Transición: ahora hay conflicto por la seguridad

Alfredo Cornejo enviará el lunes una nota formal al ministerio que conduce Leonardo Comperatore porque no ha recibido información sobre el estado de la gestión. Hay preocupación por la movilidad policial: Mendoza recibirá de la Nación sólo la mitad de vehículos que le habían prometido.

El gobernador electo, Alfredo Cornejo, quiere enfocar la mirada en la seguridad, y como en cada aspecto de la transición, hay un nuevo conflicto en puerta con Francisco Pérez.

El lunes, Cornejo enviará una nota formal al Ministerio de Seguridad en el que pedirá información sobre 14 puntos de la gestión. La nota será una reacción ante la "falta de respuestas" del ministro Leonardo Comperatore y de su equipo en los contactos informales que hasta aquí se han producido.

Uno de los que ha participado de esos encuentros es el diputado Néstor Majul. “Hemos tenido muchas reuniones y nos convidan buenos cafés, pero a la hora de pedirles las cosas, no nos dan nada”, denunció el legislador.

El gasto en personal del ministerio, como en todas las áreas de la gestión, es una de las principales obsesiones de Cornejo. “Hemos pedido el organigrama actual del ministerio para ver las direcciones y cargos fuera de nivel, pero eso todavía no lo tenemos. Son cosas que deberían ser información pública, pero la página del ministerio no está actualizada”, se quejó Majul.

Además del organigrama, Cornejo reclamará información sobre la nómina de jefaturas policiales, la cantidad y distribución del personal policial disponible (tanto para tareas de seguridad como de apoyo), el número de efectivos que están de licencia, los contratos de locación para civiles y la proyección de uniformados a incorporar hasta fin de año, entre otras cosas.

La ejecución presupuestaria y el equipamiento policial son otras de las preocupaciones. En este caso, el gobernador electo quiere detalles sobre los móviles en uso y fuera de servicio y las “nuevas tecnologías incorporadas”, como es el caso de la ampliación del sistema de video vigilancia.

El informe que pretende Cornejo abarca además el “estado de situación” del 911 y de las comunicaciones a través del sistema Tetra, la gestión de las licencias de conducir y el sistema de identificación de huellas dactilares (AFIS).

Móviles escasos

La movilidad de la Policía es uno de los aspectos más relevantes de la discusión ya que esta semana quedó a la vista el impacto de la crisis financiera de la Provincia en un insumo tan básico para la seguridad.

La falta de movilidad policial aqueja gravemente a departamentos como General Alvear, donde el caso extremo fue el de un policía del destacamento de Cochicó. El domingo pasado, el efectivo de esa dependencia tuvo que pedir que un particular lo acercara al lugar de un accidente porque no tenía en que trasladarse.

Casos como éste tiene origen en la falta de renovación del parque móvil de la Policía. El Gobierno provincial licitó móviles por última vez en 2013. Y la última adquisición se realizó en abril de 2014: Seguridad le compró 87 vehículos a la concesionaria Yacopini a un precio alto porque ya entonces no estaba en condiciones de convocar a una licitación normal.

En mayo pasado, la Legislatura aprobó un programa de endeudamiento con el Banco Nación por 64 millones de pesos para adquirir nuevos vehículos para la Policía. Pero la llegada de las movilidades está demorada y ya está generando polémicas.

Sólo la mitad de lo prometido

La Legislatura autorizó la incorporación de Mendoza a un programa nacional de fortalecimiento operativo que permitiría la adquisición de 125 autos y 60 camionetas para la Policía, además de 10 ambulancias de baja complejidad y dos ambulancias 4 x 4 para el Ministerio de Salud.

Sin embargo, según se informó desde el Ministerio de Seguridad ayer, en principio sólo llegará la mitad de las unidades y esto no ocurrirá hasta dentro de dos meses.

El convenio que los ministros Leonardo Comperatore y Juan Gantus (Hacienda) firmaron con Nación Fideicomisos a mediados de julio es para que en la “primera etapa” la Provincia reciba 57 Renault Fluence y 39 camionetas Ford Ranger. Estos vehículos tienen fecha de entrega para el 30 de setiembre próximo.

Lo que no se sabe es qué va a pasar con los casi 100 vehículos restantes. Desde Seguridad explicaron que en la primera licitación el problema fue que sólo se presentaron tres empresas y hubo capacidad de provisión limitada, porque había muchas provincias implicadas en la operación.

Si bien en Seguridad prometen que habrá una nueva licitación por los vehículos restantes, los delegados de Cornejo sostienen que la operatoria es por lo menos desprolija. “En una de las charlas el propio ministro (Comperatore) nos dijo que les habían ofrecido cambiar 32 móviles por camionetas, pero no es lo mismo comprar una cosa o la otra”, afirmó el diputado Majul.

En general, Cornejo tiene dudas sobre el equipamiento que va a heredar para la lucha del delito. Este punto incluye las 570 cámaras que se adjudicó el grupo Vila-Manzano, una inversión estatal de 80 millones de pesos que se pagará por medio de un crédito del BID.

“La empresa que ganó cambió el cronograma de entrega y no sabemos cuándo llegarán esas cámaras. Además, no se sabe quién controlará y visualizará esas imágenes, ya que ahora serán el doble de cámaras. Estas cosas son muy importantes para que no lleguemos tan descolgados al 9 de diciembre”, apuntó Majul.

Opiniones (2)
24 de septiembre de 2017 | 03:44
3
ERROR
24 de septiembre de 2017 | 03:44
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Cornejo si se asesora bien, encontrará que para la justicia la solución comienza por las fiscalías distritales fijas, sin turnos rotativos. Eso es una solución contra el delito, contra la corrupción policial y contra la justicia lenta que nunca termina de enterarse de todo, con el sistema tabicado que son los turnos.- Asesórese como corresponde que en un año con ese sistema fijo se disminuirá notoriamente el delito en todos los niveles y modalidades.-
    2
  2. Si se generar ahorros en el gasto público, ya tendrían que tener los proyectos de leyes para dar por terminados los excesos y abusos en seguridad. El primero debiera ser la ley de eliminación del Ministerio de Seguridad (mas bien de Asuntos Policiales) y comenzar a constitucionalizar la seguridad designando al Jefe de Policía de Mendoza con acuerdo del Senado. Podrían crear una Secretaría de Seguridad con no mas de veinte personas (como era antes el Ministerio de Gobierno que incluía Policía) y con asiento en casa de gobierno. Esa Secretaría con rango ministerial, debiera ser estrictamente técnica de asesoramiento y asistencia del Gobernador. Con esas medidas se eliminarían unas cuantas decenas de cargos fuera de nivel (políticos) lo que debiera acompañarse con la reubicación de personal policial que está escondido hacen años en áreas del actual Ministerio, enrolados en una corriente de ocio y política pura. Esa lista es facilísima de armar. El tema estructura policial, ya debieran tener terminado el proyecto de nueva Legislación orgánica donde se dejen aquellas unidades policiales (Crias. Direcciones, Subcomisarias. Departamentos, Divisiones, Cudriiculas, etc.) que sean necesarias. Aquellas Comisarias en las que se instalaron Oficiales Fiscales, deben eliminarse de inmediato porque ya la gente no las necesita y con presupuesto policial se pagan todos los impuestos y servicios. Lo otro que ya debiera estar concluido, es el Programa para re direccionar la actividad policial jugando todas las fichas a la prevención. De ahí en adelante sería posible comenzar atenuando todos los factores negativos y encaminarse hacia la erradicación de los mismos. Otra receta, no hay.
    1
En Imágenes
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
20 de Septiembre de 2017
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'