Las perlitas que dejó "Pensando Mendoza"

“Definite”

El siguiente diálogo se produjo en las preliminares del encuentro realizado en el salón Malbec del Hotel Hyatt e involucró a dos peronistas y un periodista ansioso por definiciones, al término de una semana en que el bloque de diputados oficialistas había demostrado una fuerte crisis interna:

 

Periodista: - ¿De qué sector interno es usted diputado?

Tanús: - Bueno, yo soy…peronista.

El ex gobernador Bordón, que acaba de llegar y se estaba acomodando en la silla se metió, con humor: - Definite, no tengas miedo.

A las carcajadas iniciales, le siguió una explicación del diputado Tanús en torno a su paso por la lista Naranja, por el gabinete del ex intendente Pablo Patti en San Martín, su experiencia como funcionario de Lafalla y su amistad con Rodolfo Gabrielli.

“¿La Naranja?, ¿qué es eso?”, preguntó jocoso Bordón. Luego de las risas y de un silencio producido para dar comienzo a la charla, Tanús asomó nuevamente y dijo: “Perdón, no aclaré que soy Azul”.

 

Primeros y últimos

El presidente de la Cámara de Diputados Jorge Tanús fue el primero en llegar al encuentro. Lo hizo 5 minutos antes de la hora fijada para el inicio y no llegó solo: lo acompañaron un asistente, la directora de prensa de la Cámara de Diputados y un fotógrafo quienes, a poco de iniciada la reunión, se retiraron. La impuntualidad la marcó César Biffi. El ex candidato a gobernador por la Concertación, llegó cuando todos ya estaban sentados a la mesa. “¡Disculpaaaas!”, fue la primera palabra que pronunció no bien atravesó la puerta. Pero nadie se animó a contestar ya que, excepto los organizadores, todos llegaron sobre la hora, cosa que Biffi no sabía.

 

La voz de la experiencia

Tras las palabras de bienvenida a cargo de MDZ había que arrancar con las exposiciones iniciales que dieran origen al intercambio de ideas. El silencio reinó por unos instantes y todos miraron hacia el que acababa de llegar tarde. Biffi sacó de la galera una chanza: “te escuchamos Pilo”, le espetó a Bordón. Ni lerdo ni perezoso, el ex gobernador aceptó arrancar con su análisis. “Esto me pasa por ser el más viejo”, dijo. Todos le refutaron su queja: “queremos escuchar la voz de la experiencia”, se escuchó.

 

Un árbitro, por favor

En medio de una de las partes de la charla que generó mayor nivel de intervenciones, se hizo imposible controlar el turno de la palabra.

Sentado y con un brazo en alto, el diputado Tanús logró captar la atención. “¿Alguien da la palabra?, es que estoy acostumbrado a hacerlo yo”, dijo. Inmediatamente después, colaboró con el ordenamiento del debate.

 

Autismo oficial y un compromiso

El empresario Rodolfo Vargas Arizu coincidió con Biffi en la existencia de una fuerte convivencia política en Mendoza. Pero fue muy duro con las

actuales autoridades. “Desde que Jaque asumió como gobernador, la Cámara de Comercio Exterior de Cuyo viene pidiéndole audiencia al ministro de Producción, Guillermo Migliozzi y el día que teníamos audiencia nos pasó con un funcionario que nadie conoce”. El empresario agregó que esto “nunca antes nos había pasado” y agregó como dato que antes no sólo los ministros estaban atentos a las demandas sectoriales, sino que hasta los gobernadores los recibían. Al finalizar el encuentro, Jorge Tanús se comprometió en llamarlo para acompañarlo “no a lo de Migliozzi, sino que vamos a intentar juntarnos con Jaque”.

 

Priorizar

La que da título a esta perlita fue la palabra más repetida por José Bordón. Una de sus anécdotas pintó de cuerpo entero lo que piensa e hizo como gobernador en torno a

presupuesto por resultados, sistema integrado de recaudación y control y a un sistema de información territorializada.

Contó, ante mil funcionarios, una moraleja: Quedaba un millón de pesos y había que ver en qué invertirlo. Primero, llegó el director del zoológico y me dijo que los quería para darles de comer a los leones; luego, el jefe de policía, que necesitaba esa plata para alimentar mejor a los perros. El director de la cárcel los requirió para mejorar la comida de los reclusos y en el área social, la pidieron para alimentar niños y ancianos”.

“Todos se enredaron en discutir si mejor a los niños o ancianos. Pero la decisión fue dársela al director del zoológico. ¿Por qué?, me preguntaron. Les respondí: porque llegó a las 8 de la mañana y todos los demás, mucho más tarde”.

 

¿Maña o memoria?

El diputado Tanús compartió con los presentes su pasado como rugbier en el club Tacurú de San Martín. Contó que ahora es su hijo quien juega allí y valoró el crecimiento del club y las obras que ha hecho en el parque Agnesi –junto al que se encuentra la sede del club- el intendente Jorge Giménez.

Bordón siempre fue reconocido como memorioso, pero luego de tantos años fuera de la provincia y en tareas tan importantes. Estaba acomodando el saco y la bufanda cuando escuchó a Tanús referirse al club, y le preguntó: “¿La camiseta era amarilla, no?”. “Sí”, respondió sorprendido el legislador sanmartiniano. Nadie lo dijo, pero todos lo miraron como pensando: “¿será maña o memoria prodigiosa?”.

