Deportes

Los argentinos viven mejor que nunca en la villa olímpica

Los deportistas nacionales están más que satisfechos con las instalaciones en Beijing. "Me habían dicho que en Atenas había sido un desastre. Acá es una maravilla, no hay nada para quejarse", dijo María Gabriela Best.

Después de muchos años en los que sólo se escuchaban críticas y lamentos, el sector argentino de la villa olímpica en Beijing está despertando la aprobación unánime de los deportistas albicelestes.

"La mejor de la historia", opina Magdalena Aicega, capitana de "Las Leonas" del hockey. "Diez puntos", califica María Gabriela Best, representante de remo. "Estamos muy cómodas", coincide Estefanía Fontanini, esperanza de canotaje.

La comodidad con la que los atletas argentinos están instalados en Pekín depende en buena parte de los contactos de Gerardo Werthein, jefe de misión argentino y vicepresidente de Telecom Argentina.

Si bien en la villa olímpica hay un locutorio al que los atletas de todo el mundo pueden asistir para navegar en Internet, los argentinos tienen una ventaja al estilo de los países del primer mundo: Internet en sus propios departamentos.

Por decisión de Werthein, el sistema wi-fi alcanza todas las habitaciones en las que están alojados Emanuel Ginóbili, Luciana Aymar, Santiago Fernández, José Meolans y compañía. Y los beneficios no terminan ahí.

En el lobby del edificio se instalaron varios televisores en los que se pueden ver todos los canales argentinos. Las señales de aire 7, 9, 13, Telefé y América, así como también los canales de cable Tyc Sports, Fox Sports o ESPN y el resto de la grilla del sistema de cable Cablevisión, pueden ser sintonizados por los atletas argentinos durante las 24 horas del día.

"Es bárbaro", insiste Best. "Me habían dicho que en Atenas había sido un desastre. Acá es una maravilla, no hay nada para quejarse", sentencia Font. "El único problemita es en los baños, que una se baña y se ensucia todo", apunta Best, aunque sólo como detalle.

Aicega, que compitió en Atlanta 96, Sydney 2000 y Atenas 2004, no duda: "Por comodidad, por organización y por todo, esta villa olímpica está genial. Nos sentimos muy cómodos".

Werthein también se hizo cargo de un asado que despertó la aprobación masiva de los deportistas el domingo por la noche en la periferia de Pekín.

Atletas, y algunos periodistas, se juntaron para cenar en "El Obelisco", un restaurante que se especializa en asados, achuras y demás cortes de carne que despiertan pasión entre los argentinos.
¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
2 de Diciembre de 2016|18:55
1
ERROR
2 de Diciembre de 2016|18:55
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016