¡Ojo con las agencias de viajes "truchas"!

Ya se acercan las vacaciones de invierno y las ofertas están por todos lados. Sin embargo, antes de evitar pérdidas de tiempo y dinero, hay que tomar ciertos recaudos. En el caso en que estén dentro de la ley, pero no cumplan con lo pactado, sepa cómo reclamar.

¡Recibí nuestro Newsletter!
Enterate de promociones, sorteos y los mejores consejos para hacer tus viajes mucho más placenteros y económicos.

Con las vacaciones cada vez más cerca, muchos argentinos ya están haciendo planes para este invierno, eligiendo algún lugar dentro del país o del exterior, haciendo cálculos, averiguando promociones con tarjetas, entre otros aspectos.

En este contexto, hay que tener mucho cuidado. Sucede que hay muchas agencias "truchas" o que no tienen los papeles en regla, y el supuesto ahorro podría transformarse en un gran dolor de cabeza frente a un serio incumplimiento. Por ello, es recomendable tomar precauciones y averiguar si la agencia con la que se contrata se encuentra debidamente habilitada.

En este sentido, los ciudadanos pueden averiguar el estado de la habilitación, dirección de la casa matriz y sucursales, teléfonos o hasta la dirección de correo electrónico ingresando al link perteneciente al Ministerio de Turismo.

http://www.tramites.gob.ar/tramites/servicio-consulta-linea-agencias-viajes_t311

La búsqueda se puede realizar por legajo específico, designación comercial, provincia, localidad o constancia de licencia vigente en línea.

La importancia de saber si está habilitada la agencia radica en que ese es el punto de partida para poder formular un reclamo por distintas vías y, en su caso, conseguir cobrar un resarcimiento.

Podría pasar que, en sus portales online, algunas agencias abran falsas expectativas en el viajero urgido por comprar. Ojo con las leyendas: si se aclara que el aéreo de cierto paquete turístico tiene “cupo confirmado” significa que la agencia “pre-compró” el pasaje de avión y, por lo tanto, la tarifa y fecha ofrecidos son un hecho. Pero si figura la frase “vuelo regular”, se trata de un paquete tentativo, sujeto a disponibilidad. Y como se sabe, justamente están escaseando los lugares para las vacaciones de invierno, así que con toda probabilidad se terminará ofreciendo un paquete con butaca en un segmento superior del avión –lo que encarecerá la tarifa final– o directamente en otra fecha, fuera de las vacaciones escolares. Uno desearía –y de allí que valga la pena enfatizarlo– que estas leyendas fueran bien claras.

También tiene sentido atender a la letra chica que aclara si el paquete incluye o no los aéreos. ¿Y por qué paquetes sin aéreos? Algunas agencias observan una preferencia por los “combos” cerrados sin tickets de avión. Hay dos razones. Por un lado, a veces los paquetes no son tan convenientes en materia de tarifas, y los usuarios perspicaces lo saben: buscando con paciencia encuentran, por su cuenta, tickets de avión más baratos. A la vez, hay pasajeros que aprovechan los puntos acumulados a través de los programas aéreos de fidelidad.

Incumplimientos y reclamos

En principio, es fundamental tener toda la información sobre aquello que es ofrecido por escrito. A partir de allí el proveedor está obligado a cumplirlo y si eso no ocurre es una herramienta para disputar luego. Tener las respuestas sobre la oferta mediante un e-mail sirve como documento en caso de que haya inconvenientes.

Al respecto, la Asociación Protectora de Defensa del Consumidor señala que, en caso de inconvenientes, primero hay que realizar una queja ante la empresa vendedora por teléfono o Internet y solicitar el número de reclamo. En caso de que se presente una carta documento o una nota firmada, hay que solicitar la constancia de recepción.

Si se adjuntan pruebas, hay que dejar las fotocopias, nunca los originales (por si hay que presentarlos en un juicio).

Si no se satisfizo el reclamo, se deberá concurrir a formular la denuncia ante Defensa del Consumidor. Si no hay solución o se quiere evitar la vía administrativa, se puede reclamar judicialmente. Todas las acciones a través de Defensa del Consumidor gozan de gratuidad, por lo que no se abonará ninguna tasa o gasto para su inicio.

También se puede dejar constancia de la queja en el Centro de Atención al Turismo, dependiente del Ministerio de Turismo, a través de la vía telefónica o por Internet (cyr.turismo.gov.ar). La entidad controla y puede aplicar sanciones a las agencias y hasta puede fijar un resarcimiento económico para los damnificados.

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó10/10
Opiniones (0)
2 de Diciembre de 2016|14:58
1
ERROR
2 de Diciembre de 2016|14:58
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"