¿Te vas de vacaciones con tus niños? Seguí estos consejos

Se acercan las vacaciones de invierno y estás planeando un viaje con tus hijos. Entrá y mirá estos consejos básicos.

Niños 1


El sitio www.skyscanner.es recopiló consejos de viajeros para salir de vacaciones con niños. Mirá cuáles son los principales.

Llevar toda la documentación

Los menores de edad, si viajan solos o en compañía de personas que no sean sus padres, precisarán de una serie importante de documentos para poder salir de su país. En Argentina, además del DNI o pasaporte, se requiere una autorización notarial del padre o madre que no viaje con ellos en caso de que no los acompañe, o del certificado de nacimiento en caso de que vaya con los dos. Averiguate bien cuáles son los requisitos para evitar dolores de cabeza.

Perder el miedo

El mejor consejo para viajar con niños que podemos dar es que sí, que se puede. Basta con saber cocinar un conjuro mágico a base ganas de pasarlo bien, algo de paciencia, adecuar el ritmo de nuestra expedición, ilusión por descubrir el mundo y una buena gestión de las expectativas. Viajar con niños es una experiencia fantástica que enriquece a toda la familia y ensancha la formación de nuestros hijos.

Que no te falte luz

Puede ser muy útil llevar una lucecita de posición para la noche, con enchufe internacional en caso de ser necesario, no solo para los más pequeños, sino para los mayorcitos también, pues puede resultarles desconcertante despertarse en un lugar extraño y no tener orientación. Además si se despiertan para ir al baño en un lugar que no conocen podrán ver donde pisan y el camino hasta allí.

Educar viajando

Un viaje es una oportunidad de aprendizaje: cada nuevo contexto permite comprender y dar sentido a los nuevos conocimientos. Aprovechá el mapa para enseñarles geografía y orientación; en los paseos trabajá la biología y la geología; el contacto con gente local permitirá practicar otros idiomas; los conocimientos de historia, cultura y arte se asientan al conocer los lugares donde quedan vestigios; calcular el cambio de dinero o los kilómetros que faltan para llegar ayuda a trabajar y afianzar sus conocimientos matemáticos… En definitiva, viajar es aprender.

Llevar un botiquín

En el botiquín no hace falta llevar de todo por si acaso, pues en la mayoría de destinos seguramente habrá acceso a una farmacia. Pero sí es cierto que según lo remoto que sea el lugar compensará cargar más o menos el bolso de las medicinas. Conocer un poco el destino con antelación puede dar una idea de las enfermedades que se pueden contraer y en función de eso preparar las medicinas adecuadas. Por ejemplo, si vas a una zona muy fría o con cambios de temperatura, es fácil que los niños se resfríen; si vas a una zona costera o donde hay aguas estancadas, prevenite bien contra los mosquitos; o si visitás un país donde la comida es muy distinta, quizás los primeros días los estómagos de los chicos (y el tuyo) se resientan.

Identificarles

Un complemento útil para que lleven los niños durante todo el viaje es la pulsera identificativa. Hay muchos fabricantes que hacen pulseras de silicona con el teléfono de los padres grabado incluyendo el prefijo del país. Son impermeables, no se borra la información y no producen alergias.

Viajar mientras duermen

Viajá mientras duermen. Aprovechá las horas de sueño de los niños para desplazarte. Ir dormido parte del viaje le ayudará a que se le haga más corto. Reservá los vuelos para viajar por la noche, especialmente si son largos, para que vaya dormido el máximo de tiempo posible. Si son vuelos más cortos, con la hora de la siesta será suficiente. Si viajás en coche igual, intentá realizar los máximos kilómetros mientras duermen.


¿Qué te pareció la nota?
No me gustó8/10
Opiniones (0)
26 de Septiembre de 2016|17:40
1
ERROR
26 de Septiembre de 2016|17:40
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"