El abuso sexual en la iglesia en una impactante investigación

"Secretos sagrados", el nuevo libro del periodista Mauro Szeta, aborda tres casos de pedofilia vinculados con la Iglesia.

Secretos sagrados Szeta

Secretos sagrados, el nuevo libro del periodista Mauro Szeta, aborda tres casos de pedofilia vinculados con la Iglesia, configurando una investigación que, sin eufemismos y con lenguaje directo, devela el abandono que sufren las víctimas y la dificultad para hablar de los abusos a las que fueron sometidas por sus victimarios. 

Dividida en cuatro partes, la investigación presenta un análisis de los casos de abusos perpetrados por tres curas: Julio César Grassi, Mario Napoleón Sasso y José Antonio Mercau, en tanto que la última parte se dedica a explorar, en varios capítulos, los encubrimientos de estos delitos por parte de la Iglesia a través del tiempo. 

La génesis del libro, publicado por Aguilar, parte de una una anécdota: una tarde lluviosa en un bar de La Plata, después de ver un partido de fútbol con Merluza, un amigo periodista que cubría el juicio contra el cura Julio César Grassi por abuso sexual a tres chicos, un hombre se acercó a la mesa y le preguntó al amigo de Szeta a qué se dedicaba. 

Merluza le explicó sobre el caso y el hombre, sin vacilar, soltó: "¿Tanto quilombo con el cura ese? ¿Quién no se hizo chupar la p… por un cura, alguna vez?". "Nos fuimos -relata Szeta-. Afuera seguía lloviendo. El viejo se quedó en el bar, tomando un liso tras otro. Su frase despectiva, oscura, asquerosa, depravada, retumbó en mi cabeza durante todo el viaje de vuelta". 

Después, cuenta que el trabajo de investigación periodística con los archivos arrojó muchas señales más: "de un lado, hay chicos sin destino, pobres, aislados. Del otro, sacerdotes con poder real, poder divino y el apoyo de una institución. Y, como había dicho el viejo de mierda, casos donde vulneran a sus víctimas haciéndoles sentir que no les hacen nada malo". 

"Siempre me interesó el tema de la estrategia de encubrimiento por parte de la institución eclesiástica", sostiene el periodista en diálogo con Télam. Y cuenta que, cuando comenzó investigar el tema, la primera pregunta que se hizo fue: ¿Por qué hay curas abusadores? 

Pero, enseguida, reflexiona: "Es una pregunta que no puedo responder. No se puede tener un argumento generalizado del tema. Lo que sí se puede saber es que los curas abusadores están protegidos". 

"Si bien en televisión siempre soy cuidadoso con el tratamiento de las víctimas, en el libro trato de hablar sin eufemismos, me pareció que la mejor forma de contar los casos era describir el lugar, el contexto y la situación específica de cada abuso. Edulcorar el lenguaje no tenía sentido, había que contar las perversidades", explica el periodista. 

Mauro Szeta es un periodista argentino especializado en casos policiales. Trabajó en los principales medios gráficos y agencias del país. Junto a Florencia Etcheves y Liliana Caruso escribió No somos ángeles y Mía o de la tumba fría. Recibió el premio Martín Fierro a Mejor Labor Periodística en 2010 y 2014. 

Según el periodista, la aberraciones que describe en el libro son "secretos sagrados para la iglesia y también para las víctimas: son muchos los casos en que los abusados no pueden contarle a sus parejas, amigos o familiares lo que pasaron. Uno de los pibes abusados por Mercau me contó que, cuando vio que lo soltaron, tuvo ganas de comprarse un arma para salir a buscarlo". 

Ahora, señala Szeta, "vemos que están cambiando el eje. En principio, es un tema económico y después de pérdida de fieles. En Bélgica, ante tantas denuncias por abuso, tuvieron que pagar juicios civiles. Hay muchos que creen que la situación en el Vaticano está cambiando, pero Ratzinger también anunció cambios, hay que ver qué pasa". 

En el epílogo del libro, Szeta arroja una cruda visión del tema: "La Iglesia ha reinado durante siglos protegiendo a los abusadores como si nada hubiese pasado y esta increíble arbitrariedad, sostenida en el tiempo del pastor para con sus ovejas, no pareciera indignar lo suficientemente a nadie". 

Fuente: Télam

Opiniones (1)
7 de Diciembre de 2016|15:19
2
ERROR
7 de Diciembre de 2016|15:19
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Mendoza lidera en Latinoamérica con respecto a este tema, gracias al fallo firme sobre derecho a la información y a conocer la verdad de la Corte Suprema de Mendoza, existe jurisprudencia y limita el accionar abusivo de la iglesia. La iglesia con sus secretos asquerosos y su sistema cruel basado en el derecho canónico colisiona con el bloque constitucional federal.
    1
En Imágenes