Saint Emilion: cómo lo simple puede enamorar de golpe

A unos 50 kilómetros de Bordeaux se encuentra esta ciudad, que puede resumirse así: vino, gastronomía y belleza.

¡Recibí nuestro Newsletter!
Enterate de promociones, sorteos y los mejores consejos para hacer tus viajes mucho más placenteros y económicos.

En el Sudoeste de Francia no sólo están algunos de los mejores vinos del mundo, sino también algunos de sus paisajes. Cuando se viaja a Bordeaux, es un crimen no hacerse unos 50 kilómetros para llegar hasta Saint Emilion, Patrimonio Cultural de la Humanidad (Unesco) y uno de los pueblitos más encantadores que se puedan conocer.

2

El patio de Saint Emilion, una postal de la ciudad que se graba a fuego.

Saint Emilion tiene poco más de 400 habitantes, aunque hay que sumarles aquellos que van todos los días a trabajar y los visitantes, que llegan en forma permanente. Se dice que el nombre de la ciudad viene de Emilion, un ermitaño que se refugió allí y que, con el tiempo, fue transformado en santo. Pero lo que importa hoy no es su origen, sino la belleza de la ciudad.

No hay manera de describir lo que se siente en esas calles, y lo más difícil es explicar cómo algo tan simple puede ser tan bello. Eso es algo muy propio de Francia, donde todo es austero y simple, sin nada chillón, pero simplemente hermoso. Es la prueba de que la belleza no tiene por qué que ser complicada.

3

La Hostellerie de Plaisance: la belleza en su forma más sencilla.

Saint Emilion es piedra, tejas, árboles y vegetación, con calles empedradas y una iglesia del siglo 13. No mucho más, pero nada menos. En el patio o plaza donde desembocan las callecitas principales se filmaron –entre otras- algunas escenas de la película “Un buen año”, en que Russell Crowe se enamora de Marion Cotillard. Y no es para menos. Puede decirse que en todos sus restaurantes se come muy bien –empezando por lo tradicional: foie gras y canard- y que el vino está presente no sólo en los restaurantes sino en todo el recorrido, con sus vinerías y sus negocios de ventas de souvenirs. El vino, la gastronomía, la belleza del lugar: he ahí un resumen de por qué Saint Emilion le puede dar un golpe de enamoramiento a cualquiera.

7

Edificios antiguos y jardines bien cuidados: nada más por agregar.

9

Mauricio Llaver, en una de las imágenes clásicas de la ciudad.

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó8/10
Opiniones (0)
2 de Diciembre de 2016|15:02
1
ERROR
2 de Diciembre de 2016|15:02
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"