Estamos en manos de nadie

El freno a la transición dejó un vació de poder en Mendoza. Pendiente de la campaña, el PJ le quitó el bastón a Francisco Pérez, y mientras la mayoría de sus dirigentes todavía mastica la derrota de junio, ninguno asoma como conductor. Alfredo Cornejo apostará a seguir negociando, pero deberá esperar cuatro meses para tomar decisiones. El Gobierno sólo apunta a pagar los sueldos y seguirá con su política oficial: que se arregle el que venga y, en ese sentido, licitará viviendas sin financiamiento.

Nadie esperaba una transición fácil en Mendoza si Alfredo Cornejo ganaba las elecciones. Pero ni los más pesimistas imaginaron esto.

El peronismo mendocino sujetó a las necesidades de la campaña electoral nacional los encuentros que venían manteniendo funcionarios del Gobierno con delegados del radicalismo para hallar una salida a la monumental crisis financiera, una maniobra que terminó por quitarle a Francisco Pérez el poco poder que ya le quedaba.

El apriete del PJ al gobernador se veía venir. Se cristalizó el lunes pasado a la noche en una reunión dura en la que el vicegobernador, Carlos Ciurca, los legisladores Jorge Tanús y Eduardo Bauzá más los intendentes oficialistas (todos menos los de Santa Rosa y Tupungato) le dijeron a Paco “hasta acá”.

“¿Cuánta plata necesitas para llegar a fin de año?”, le preguntaron los dirigentes a Paco.

- ­Dos mil millones de pesos - contestó el gobernador

- ¿Es imprescindible pedir endeudamiento? - siguieron indagando.

- No. El Banco Nación nos puede financiar - respondió seco Pérez.

- Listo, no hay más necesidad de discutir nuevo endeudamiento como quiere Cornejo, y lo que dice que le hace falta, que lo pida él. Y el Presupuesto 2015 tampoco se discute - le impusieron de paso al gobernador.

Todos los que estaban en la reunión sabían que Pérez había hecho pública esa misma mañana su intención de discutir una nueva pauta de gastos ajustada a la realidad para este año, tal como había acordado con el electo.

Incluso su mano derecha, Francisco García Ibáñez, una hora antes del encuentro partidario había llamado por teléfono a los radicales para confirmarles una reunión el martes, en donde “les vamos a presentar el nuevo proyecto de Presupuesto”. Pero nada de eso importó

“Son esos arranques cuentapropistas que tiene Pérez. Sabía que íbamos a tener esa reunión a la noche en donde íbamos a discutir estas cosas, y a la mañana se largó a hablar. Se la mandó”, graficó sin eufemismos uno de los peronistas que impulsó el freno a las negociaciones con Cornejo.

El “cuentapropista” es quien está a cargo de conducir la provincia hasta diciembre y, asimismo, es el titular del PJ mendocino. El relato, crudo, deja ver la realidad.

El peronismo “delarruisó” al gobernador, lo desautorizó ante Cornejo y lo dejó en evidencia ante la sociedad cuando tuvo que decir “cometí un error” al anunciar la discusión de una nueva ley de Presupuesto.

La sensación no puede ser otra que la de vacío de poder. ¿Quién manda en Mendoza? Está claro que a Pérez le sacaron el bastón y que Cornejo deberá esperar cuatro meses para tenerlo.

Los líderes del peronismo van desde aquellos que están esperando a que pasen las elecciones de octubre para dar el zarpazo interno (como los intendentes Emir Félix o Alejandro Bermejo) hasta quienes la derrota de junio los borró de la escena. Ciurca y Rubén Miranda son los principales. El primero ya se mudó a Buenos Aires para atar su futuro al de Daniel Scioli y el segundo trata de seguir haciendo pie tras el fracaso: fue el que más trató de boicotear la transición por su rencor hacia Cornejo.

La voz cantante ante la UCR de la caída de las negociaciones fue Tanús. Pero el protagonismo es engañoso. Sólo ofició de vocero, quien es a la par coordinador de la campaña de Scioli en Mendoza.

