La exquisitez de la música transportada a la fotografía

Pedro Aznar presentó una muestra fotográfica en el Hyatt y el resultado produjo emoción en los invitados especiales a la inauguración, que lo ovacionaron como si se tratara de uno de sus maravillosos recitales. En la nota, los detalles y las fotos.

Park Hyatt Mendoza tiene acostumbrados a los mendocinos y turistas a ofrecer diversas e interesantes muestras de arte en su galería. Pero esta vez, el protagonista sorprendió porque se animó a incursionar en un rubro en el que nadie acostumbraba verlo: Pedro Aznar, el astro del rock nacional, presentó una serie maravillosa de fotografías y muchos de sus fans quedaron atónitos.

"Ya como cantante, enamora el alma. Pero nunca imaginé que podía también tocar mi sensibilidad a través de la fotografía. Realmente, me voy sorprendida", comentó una de las invitadas.

En una jornada diferente, además de conocer las obras se degustó el vino que Pedro Aznar está elaborando con el enólogo mendocino Marcelo Peleritti.

La palabra de la curadora 

"La luz y el sentimiento lo invaden todo. La sensibilidad se toca con los ojos y cada captura te empuja hacia adentro de lo observado. La invitación es elegante pero imperiosa. Allí en esa mirada de Aznar hay pasión y respeto por la naturaleza; y la poesía de lo que se fotografía se exprime hasta la ultima gota. Hasta en los títulos hay arte y emoción", nos dice Cecilia Romera, curadora de la muestra.

Muy entusiasmada con el trabajo de Pedro, Cecilia continúa explicando que "los distintos planos en varias de sus fotografías nos obligan a movernos hacia adelante y retroceder para disfrutar el conjunto. La invitación es permanente; o a detenerse a admirar y sentir o a aventurarse a través de líneas de fuga tan insistentes como sutiles".

"Lo micro y lo macro también nos interpela. Pedro nos toma de la mano para acercarnos hasta la abstracción que es una lupa minuciosa y contemporánea o nos la suelta para sorprendernos con una arboleda encendida en plano intermedio como en 'Lo que es y se pronuncia'. Estas en frente de lo despojado y lo florido, la pasión y la calma, lo que impera por hablar y lo que que se calla para escuchar mejor en el silencio. No sos lo mismo si miraste esa toma de Villa Laguna La Brava. Queres estar ahí y probarlo con tus propios ojos. Saber si esa llamarada de árboles es plata o oro".

"Eso me impacta de las fotografías de esta muestra: la luz de la foto, la imagen en si y su composición; todo eso en conjunto te detiene. Primero miras hacia adentro para luego mirar hacia afuera. Ya se consiguió la emoción, la sensibilidad y ahí el paisaje se manifiesta. Su mirada puede resultar universal pero primero te roba una nota personal. Y ahí surge el arte y la comunicación: algunas tomas te inquietan , otras te relajan y otras te sorprenden . La luz es revelada y revela. Los invito a llevarse una poco de la mirada de Pedro Aznar y a mirar junto a Él", cerró Cecilia Romera.

En Imágenes