Deportes

Beijing, una ciudad atrapante y digna de los Juegos

La capital China tiene una historia que va más allá de un Juego Olímpico, con todas las particularidades de un país en el que existe la sensación que no hay más lugar para la gente.

La imponente Beijing, capital de China, tiene todo listo para el comienzo de los Juegos Olímpicos, en una ciudad en la que se invirtieron
millones de dólares para estar a la altura de este acontecimiento deportivo.
 
En Beijing se desarrollará la mayor parte de los Juegos Olímpicos, como el deporte madre, el atletismo.

Además, se disputarán, entre otros, las competencias de natación, básquetbol, hockey sobre césped y las finales de fútbol.

Ya en el aeropuerto internacional de Beijing, remodelado para la ocasión, comienza a respirarse aroma olímpico porque ahí mismo hay un centro de prensa donde se revalida la credencial para los Juegos que el comité organizador de China envió a cada periodista para que les sirva de visa de entrada al país.

Cuando los periodistas van arribando a la ciudad son recibidos por los "voluntarios", que realizan una atención personalizada para cada medio. Es que de los 160 mil que colaboran en estos Juegos Olímpicos, mil se encuentran en el aeropuerto internacional de Beijing.

Al salir del aeropuerto, donde las banderas y las imágenes de las mascotas de los Juegos Olímpicos invaden la escena, las miradas de los curiosos y de los primeros visitantes ya no se centran únicamente en la cuestión deportiva.

Está claro que la capital China tiene una historia que va más allá de un Juego Olímpico, con todas las particularidades de un país en el que existe la sensación que no hay más lugar para la gente.

En el centro y los alrededores de la ciudad conviven torres gigantes, hoteles 5 estrellas con templos milenarios y una cultura con miles de años de vigencia.

Una vez que los turistas se asientan en Beijing comienzan a diagramar los diferentes paseos turísticos, ya sea por Las Tumbas de Ming, El Templo del Cielo o El Palacio de Verano.

Claro, que a 70 kilómetros de la capital se encuentra la imponente "Muralla China" y un poco más cerca está el paseo por la "Ciudad Prohibida", ambas incluidas dentro de las siete maravillas del Mundo.

Para ir a la "Muralla China", construida tres siglos antes de Cristo, hay que tener paciencia, porque Télam pudo comprobar que los poco más de 70 kilómetros que hay desde Beijing no se recorren en un abrir y cerrar de ojos, por más tren nuevo, autopista imponente o corredor olímpico que esté en pleno funcionamiento.

Otros de los puntos que impresionan de Beijing es la "ciudad subterránea", cuya construcción se produjo durante los años 60, en medio de la "guerra fría" por el temor de un ataque militar soviético.

Las entradas secretas de esta ciudad subterránea dejaron de ser secretas, y de ser un refugio pasó a ser una especie de shopping con negocios y restaurantes.

Cuando se sale a caminar por las calles de Beijing la impresión de cualquier visitante, sobre todo si se transita por la zona financiera, es cómo hará toda la gente para regresar a sus hogares sin que colapse el tráfico.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
2 de Diciembre de 2016|16:23
1
ERROR
2 de Diciembre de 2016|16:23
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016