Está claro que a todo lo que apostará el Gobierno a partir de ahora es a que gane Scioli aquí (en agosto y en octubre) y a pagar los sueldos hasta noviembre. Todo lo demás no interesa.

Pero los tiempos políticos no son los tiempos de la gestión. Mientras juegan a que Cornejo no les imponga la toma de nueva deuda, los problemas graves se amontonan.

Hacienda arrinconó al jefe de la OSEP, Alberto Recabarren, contra la imagen del delito de administración fraudulenta, al impedirle utilizar $500 millones que le depositaron en la obra social. La jugada tiene que ver con cuadrar las cuentas del Fondo Unificado del Banco Nación, ampliar el descubierto y así obtener más financiamiento del banco para los sueldos. El rojo de este mes para cubrir los salarios públicos no bajaría de los $1.600 millones.

En definitiva: OSEP tiene plata para pagar a sus acreedores pero no lo hará. Y cualquier dueño de clínica está en condiciones de reclamar judicialmente por esto.

Por ahí anduvo también el titular de Aysam, Guillermo Amstutz, quejándose porque no le envían los fondos prometidos para hacer obras. El Gobierno retuvo para gastos corrientes $430 millones de un préstamo para la empresa de agua y pasó por alto la suba de tarifas que tenía previsto aplicar a esta altura del año. La ex Obras Sanitarias está teniendo serias dificultades para hacer frente a sus obligaciones, y eso se nota en la calidad del servicio: certificó obras por $70 millones y sólo le alcanzó para pagar $30 millones.

De aquí a fin de año, el desfasaje de caja será de $400 millones mensuales. En diciembre, llegará a $700 millones.

Cornejo sigue con su “Plan A”

El gobernador electo no abandonará por ahora su plan principal en la transición y seguirá detrás de su idea llegar a un acuerdo.

Sin embargo, dentro de su propio equipo de negociadores ya aparecen las dudas. El escenario que le plantean es que el diálogo se retomará recién después del 25 de octubre, fecha de la elección presidencial, y que allí habrá que trabajar en un arreglo contrarreloj para antes del 10 de diciembre.

Lo que urge es el pago de los sueldos y el medio aguinaldo. Si bien la intención es conseguir los fondos para pagarlos, el próximo gobernador ya soltó un pensamiento en voz alta ante sus colaboradores.

“La verdad es que a mí me conviene que explote todo en diciembre. No en abril. Si explota en diciembre, la responsabilidad va a ser toda de Pérez. Si pasa después, ya es mía”.

Cornejo siempre será Cornejo. Y, más allá de su preocupación por lo que vendrá, la especulación siempre será parte de su ADN político.

Para dentro de unos meses quedará la discusión acerca de si el Banco Nación le otorgará o no a Mendoza, como quiere la UCR, un préstamo de más de $5.000 millones a 10 años, con uno de gracia y a tasa preferencial, para cubrir el déficit.

Un dirigente opositor ya se reunió con directivos del Nación, aunque no llegó a tratar el tema a nivel de directorio. La respuesta de la entidad financiera fue vaga. Pérez, que en un principio dijo que estaba de acuerdo con la propuesta de Cornejo, terminaría firmando la prórroga del contrato sin más, apurado porque, hoy por hoy, el Nación con sus Anticipos Financieros Transitorios es quien está garantizando la paz social en la provincia.

Tampoco habrá mucho avance con respecto a la licitación del transporte, otro de los temas que estaban en debate. Allí, el tema no era frenar el proceso que ya estaba en marcha, sino tomar una decisión una vez que esté estipulado el costo fiscal de la nueva concesión con los dueños de los micros que seguirán, como desde hace diez años, recibiendo millones en concepto de subsidios estatales.

El peronismo logró, congelando la transición, desactivar otra bomba que estaba a punto de estallar en esa mesa entre Paco y Cornejo.

El radical le pidió expresamente que frenara la licitación de viviendas que están en marcha y que no tienen el respaldo financiero correspondiente.

