner, si son todos perdedores de la última elección?”, blanqueó la estrategia uno de los comandantes de la campaña oficialista.


En tanto, los problemas de Paco siguen

No existían dudas de que los proveedores del Estado iban a comenzar a hacer públicos sus reclamos de cobro luego de que el Gobierno frenara las negociaciones de la transición con Alfredo Cornejo. Allí, entre un puñado de temas, se estaba comenzando a discutir cómo conseguir recursos este año para cancelar la deuda flotante.

Los proveedores son casi parte del Estado a esta altura y la gran mayoría hace años que viven de él, por lo tanto, conocen el juego político.

Si no consiguen que Pérez les diga cómo les va a pagar, son conscientes de que Cornejo no los recibirá con los brazos abiertos para hacerse cargo de los costos de una fiesta que él no armó ni disfrutó.

La Asociación de Clínicas fue la que presionó primero. Anunció para el 1 de agosto un cese en su relación con OSEP si no se fijaba un cronograma de pagos de la millonaria deuda que mantiene con ellos la obra social de los empleados públicos.

El Gobierno había depositado $500 millones en OSEP pero le prohibió al titular del organismo, Alberto Recabarren, tocar esos fondos hasta que se pagaran los sueldos de los estatales, para poder conseguir el habitual salvavidas financiero del Banco Nación.

Los dueños de clínica conocían el dato y por nota soltaron la presión. El conflicto se detuvo, por la decisión de Pérez de habilitar a OSEP para que liberase pagos por $5 millones diarios, que tampoco alcanzarán para cubrir las necesidades, que trepan a los $140 millones mensuales.

Casi en simultáneo, se activó otra bomba cuyo reloj sigue corriendo hoy. Los dueños de micros anunciaron un cese de los recorridos nocturnos si no se les pagan los $110 millones de deuda acumulada, cosa que no sólo complicaría la vida de los que precisan del transporte público, sino que además desataría un conflicto sindical de proporciones. La salida de circulación de los recorridos nocturnos implicaría la suspensión automática de unos 150 choferes, lo que obligaría al titular del Sipemon y líder de la CGT, Rodolfo Calcagni, a salir a la calle la semana previa a las elecciones.

El Ministerio de Transporte trató de encontrar una salida el viernes a la crisis, pero pateó todo para mañana. AUTAM reclama que se le pague al contado por lo menos la mitad de la deuda y que, además, el Poder Ejecutivo retome los pagos diarios, que fueron cortados hace meses, para mantener el servicio.

En el medio de los tironeos está el futuro del servicio. El Gobierno amenaza con complicar el acceso de los actuales concesionarios en el proceso licitatorio que está en marcha para implementar un nuevo sistema a partir de diciembre y agita el fantasma de la aparición de nuevos empresarios. Uno de ellos es el poderoso Grupo Cirigilano, aunque no ha dado señales todavía de que le interese participar en el negocio en Mendoza.

Pero otro de los que se menciona sí quiere jugar y fuerte. Es Fernando Porreta, el dueño de la obra púbica en Mendoza, quien ya tiene una participación minoritaria en el manejo de los grupos 2 y 10 y aspira a expandirse.

El problema para desactivar la bomba de los micros es que no hay plata. La provincia necesitó este mes que el Nación le adelantara $1.400 millones para pagar los sueldos ($300 millones más que el mes pasado) y eso ni siquiera alcanzó para cubrir la nómina completa. Hacienda no transfirió fondos para pagarles a los colegios privados ni para los salarios del Iscamen, entre otros.

Setiembre será más complicado, con vencimientos de deuda que se harán efectivos por más de $500 millones.

La elección del domingo pone un condimento más. Podría terminar cortando el chorro de la ayuda nacional, que todavía se mantiene por la expectativa de Cristina de que Scioli gane en Mendoza.

Otra derrota del peronismo podría dejar a Pérez sin el oxígeno del Banco Nación, que es todo lo que le queda para mantenerse con vida hasta diciembre.

Opiniones (5)
24 de septiembre de 2017 | 02:46
6
ERROR
24 de septiembre de 2017 | 02:46
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. la apuesta fue que el protagonista de la campaña fuera Scioli y Cristina ... NO COMPARTO LA APRECIACION. DESDE QUE PINTI SABA SE SACO LA FOTO CON KRIS, FUE CADAVER. DESDE QUE CAMBIEMOS GANO EN MENDOZA, SCIOLIN APARECIO SOLITO EN LOS AFICHES Y NI SIQUIERA INVOCANDO EL FPV, SOLO HABLO DE "YO PARA LA VICTORIA".- LA PRESI ES PIANTAVOTOS !!
    5
  2. Cobos hizo obra pública y la termino. No como estos ineptos que no la terminan ni la pagan,
    4
  3. Después de estas elecciones, donde la gente votó por estos personajes nefastos para Mendoza me pongo a pensar que si votaron a quienes FUERON sus victimarios como CORNEJO, COBOS Y SU BANDA DE DE.......... soberbios, corruptos, (robo de los vale MAS, compra de Leche vencida), sin obra publica, con un PBG de los mas bajo del país, con incrementos de sueldos en negro, etc., ¿Los Mendocinos no estaremos sufriendo el SÍNDROME DE ESTOCOLMO?
    3
  4. Miranda, Carmona, Sagasti, ????????????? estos personajes representan Mendoza? son autenticos perdedores, y como si fuera poco, cómo han dejado la provincia? Las Heras!!, Guaymallén!!!, cargados estos departamentos con empleados, categorias alticimas, cómo han dejado la provincia?, igual que Guaymallén. Merecen una oportunidad estas personas? Así como en la legislatura tienen los cuadros de los Gobernadores pasados, Mendoza tiene en su memoria a estos delincuentes de la política.
    2
  5. Cobos es Ni, ni sabemos que quiere, ni sabemos que propone, ni sabemos que piensa ni hizo nada por Mendoza en 10 años; solo se ve beneficiado por la cara de padre de Mafalda que pone ante las camaras y que enfrente el FPV son peores lejos por que sabemos que todo lo que proponen y hacen es para sus intereses pero no por Mendoza que esta cada vez con menos producción, menos industrias, menos seguridad, menos educación y menos cobertura de salud.
    1
En Imágenes
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
20 de Septiembre de 2017
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'