Peronismo y fútbol: una relación compleja

Una recopilación de ensayos permiten descubrir con gran precisión los hilos que unieron (o desunieron) al gobierno de Perón y las instituciones deportivas.

El fútbol es un deporte que posee masivas adhesiones en el país y despierta emociones en las multitudes. Estas características han sido o han intentado ser aprovechadas por los poderes políticos para beneficio propio, principalmente como conducto de comunicación con las masas sociales y, sobre todo, las clases populares.

La cancha peronista

Desde esa base parte La cancha peronista (UNSAM Edita), una recopilación de 14 ensayos organizado por Raanan Rein que desglosa la compleja relación entre los dos primeros periodos de gobierno de Juan Domingo Perón (1946-1955) y las instituciones deportivas futbolísticas, haciendo hincapié en los clubes.

El libro se permite poner sobre la mesa algunas preconcepciones con respecto al accionar del peronismo clásico sobre el deporte, como así también pone de manifiesto las actitudes que tomaron los clubes frente a un fenómeno político y social totalmente novedoso en la Argentina, y cómo utilizaron a su favor las relaciones con el Gobierno de la época.

Boca, River, San Lorenzo, Racing y otros clubes importantes del Área Metropolitana de Buenos Aires son presentados como casos testigos en la relación entre los clubes y el Gobierno de Perón, mostrando hasta dónde las instituciones eran capaces de amoldarse a la retórica peronista y como hicieron, en la mayoría de los casos, para no quedar demasiado “pegadas” tras el golpe de Estado de 1955.

Además de los clubes, se exponen algunos hechos paradigmáticos que, si bien exceden la relación entre el peronismo y los clubes de fútbol, son considerados relevantes para entender mejor el manejo político del deporte, como la huelga de los jugadores en 1948 y la irrupción del semanario Mundo Deportivo, de clara tendencia pro-peronista.

En definitiva, La cancha peronista pone de manifiesto los alcances de una mutua relación entre el gobierno de Perón y el fútbol, remarcando los beneficios obtenidos por ambas partes y los límites de injerencia que se autoimponían para evitar los perjuicios inmediatos o posteriores.

Nicolás Munilla

¿Qué sentís?
67%Satisfacción17%Esperanza16%Bronca0%Tristeza0%Incertidumbre0%Indiferencia
Opiniones (0)
6 de Diciembre de 2016|18:21
1
ERROR
6 de Diciembre de 2016|18:21
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes