Desafío Cornejo

Terminado el diagnóstico sobre las múltiples dificultades que enfrenta la provincia de Mendoza, es tiempo de que el gobernador electo, Alfredo Cornejo, elija a los mejores hombres y mujeres, pertenezcan o no a su partido o a la política, para encarar la gran tarea que hay por delante, dentro de un puñado de meses.

 Desde su San Carlos natal Alfredo Cornejo debe haber soñado, cuando se iniciaba en la actividad política, llegar a ocupar el más importante lugar que el sistema democrático otorga en la jerarquía constitucional; gobernador electo de la provincia de Mendoza.

Cornejo, como buen político de ley, ha transitado un "cursum honorus" casi completo. Municipio, el Congreso de la Nación, ministerios provinciales e incluso la Legislatura han sido testigos del transitar del próximo gobernador durante toda su carrera.

En su debe y haber figura el haber sido articulador importante de la frustrada experiencia de la transversalidad kirchnerista, que concluyera en la vicepresidencia de Cobos y su voto " no positivo".

Su última actividad nos mostró un intendente reelecto con valoración de eficiente administrador y proveedor de servicios dignos.

Frío, pragmático, conciliador y rupturista según ameritara y elaborador de múltiples alianzas aguardó el momento justo para alcanzar la gobernación de la provincia. Supo esperar esta instancia con paciencia y oportunismo. Cuando avizoró en el 2011 el aluvión cristinista, fue por la reelección que consiguió con holgura, sin anticipar las elecciones y compitiendo en la misma fecha de la elección presidencial.

Los años siguientes los dedicó a conseguir el liderazgo de la UCR mendocina y a consolidar su candidatura, desmenbrando la "cooperativa capitalina" y sumando con entusiasmo de muchos y resignación de algunos, a todo el partido tras de sí para recuperar el poder para los radicales.

Llega en un buen momento personal pero se encuentra frente al mayor desafío de su vida. Y esto no sólo por la jerarquía y responsabilidad de su cargo, sino por la Provincia que lo espera.

Mucho y desde hace largo tiempo hemos editorializado en MDZ y propuesto espacios de pensamiento, crítica y reflexión, para tomar conciencia acerca de la degradación política, social y económica en la que nos ibamos adentrando inexorablemente en la provincia.

Son largos los cuatro meses que restan para que asuma y pese a la "aparente voluntad de Pérez y de los ministros García y Gantus" no resulta sencilla la transición por dos motivos fundamentales. El PJ orgánico y sus barones no están dispuestos a colaborar estrechamente con los elegidos en el último comicio y por otra parte, desde algunas comunas que cambian de signo político, en la Legislatura y desde organismos autónomos del Estado, en acuerdo con gremialistas estatales, hay una carrera sin frenos de nombramientos, ascensos y pases a planta permanente.

Asombra la irresponsabilidad con la que se está aumentando la planta de personal estatal, sin valorar que la misma ya es muy abultada y muy difícil de sostener con los recursos genuinos de que dispone la provincia.

En estos días, en la desprestigiada Legislatura, se ha intentado con ahínco e insistencia, crear dos nuevas clases de empleados de planta para jerarquizarlos y aumentarles su retribución. Esto en acuerdo entre funcionarios del Senado, gremialistas clientelares y el silencio de la mayoría de oficialistas y opositores.

Esta embestida final en los diversos ámbitos estatales, acelerada y clientelar, va a condicionar el accionar del gobierno entrante y va a sumar una carga de egresos extra a las alicaídas finanzas públicas.

Lo espera a Cornejo una provincia sin recursos suficientes, con sus fuentes productivas tradicionales deterioradas por el atraso cambiario y una política y estrategia erradas, con la caída en la explotación de productos frutihorícolas y la ausencia casi total de valor agregado en su producción, el retroceso en la explotación petrolífera, y la parálisis en todo lo referido a la minería, sin poder avanzar incluso en explotaciones claramente no contaminantes. Todavía la metalmecánica está sufriendo las duras consecuencias del default de la emblemática Pescarmona y también siente gran parte de la actividad comercial la fuerte crisis de Brasil.

No vamos a ahondar en las graves carencias en el sistema de salud, ni en la inseguridad que nos abruma diariamente. Sí, queremos señalar la necesidad de una acción urgente, moderna , inclusiva e integradora sobre el sistema educativo provincial, liberando en su inicio a las autoridades del cepo que ha impuesto el gremialismo docente desde hace años a la máxima jerarquía educativa

Ni el líder radical, ni los equipos técnicos de su partido presentaron a la ciudadanía un plan integral de pensamiento estratégico y acción sobre Mendoza, por lo que resta esperar que con funcionarios sólidos, capaces, suficientes en número y comprometidos, Cornejo y su equipo asuman la difícil, compleja y necesaria tarea que Mendoza necesita y espera de ellos.

Observando los cuadros y equipos tradicionales de los partidos y ahondando en las últimas experiencias de gestión y frente al serio y complicado panorama provincial, Cornejo no debería desestimar la incorporación de ciudadanos apartidarios, pero aptos técnica y profesionalmente para que en un acto de servicio ciudadano colaboren en la ardua tarea futura.

La democracia, lamentablemente, poco ha podido hacer con un Estado provincial corroído y poco útil. Y es sólo, desde una democracia participativa y transparente, que se va a poder reconstruir un Estado presente, útil y potente.

Para iniciar la recuperación es imprescindible contar con una firme decisión reconstructiva del Estado republicano.

Desde este Estado pleno y republicano, potente y presente nace la sólida base regeneradora. Este debe ser el firme sostén que funcione como salvaguarda de las arbitrariedades de las corporaciones y de gobiernos errados. Con instituciones republicanas vivas y transparentes, garantizadas por el voto popular no inducido, más órganos de control independientes y eficaces, el poder político va a poder comenzar el arduo camino reconstructivo que necesita y aspira la mayoría de comprovincianos.

Cornejo y Laura Montero deben evitar repetir los desencuentros que existieron entre Jaque y Racconto en su momento y que también reeditaron Pérez y Ciurca.

Laura Montero debe devolver a la Legislatura su natural e importante función republicana. Devaluada en su prestigio, atestada de clientes, personal sobrante, acomodados y con baja calidad de gestión los ciudadanos han perdido la confianza y el respeto para con sus representantes. Y se trata de un pilar del sistema democrático. Debe abrirse a los ciudadanos, ser voz de ellos y debe llenarse de audiencias públicas participativas y transparentes.

La cercanía con el pueblo y el trabajo constante y de calidad puede devolverles algo de la confianza diluida.

La Justicia, esa última instancia de seguridad jurídica y personal es otro desafío para el próximo gobernador. También sobredimensionada en su planta con parientes y amigos, requiere de un viento fresco de modernidad y eficacia. Implantar el inexplicablemente demorado expediente digital disminuirá los largos tiempos de resolución judiciales. Fiscales capaces, presentes y eficientes reencontraran a los afectados en su seguridad con la esperanza de justicia pronta y reparadora.

Los tribunales de familia, permanentemente en el foco del reclamo, por su lentitud y en muchos casos por debilidades profesionales de sus integrantes, deben acudir prontos y prestos para resolver los conflictos del núcleo vital de la sociedad organizada.

En la tierra de la gesta sanmartiniana, toda esta tarea es parte de un gran desafío. Desde el poder y con un Estado republicano y útil emprender la gesta reparadora tan necesaria. 

Es nada menos que, el desafío Cornejo y el de cientos de miles de mendocinos de bien.

Opiniones (0)
23 de septiembre de 2017 | 13:54
1
ERROR
23 de septiembre de 2017 | 13:54
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'