La Bolsa sufrió la caída del Wall Street

El índice Merval cayó ayer 1,82 por ciento bajo la influencia del mercado norteamericano, que sucumbió tras darse a conocer el dato de menor creación de empleo en los Estados Unidos. La sensación en la plaza financiera mundial fue que la crisis hipotecaria comenzó a impactar en la economía real en forma nociva.

Wall Street volvió a sacudir este viernes a todos los mercados del mundo y la responsabilidad de todo la tuvo el dato de la menor creación de empleo en agosto en Estados Unidos, por primera vez en cuatro años.

La sensación en los mercados fue que la crisis hipotecaria comenzó a impactar en la economía real y bajo la influencia de Wall Street, los papeles líderes de la Bolsa porteña se desbarrancaron 1,82 por ciento. El efecto nocivo de las ventas también se trasladó al sector de los títulos públicos, donde los operadores no ocultaron su escepticismo.

El Discount en pesos, el bono más representativo del canje de deuda, cerró a 109,00 con un retroceso del 1,53 por ciento, mientras que el Par en la misma moneda finalizó a 40,00, es decir con un recorte del 1,71 por ciento.

El cupón que sigue la marcha del PIB se cotizó a 8,93 pesos y marcó una caída del 2,40 por ciento. En acciones los negocios sumaron apenas 28,22 millones de pesos, una cifra muy poco representativa y que revela la extrema prudencia de los operadores.

Los bonos reunieron operaciones por 869,68 millones de pesos. Como ocurre habitualmente, en la Bolsa porteña los operadores miraron casi desesparados los monitores para ver la suerte de los mercados extranjeros.

Wall Street terminó 1,87 por ciento abajo en el índice Dow Jones y el Nasdaq acompañó con un retroceso del 1,86, mientras que a la Bolsa de San Pablo el feriado por el "Día de la Independencia" le vino como anillo al dedo para poder sortear el pesimismo global.

En tanto, la caída de las tasas de los bonos del Tesoro norteamericano daban cuenta de los temores que se respiraba en los mercados. El vuelo a la calidad o "fly to quiality", hizo retroceder el rendimiento de los bonos a 10 años del 4,52 al 4,37 por ciento anual, el nivel más bajo del año.

Los analistas coinciden en el crecimiento de la aversión al riesgo, aunque nadie se atreve a hablar de un cambio de tendencia cuando no está garantizado un recorte de las tasas de interés por parte de la Reserva Federal en su reunión del 18 de este mes.

La caída del empleo en los Estados Unidos reavivó el temor a una recesión, pero terminó complicando las cosas la bola de cristal de Alan Greenspan, el ex titular de la Fed que piloteo los mercados del mundo en la década del 90.

Greenspan opinó que el comportamiento que se está observando en las últimas siete semanas es idéntico en muchos aspectos "a lo que vivimos en 1998 y a lo que vivimos cuando se desplomó la bolsa en 1987".

El dólar en la "city" porteña tuvo hoy movimientos más serenos desentendiéndose de las turbulencias extranjeras, y en una rueda pobre de negocios hubo lugar para un leve repliegue en el sector mayorista que venía siendo abastecido por el Banco Central.
Opiniones (0)
19 de agosto de 2017 | 18:56
1
ERROR
19 de agosto de 2017 | 18:56
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial