Deportes

La Selección Argentina de básquet llegó a la Villa Olímpica

Tras los extenuantes partidos preparatorios para Beijing 2008, Emanuel Ginóbili y sus compañeros de equipo arribaron esta tarde a la Villa Olímpica, donde ya quedaron instalados.

Bajo un intenso calor, con mucha humedad y un cielo gris que se mantuvo durante toda la jornada, el abanderado de la delegación argentina en los Juegos Olímpicos, Emanuel Ginóbili, arribó esta tarde a la Villa Olímpica, junto a sus compañeros del seleccionado argentino masculino de básquetbol.

De muy buen humor, ’Manu’ arribó al alojamiento nacional en Beijing cerca de las 16.45 (5.45 de la Argentina), saludó a los integrantes del staff de la misión argentina, bromeó sobre los modernos equipos instalados en el Centro de Comunicaciones del hotel y luego subió a su habitación del quinto piso, donde descansó hasta la hora del entrenamiento vespertino.

"Venimos de dar un paso hacia delante en el Diamond Ball. Mejoramos un poco, nos sentimos un poco mejor", aseguró Ginóbili, apenas arribado a la capital china procedente de la ciudad de Nanjin, donde el seleccionado argentino se quedó con el título en el certamen internacional.

El abanderado de la delegación nacional se mostró sorprendido por el fanatismo que tienen los chinos y dijo sentirse "muy contento" por volver a una Villa Olímpica.

"Los chinos son muy fanáticos, se ponen nerviosos cuando me ven, saben hasta la fecha de mi cumpleaños", comentó con una sonrisa. Además, Ginóbili reiteró que el gran favorito en la competencia olímpica es el ’Dream Team’ de los Estados Unidos.

"Ellos están por arriba de todos los equipos", sentenció. Para el final dejó un mensaje pleno de optimismo: "No sé si estamos a la altura de España, Lituania, Rusia o Estados Unidos, pero venimos mejorando", concluyó.
En Imágenes