 

Cobos y la imagen del Congreso

Un curioso contrapunto se produjo de improviso en medio de la discusión de los temas nacionales. Surgió el tema de la revalorización del rol del Congreso. Pero, ¿gracias al voto de

Cobos o merced al trabajo de los legisladores en su conjunto? “Cobos le cambió el ánimo a la sociedad”, defendió Vargas Arizu, mientras que Biffi resaltó que se “ha dado un paso adelante en la institucionalidad del país”. Tanús dijo: “yo he reconocido a Cobos, pero también 11 oficialistas votaron como él” y Vargas Arizu recordó que, si no votaba en contra, “íbamos derecho a una gran confrontación”. Bordón, levantó la voz y señaló que “antes del día del voto de Cobos en contra, la gente ya reconocía la labor del Congreso cuando Diputados habían votado a favor”. Quitándole porotos a la actuación del vicepresidente, el ex gobernador analizó que “la gente valoró ver a legisladores que sabían de lo que hablaban y al pleno de un Senado que convocó a constitucionalistas como Sabsay que estaba en contra del gobierno, pero que fue escuchado”.


Sobre empresarios y políticos mal vistos

Un punto álgido del debate entre políticos y empresarios lo causó la afirmación de parte de estos últimos, de que la gente los ve con malos ojos y no reconoce sus esfuerzos e iniciativas. “¡No, si a los políticos nos va bárbaro!”, respondió Biffi.

Vargas Arizu, entre jocoso y vehemente preguntó: “¿Acaso no creen que la gente nos ve como al malo de las novelas? Se imaginan que un empresario anda todo el día en su casa con corbata, un vaso de whisky en una mano mientras planifica como matar al hermano de su esposa…” Carcajadas generales. Pero la discusión no fue saldada.

 

“¡No te va tan mal gordito!”

Los empresarios detallaron la serie de inconvenientes que tienen con el modelo económico en vigencia. Particularmente, Vargas Arizu dijo que “la inflación agrícola es mucho más fuerte que la que afecta al común de la gente”. Eso, coincidieron los emprendedores, afecta las ganas de invertir propias y ajenas. E inclusive contó un terrible caso de una inversión extranjera que venía a Mendoza y, por la inseguridad jurídica nacional en materia impositiva, trasladó su emprendimiento a Portugal y España. Biffi, inefable, saltó de su silla y les dijo: “Muchachos, por favor…me dan ganas de decirles como dijo Alfonsín…¡a muchos de ustedes no les ha ido tan mal! ¡No es para que se estén quejando todo el tiempo!”. Y luego preguntó: “¿es razonable que los salarios rurales, por ejemplo, sean lo que son en sectores a los que les ha ido bien que pagan salarios muy bajos?”.

 

Estábamos bien, pero vamos mal

La frase de José Octavio Bordón que lo trasladó rápidamente 10 años atrás en el tiempo: “En el tema económico, no hay que confundirse porque no tenemos una crisis de 5 años, sino de 3.

Algo pasó, porque veníamos bien, pero empezamos a estar mal…bueno perdón por traer a la mesa frases a la inversa de otras que mejor no recordar”. 

 

Consensos

Otro de los momentos jocosos se vivió antes de iniciar las exposiciones y con Biffi recién llegado. El tema era el “equilibrio para gobernar” y el presidente de la Cámara de Diputados contó que en Mendoza hay 17 diputados oficialistas y 31 opositores, pero que el problema del consenso estaba en que sus propios 17 estaban peleándose.

Biffi arremetió: “¡Ah, no te preocupés que seguro que los otros 31 no están muy unidos que digamos!”.

 

Todos somos peronistas

En un momento de la charla y frente a la ausencia de César Biffi, se estaba hablando en la mesa sobre la situación del radicalismo. Bordón también se permitió una chanza. Contó que durante una de las últimas vendimias estaba charlando en una mesa con un grupo de radicales mendocinos. Como recién llegaba de estar 4 años como embajador en Estados Unidos, les pidió una aclaración: “Explíquenme con qué peronista se ha alineado cada uno de ustedes, por favor”. En ese momento, vuelve Biffi a la reunión y consulta: “Perdón, ¿están hablando de radicales?”. “No –respondió Bordón- del peronismo; todos somos al final peronistas”.

 

Bordón, el pionero

“¿Fuiste vos el que inauguró la moda de que haya más de un peronista compitiendo por la presidencia?”, preguntó Tanús a Bordón.

“Si, claro; es verdad”, respondió quien obtuvo 5 millones de votos en una fórmula junto a Chaco Alvarez que enfrentó a Carlos Menem.

Y luego agregó: “…pero parece que quedó la costumbre, porque después hubo 3 peronistas compitiendo por la presidencia en las siguientes dos elecciones”.

 

Afinidades

Al terminar el encuentro, Biffi ya estaba parado y con el saco en la mano desde hacía 15 minutos, impaciente. Bordón se quedó contando anécdotas por 45 minutos más. Tanús partió raudamente. Pero antes de retirarse, Groisman y Tanús se juntaron a hablar sobre el tema viviendas; Bordón recibió el elogio de Groisman por su actuación como anfitrión en ocasión de una misión comercial a Estados Unidos y Tanús invitó a Varga Arizu a visitar juntos al gobernador Jaque, que le ha sido esquivo al empresariado durante 7 meses.

 

Brindis

MDZ invitó, como cierre, a los participantes a brindar con champán. Espontáneamente, fue Biffi quien deseo suerte y dio las gracias por la invitación.

Pero finalmente, Bordón tomó la palabra y no la dejó por un largo rato. Vargas Arizu aclaró: “Los empresarios tenemos la vocación de ayudar, acá estamos”.

Quien quiera oir, que oiga.

Opiniones (0)
22 de octubre de 2017 | 18:59
1
ERROR
22 de octubre de 2017 | 18:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    18 de Octubre de 2017
    Wildlife Photographer of the Year 2017
    Lo perdí todo víctimas del terremoto en México
    17 de Octubre de 2017
    "Lo perdí todo" víctimas del terremoto en México