Dictan la conciliación obligatoria en el conflicto del diario Los Andes

Después del mediodía, la Subsecretaría de Trabajo notificó que el conflicto entre la empresa y sus periodistas ingresaba en una etapa de diálogo, durante 15 días hábiles. El periódico deberá reincorporar al menos por ese lapso a los dos empleados despedidos ayer.

La Subsecretaría de Trabajo dictó hoy la conciliación obligatoria en el conflicto que mantiene el diario Los Andes con sus periodistas, que se profundizó ayer tras el despido de dos empleados del periódico.

Con esta medida, durante 15 días hábiles ni la empresa ni los trabajadores podrán tomar medidas que perjudiquen a la otra parte. Además, Jorge Fernández Rojas y Analía Boggia, los periodistas cesanteados ayer, podrán volver a su trabajo.

La primera reunión conciliatoria se realizará el próximo jueves 7 de agosto, a las 16:30.

Antes de conocerse esta definición de la Subsecretaría de Trabajo, se vivió una jornada agitada en el diario. Referentes de varios gremios se concentraron esta mañana en la puerta de Los Andes para apoyar a los periodistas del medio.

Raquel Blas (ATE), Víctor Hugo Dagfal (Sitea), Carlos Ordóñez (Judiciales), más gente de Fadiunc y del gremio de prensa estuvieron durante algunas horas en la entrada del periódico y pegaron en la fachada del edificio algunos carteles. No faltaron los bombos y las bombas de estruendo, mientras la gente que caminaba por el kilómetro cero mendocino miraba con asombro como se desarrollaba la protesta en la puerta del diario.

A los sindicalistas se sumaron un grupo de periodistas de otros medios, quienes también fueron a apoyar Fernández Rojas y Boggia. Esa decisión de la empresa motivó que casi la totalidad de la redacción periodística parara ayer con sus funciones habituales. Por ello, hoy la sección principal de Los Andes fue confeccionada por los editores, y ningún periodista local firmó las notas.

La primera consecuencia de la medida de fuerza ya se notó hoy: Los Andes salió a la calle alrededor de las 6 de la mañana cuando habitualmente lo hace a las 12 de la noche.

Hay que recordar que desde hace meses, los periodistas del diario centenario reclaman una actualización salarial, y que actualmente se está llevando a cabo una paritaria para definir ese tema.

La palabra de los periodistas

Tras los despidos, los periodistas del diario se reunieron y emitieron la siguiente acta:

"En el día de la fecha, 31 de julio de 2008, los trabajadores de Diario Los Andes reunidos en Asamblea -con comunicación al subsecretario de Trabajo y al Ministerio de Trabajo de la Nación, en la sede de la empresa Diario Los Andes Hnos. Calle S.A. con CUIT 30-50009477-6-, en forma conjunta con autoridades del Sindicato de Prensa de Mendoza, asisten en defensa de los derechos de los trabajadores conforme a lo  establecido por la ley 23.551, ley 12.908, y decreto ley 13.839/46 y a pedido de la asamblea, solicitan a la empresa en función de las medidas adoptadas por ésta: la reincorporación inmediata de los trabajadores Analía Boggia DNI 27.765.658 y Jorge Fernández Rojas DNI 16.553.929, separados de sus puestos de trabajo en el día de la fecha, sin causa, en forma verbal, ni comunicación fehaciente, y solicitan el amparo de todos los trabajadores abajo firmantes.

En este contexto, quienes suscriben adoptan la medida de retención laboral, que se extenderá hasta tanto se dé una respuesta favorable a lo arriba mencionado.

La resolución acordada por esta Asamblea responde estrictamente a la acción directa de la empresa al despedir a dos trabajadores, en el marco de las negociaciones paritarias en curso, las que tratan entre otros aspectos, el incremento salarial conforme a lo establecido en Acta con fecha 1° de julio del corriente año presentada en el expediente ante el Ministerio de Trabajo, Regional Mendoza (Paritaria)".

El acta está firmada por casi sesenta trabajadores de prensa del citado matutino.

La voz de la empresa

Por su parte, voceros de Los Andes hicieron conocer un comunicado en el que dan su postura sobre los despidos de los periodistas.

"La desvinculación de la señorita Analía Boggia y del señor Jorge Fernández Rojas responde a causa de orden estrictamente laboral, en razón de que el estilo de trabajo en el ámbito periodístico de las personas desvinculadas no se ajusta a la cultura organizacional que la empresa pretende. Estas diferencias mencionadas originan a la conducción de la empresa una incomodidad que es del conocimiento del conjunto de la organización.

Ante la existencia de versiones que atribuyen la desvinculación de estas personas a reclamos salariales, resulta necesario aclarar que la decisión de la empresa es totalmente ajena a tales circunstancias".

En Imágenes