Deportes

Murió el holandés que amargó a Argentina en 1978

El jugador holandés Dick Jacobus Willelm Naninga, autor del gol del empate en la final del mundo 1978, falleció a los 66 años.

Dick Jacobus Willelm Naninga, el jugador del seleccionado holandés que enmudeció al estadio Monumental al marcar el transitorio empate 1-1 en la final que ganó la Argentina en el Mundial de 1978, murió hoy a los 66 años, en el municipio belga de Maaseik.

Naninga atravesaba desde hacía tiempo "un serio deterioro en su salud". En 2012 debió ser internado y estuvo cinco meses en coma, luego de que se le amputara la pierna izquierda.

Dos años más tarde su cuadro se agravó y volvió a ser llevado a un centro asistencial donde entonces "debieron amputarle la pierna derecha", según consignó el diario De Telegraaf de Amsterdam.

Naninga, que disputó con el seleccionado de Holanda 15 partidos en los que anotó 6 goles, integró el equipo que jugó la final del Mundial que se jugó en la Argentina el 25 de junio de 1978.

Esa nublada tarde, en el estadio Monumental de Núñez, cuando el marcador estaba 1-0 para los dirigidos por César Luis Menotti, tras el gol de Mario Kempes a los 38 minutos del primer tiempo, Naninga, que tenia 29 años, señaló el empate, de cabeza, cuando faltaban ocho minutos para finalizar el tiempo reglamentario.

Ese tanto obligó a jugar el tiempo suplementario en que el seleccionado albiceleste se impuso 3-1, con otro tanto del 'Matador' Kempes y otro de Daniel Bertoni.

Naninga nació en la ciudad de Groningen y comenzó su carrera en el Veendam, en 1973, mientras compartía su actividad futbolística con un negocio de venta de flores. Un año más tarde pasó al Roda JC, de Kerkrade, donde jugó hasta 1982 y marcó 107 goles.

Luego fue a jugar al fútbol de China en el que militó en Seiko Hong Kong y más tarde actuó durante tres años con la camiseta del Maastrichtse Voetbal Vereninging, de Bélgica. Terminó su carrera en 1986.


En Imágenes