Descubren que el tráfico vehicular afecta al feto

Un estudio demuestra que la exposición prenatal a la contaminación del aire está asociada al crecimiento fetal.

Un estudio publicado en Environmental Health Perspectives demuestra que la exposición prenatal a la contaminación del aire se asocia al crecimiento fetal. El proyecto, llamado INMA (Infancia y Medioambiente) y que ha contado con la presencia de investigadores del Centro de Investigación en Epidemiología Ambiental (CREAL), señala que la contaminación procedente del tráfico influye en el tamaño del feto.

Hasta ahora, la exposición a la contaminación del aire durante el embarazo se ha asociado con el retraso del crecimiento fetal. Sin embargo, pocos estudios hasta la fecha habían medido la biometría fetal de manera longitudinal, con el fin de comprobar las zonas de especial vulnerabilidad.

 Un estudio publicado en Environmental Health Perspectives demuestra que la exposición prenatal a la contaminación del aire se asocia al crecimiento fetal. 

"El objetivo de este estudio fue investigar el impacto de la exposición de dióxido de nitrógeno (NO2) en la biometría fetal y neonatal en el proyecto español INMA”, explica Mònica Guxens, investigadora de CREAL, participante en este estudio.

 Los investigadores hallaron que un aumento de 10 μg/m3 en la exposición media de NO2 durante las doce primeras semanas de embarazo se asociaba con menor crecimiento en este periodo en la circunferencia abdominal y el peso fetal estimado. 

Medidas del feto en cada trimestre del embarazo

En cada trimestre de embarazo, los científicos evaluaron el diámetro biparietal (que es la distancia que existe entre los dos huesos parietales del cráneo del feto) en 2.478 fetos, la longitud del fémur, la circunferencia abdominal y el peso fetal estimado.

Estas medidas, así como la antropometría al nacer, se evaluaron usando curvas de crecimiento-cohorte específicas a las 12, 20 y 34 semanas de gestación. Para estimar la exposición a NO2 en domicilios durante todo el proceso de embarazo se emplearon medidas de regresión del uso del suelo.

Los investigadores hallaron que un aumento de 10 μg/m3 en la exposición media de NO2 durante las doce primeras semanas de embarazo se asociaba con menor crecimiento en este periodo en la circunferencia abdominal y el peso fetal estimado.

“La misma exposición se asoció inversamente con un menor crecimiento entre la semana 20 y 34 en el diámetro biparietal, la circunferencia abdominal y el peso fetal estimado, pero se observó un patrón menos consistente de asociación en el crecimiento de longitud del fémur. La asociación negativa de esta exposición con el diámetro biparietal y el peso fetal fue significativamente mayor en fumadoras en comparación con las madres no fumadoras”, recalca Guxens.

Opiniones (0)
11 de Diciembre de 2016|07:25
1
ERROR
11 de Diciembre de 2016|07:25
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic