Una empresaria con todas las letras

Presentamos en "Sinceramente" a Anne-Caroline Biancheri. Con esta nueva modalidad que comenzamos a publicar en la sección Sociales, pretendemos que la personalidad entrevistada sea más conocida por nuestros lectores a través de respuestas simples y sinceras.

La empresaria Anne-Caroline Biancheri se animó a responder sinceramente.

- Mi orgullo íntimo: mi editorial.

- Mi peor defecto: no saber controlar mi ego y dejar que él a veces actué por mí.

- Mi carácter: pregunten a quienes me conocen.

- Mi deporte favorito: trekking.

- Mi sueño imposible: no creo en lo imposible. Lo imposible es cuando pedís a la vida algo que no te corresponde.

- Mi hombre ideal: no creo en el hombre ideal. Somos seres vivos que evolucionamos. Sí creo en el abandono de uno mismo por amor.

- Mis lecturas preferidas: "El principito", de Antoine de Saint-Exupéry y los libros de Rudolf Steiner y Massimo Scaligero.

- Mi modelo de país: un país planificado para crecer de forma equitativa y justa. Un país que crea en la educación.

- Mendoza: un lugar donde estoy feliz y que me entregó mucho.

- La música que me transporta: definitivamente la música clásica y el jazz.

- Mi comida y vino favorito: muchas, muchos… Pero mi corazón sigue con Antucura.

- Tres lugares en el mundo: el Mediterráneo, la Cordillera de los Andes y Madagascar.

- Lectura tradicional (libro de papel) o los nuevos e-books: la lectura tradicional. Me gusta el contacto del papel, sentir el objeto en mis manos. Pero finalmente, creo que los nuevos e-books proponen una variedad y opciones mucho mayor a los tradicionales, es una cuestión de costumbre.

Anne-Caroline Biancheri es francesa, decidió trabajar en Argentina y fue Mendoza, la provincia en la que se radicó. Aquí conoció a quien luego sería su marido, el empresario Gerardo Cartellone, con quien tiene dos hijos, Giovanni y Giacomo.

Actualmente dirige la editorial que ella misma fundó, Caviar Bleu, que ya ha lanzado al mercado 25 volúmenes sobre distintas temáticas relacionadas al turismo y vitivinicultura, entre otras.  Una de las pasiones que comparte junto a su marido es la vitivinicultura. Juntos crearon Antucura, una viña de 130 hectáreas, posada y bodega, ubicadas en Vista Flores, Tunuyán.

Como primicia, Anne-Caroline comentó a MDZ el lanzamiento en agosto de la nueva versión del libro "Mendoza de pura cepa". Además, para noviembre tiene prevista la presentación de la nueva obra de arte de Antucura. Eso sí, dejó en suspenso el nombre del artista.

En Imágenes