Deportes

Hace 30 años, Boca era el rey del mundo

A un mes y cinco días de haber ganado la Argentina su primer campeonato mundial, Boca se alzaba con un trofeo muy ansiado por sus hinchas como el Intercontinental. Mirá un video de la hazaña.

Boca Juniors ganó su primera Copa Intercontinental el 1 de agosto de 1978, cuando venció 3 a 0 al Borussia Moenchengladbach, en Alemania, con Juan Carlos Lorenzo como técnico e inició, así, un derrotero de conquistas que, tras un interregno en la década del '80, retomó con toda fuerza en los '90 de la mano de Carlos Bianchi.

A un mes y cinco días de haber ganado la Argentina su primer campeonato mundial de selecciones, Boca se alzaba con un trofeo también muy ansiado por sus hinchas como el Intercontinental.

Antes, en La Bombonera, el 21 de marzo y ante un estadio desbordante de júbilo, los alemanes habían obtenido un empate valioso 2 a 2 en el cotejo de ida. 

Boca sintió en ese partido la ausencia de su ídolo, el arquero Hugo Gatti, que había sido desplazado del seleccionado argentino por el riverplatense Ubaldo Fillol, elegido por César Menotti para afrontar el campeonato mundial. El "Loco" fue reemplazado por el arquero bahiense proveniente de Lanús, Santos, un ex modelo publicitario.

El gol del empate definitivo logrado por Jorge Ribolzi (hoy asistente de Alfio Basile en la selección nacional) parecía que no alcanzaría para la revancha a la que el Borussia, del excelente volante alemán Bonhoff, esperó muy confiado.

En rigor, el rival de Boca debió ser Liverpool, poderoso campeón de Europa que desistió del enfrentamiento con el campeón de América.

Pero en suelo germano la historia fue muy distinta a la que desde ambos lados del Atlántico se imaginaban, porque Boca sorprendió de entrada con dos pelotazos "de memoria" del exquisito zurdo Mario Zanabria, aplicando un "clásico" del contraataque "xeneize" forjado por el "Toto" Lorenzo.

La pegada del ex volante izquierdo de Newell's para el pique en diagonal del veloz Ernesto Mastrángelo comenzó a hacer efecto ya a los 5 minutos de juego, cuando Boca logró ponerse 1 a 0.

Los alemanes, excesivamente confiados, atacaron "ciegamente" y otra vez Zanabria, con otra pelota al claro, dejó solo esta vez al mendocino Darío Felman, que no dudó en establecer el 2 a 0, cuando apenas habían transcurrido 20 minutos. 

Para entonces el equipo alemán dominaba territorialmente el desarrollo del encuentro, pero Boca se imponía claramente en el marcador, porque se hacía fuerte atrás con una recordada defensa a la que solamente le faltó, por lesión, Roberto Mouzo.

En esa zaga se destacaban, además del reaparecido Gatti, el áspero Vicente Pernía, el duro capitán Rubé Suñé y el veterano formoseño "naturalizado" correntino, Francisco Pedro Manuel 'Pancho' Sa, un tiempista en el fondo.

Faltando 5 minutos para finalizar el primer tiempo, una escapada del tucumano Carlos Horacio Salinas, lo dejó mano a mano con el arquero local, al que eludió para estampar el definitivo 3 a 0.

Fue la final más "fácil" que haya jugado un equipo argentino en esa instancia y en Europa, al cabo de toda la historia.

Después Boca seguiría festejando más allá del siglo XX.

 

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó0/10
Opiniones (0)
3 de Diciembre de 2016|03:50
1
ERROR
3 de Diciembre de 2016|03:50
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016
    28 de Noviembre de 2016
    Una vida en imágenes: Fidel Castro, 1926-2016