Se trata de un total de más de 6.600 casas que están en distintos procesos de avance y que no cuentan ni con uno solo de los $2.400 millones que se necesitan para construirse.

Ahí conviven un paquete de 2.300 viviendas que ya fueron adjudicadas pero cuyo financiamiento tambalea, porque si bien la Nación puso los recursos que correspondían, la Provincia nunca aportó su contraparte.

Existe otro lote de 2.200 que ya fueron licitadas pero que todavía no tienen los convenios de financiamiento firmados con la Nación, y por último hay otras 2.300 cuyo llamado a licitación está a punto de realizarse, sin saber cómo se pagarán.

Seguramente el IPV anunciará estas últimas viviendas en el corto plazo sin saber de dónde saldrá la plata. Pero a esta altura no interesa. La política oficial es y será, de acá a diciembre, "que se arregle Cornejo". 

Opiniones (18)
23 de septiembre de 2017 | 18:12
19
ERROR
23 de septiembre de 2017 | 18:12
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Haría falta una buena investigación periodística que al igual que una empresa nos recuerde COMO se fueron los gobernadores para no tener que escuchar como hoy a Lafalla, Bordón y hasta Jaque explicando como debe gobernarse la provincia, y dando lecciones, después de haber dejado desastres. Jamás reconocen los errores cometidos. Jaque y Pérez son los peores gobernadores de la historia, pero Lafalla, Gabrielli y Bordón, vendieron humo y tienen en su haber: leyes de educación, bancos Mendoza, cajas de jubilaciones trasladadas, endeudamientos, etc.
    18
  2. moni2015 Primero coloca tu nombre, apellido, domicilio y documento y luego pide a,los demás lo mismo.- C A R A D U R A ! ! ! !
    17
  3. Mucho me creo que la objetividad periodística es la que está en manos de nadie.
    16
  4. moni2015, ja ja y vos quién sos defendiendo a éste inescrupuloso e inútil.? decime cuál cuál cuál es tu nombre...?
    15
  5. Recuerdan todo lo que me dijeron hace meses cuando éste fue a la legislatura con su mujer e hijos??? Que daría vergüenza ser su hijo??? Todavía están en desacuerdo??? Todavía creen que este incapaz, no avergüenza hasta a su familia???
    14
  6. Sin destino, sin ideas, sin fondos, con cara de piedra!
    13
  7. El gobernador pereze está incumpliendo con su obligación de funcionario. Si así no lo hace debe renunciar HOY. El peronismo irresponsable NUNCA se hace cargo de sus mentiras y desfalcos financieros, espera a Diciembre para dejar una provincia en quiebra y con palos en la rueda. Qué haría yo si fuera Cornejo? : le meto demanda penal a troche y moche a todos los funcionarios hasta que respondan por todo el daño que está dejando, y si tiene que ir preso él y todos los rufianes que lo acompañan...sería lo mejor para esta desfalleciente democracia que está quedando por el suelo por culpa de los corruptos, logrando que la gente común se canse y tire la toalla. No señores, cárcel para estos infelices que estafaron a 2 millones de personas, que no es poco.
    12
  8. El trasfondo de toda la nota es el problema de base de la provincia, un estado elefantiasico caracterizado por una inundacion de empleados publicos. Lo unico que importa es llegar a noviembre como sea pagando los sueldos y que no explote la provincia, lo que pase despues les interesa un rabano, no hay dinero para obras publicas ni vivienda ni salud ni OSEP, lo que sea debe ir a pagar sueldos. EL NIVEL DE IRRESPONSABILIDAD DEL POLITICO ARGENTINO Y ESTA GENTE EN PARTICULAR QUE USA LA ESTRUCTURA ESTATAL COMO UNA AGENCIA DE EMPLEO ES INSOLITO.
    11
  9. Por favor cuanto odio, aunque me gustaria saber quienes son ustedes con nombre y apellido en el anonimato se puede decir cualquier cosa.
    10
  10. Ke poKo PaKo... ke poko...
    9
En Imágenes
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
20 de Septiembre de 2017
Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'