Colombia venció a Brasil y pone caliente la zona

El equipo de Pekerman le cortó el invictó a Dunga como entrenador de la selección y deja el Grupo C al rojo vivo. Jeison Murillo anotó el único tanto del juego. Neymar fue expulsado tras finalizar el partido.

Colombia derrotó hoy a Brasil por 1-0 en un intenso partido por la segunda fecha de la Copa América que se decidió con un gol del defensa Jeison Murillo en el minuto 35. Colombia, que había perdido ante Venezuela en el debut, iguala así a tres puntos en el Grupo C con Brasil, que tras 11 victorias seguidas sufrió hoy la primera derrota desde que Carlos Dunga se hizo cargo del equipo después del Mundial del año pasado.

El equipo de José Pekerman se tomó de alguna manera la revancha de la derrota ante Brasil en cuartos de final del Mundial. Una vez terminado el partido se produjo una trifulca entre jugadores que resultó en la expulsión de Neymar, la gran estrella brasileña, y el colombiano Carlos Bacca.

Colombia, arropado por una amplia mayoría de aficionados, planteó un partido de máxima intensidad física, urgido tras la derrota en la jornada inicial ante Venezuela. Brasil, también muy organizado, aceptó el reto y los primeros minutos fueron de equilibrio, con pelea y pierna fuerte en el centro del campo y escasas llegadas al área rival. 

Colombia esperaba y buscaba la salida rápida y directa con James Rodríguez y Juan Cuadrado como lanzadores para los delanteros Radamel Falcao y Teófilo Gutiérrez, que suplió hoy a Carlos Bacca.

En el minuto 14, Falcao desperdició la primera ocasión al rematar desde lejos y desviado una jugada rápida del combinado amarillo. Carlos Sánchez, omnipresente en el mediocampo, probó también desde fuera del área con un fuerte disparo.

Brasil buscaba controlar la pelota y el ritmo a la espera de que surgiera algún hueco. Pese a la movilidad de Neymar, Fred, Willian y Firmino, la marca colombiana era intensa. Colombia creó peligro a pelota parada con James y Cuadrado colocando balones peligrosos en el corazón de la defensa "canarinha".

Así llegó el gol en el minuto 35. Cuadrado botó desde la derecha del ataque una falta cometida sobre Falcao, la defensa de Brasil no acertó a despejar y la pelota suelta la aprovechó el zaguero Jeison Murillo para hacer explotar el Monumental de Santiago, convertido en reducto colombiano.

El gol afectó a Brasil y espoleó a Colombia, que empezó a dominar la posesión de la pelota con toques cortos coreados con gritos de "olé" por su hinchada. Una bonita combinación con un pase atrás de Falcao a Cuadrado pudo suponer el 2-0 al filo del descanso. 

Ahí respondió Brasil con su mejor oportunidad. Dani Alves superó la presión amarilla y su centro en carrera lo remató desde cerca Neymar, que exigió por primera vez al portero David Ospina. 

En el rechace, el astro del Barcelona tocó la pelota con la mano, lo que le costó una tarjeta amarilla, la segunda de la Copa, por lo que deberá cumplir un partido de sanción el domingo ante Venezuela, si es que no es castigado con más por la roja que vio por su rifirrafe con Bacca tras el final del encuentro.

Dunga dio entrada en el descanso al habilidoso Philippe Coutinho en busca de la creatividad ofensiva que le faltó a su equipo, demasiado dependiente de Neymar.

Brasil encontró espacios en el comienzo de la segunda parte, pero también dejó huecos atrás para los contragolpes de Colombia, cómoda con el guión que tenía ahora el encuentro. Un disparo de Cuadrado pudo suponer el 2-0.

Firmino, el hombre más adelantado de Brasil, dispuso en el minuto 56 de la mejor ocasión del partido. Coutinho presionó un mal pase del defensa Murillo al arquero Ospina y robó la pelota, pero Firmino no pudo aprovechar la ocasión con el arco vacío cuando el empate parecía hecho.

Brasil buscó el empate y Colombia confió en el físico del centro del campo, retrasó líneas y recuperó el módulo del Mundial cuando el seleccionador Pekerman metió a Víctor Ibarbo por Falcao, lo que permitió que James dejara el costado izquierdo y se situara como enlace por detrás de Gutiérrez primero y de Bacca después.

Dunga buscó aún más ataque con el delantero Diego Tardelli en lugar del mediocampista Elías, pero con Neymar apagado, nunca pudo crear ocasiones claras de gol ante Ospina. El Grupo C queda así muy igualado. Mañana, Venezuela, que cuenta también con tres puntos tras su victoria inicial, se enfrenta a Perú. 

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó8/10
Opiniones (0)
5 de Diciembre de 2016|12:05
1
ERROR
5 de Diciembre de 2016|12:05
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"