Cuidar la piel es vital para estar bien

Las mascarillas en todo el cuerpo ayudan para la salud de la piel porque contienen más sustancias que las cremas habituales.Antes de aplicarlas la piel debe estar limpia. Tan solo se necesitan 15 minutos de aplicación. Los aceites también son buenos para el cuidado de la la mente y la piel.

Los problemas físicos y emocionales por lo general se reflajan en nuestra  piel y quienes más afectan la vitalidad de nuestra epidermos son:   no dormir suficiente, ingerir comidas demasiado procesadas, consumir  alcohol en exceso, fumar o estar en ambientes de fumadores, estrés y una vida sedentaria.

Todos estos elementos atentan contra el normal funcionamiento de nuestro cuerpo y hasta pueden afectar severamente nuestros órganos, en  especialmente el hígado.

Por esta razón, los especialistas en piel y nutrición de nuestra provincia, aconsejan como primera medida, cambiar los hábitos de comida y de ejercicio cotidiano. Luego, si nuestra piel está con signos de cansancio utilizar mascarillas para el tratamiento, aunque estos productos por lo general también pueden colocarse en  todo el cuerpo.

La recomendación de mascarillas tiene que ver con el hecho de que los productos utilizados  por lo general contienen más del triple de las sustancias que poseen las cremas habituales. Antes de aplicarlas la piel debe estar limpia y si es posible realizar una exfoliación.


Este proceso tan solo se necesita 15minutos para la aplicación, con esos minutos, será suficiente para que el aspecto de la zona tratada mejore.

Dentro de las mascarillas que usan los especialistas hay varias alternativas,  tales como  la arcilla, que se disuelve en agua creando una masa y absorben la grasa de la capa superficial de la piel evitando la aparición de granitos. Por otro lado las de textura pastosa se usan para el pelo, un truco para que se duplique su acción es envolver la cabeza con una toalla caliente después de su aplicación y esperara 15 minutos para su enjuague. Las de gel no necesitan secarse en la piel y actúan reteniendo agua e hidratando la piel.

También está el colágeno, que se  aplica con pincel formando un delicado velo y sirve para rejuvenecer y reafirmar el rostro y el escote. Los “peel off” que después de su aplicación se secan y se retiran de una pieza, se suelen usar para eliminar puntos negros de la zona de la nariz, el mentón y la frente.


También podés  crear tu propia mascarilla para el cabello estropeado con yogur y coco. Aplicando suavemente sobre el cabello limpio y todavía húmedo dejando actuar durante 20 minutos y después aclarar abundantemente con agua tibia. Si lo que querés es mejorar el aspecto de tus ojos mezcla yogur con te y úntalo en la zona. Contiene propiedades sedantes y calmantes que descongestionan las ojeras.

Los aceites como alternativa de una vida sana


Los aceites esenciales actúan sobre nuestras emociones por estar el olfato directamente conectado al cerebro, donde se encuentra nuestro centro emotivo. A continuación Rituales Naturales te describe los más utilizados:

Albahaca: para el dolor de cabeza y migrañas, también para la fatiga mental.

Árbol de Té: fungicida, antiséptico, tónico cardíaco y antibacteriano.

Angélica: ayuda a contactarse con lo Divino.

Bergamota: eleva el espíritu, refresca y relaja. Útil para casos de depresión, ansiedad y tensión.

Canela: es afrodisíaco y estimulante mental.

Cedro: efecto sedante indicado para el estrés.

Cedrón: sedante. Se combina con lavanda.

Ciprés: se usa en duelos, también en etapas de cambio en general.

Clavo de Olor: agotamiento mental, para dejar de fumar.

Enebro: actúa sobre el plano mental, emocional y físico. Alivia situaciones de confusión y cansancio.

Eucalipto: actúa en el aparato respiratorio. Es descongestivo.

Geranio: antidepresivo, relajante, para restaurar y estabilizar emociones.

Jengibre: para dolores reumáticos y musculares, agotamiento sexual y físico.

Lavanda: es un sedante muy efectivo, se utiliza en problemas de insomnio. Ayuda a balancear estados emocionales como histerias y depresiones.Calma y relaja.

Lemongrass: es un estimulante mental.

Limón: estimulante mental, antiséptico, astringente, cicatrizante.

Mandarina: calmante y sedante, brinda alegría y prosperidad.

Menta: estimula el cerebro y ayuda a despejar los pensamientos.

Naranja: es antidepresivo y restaura elevando el espíritu.

Pino: estimulante del sistema nervioso, brinda energía y bienestar.

Romero: estimula la memoria, la claridad mental y procesos creativos. Es un protector psíquico y estimulante físico.

Salvia: relajante, armoniza la sexualidad y distiende la energía sexual.

Sándalo: propiedades sensuales, útil en meditación, aquieta los pensamientos, es ansiolítico y antidepresivo.

Tomillo: antiséptico de vías respiratorias y antitusivo. Es tónico y energizante a nivel físico, mental y emocional. Mejora la memoria.

Ylang-Ylang: antidepresivo y sedante, actúa sobre dificultades sexuales por estrés y ansiedad, es utilizado en estados de tensión nerviosa, insomnio e hiperactividad.

Fuente: rituales naturales/agencias/nutricionistas

Opiniones (0)
20 de septiembre de 2017 | 16:18
1
ERROR
20 de septiembre de 2017 | 16:18
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'