Otro documental extranjero busca saber qué pasó con Nisman

Un informe de "Vice News" que recorre los últimos pasos del fiscal en torno a la denuncia de encubrimiento contra la presidenta Cristina Kirchner.

Un nuevo documental pone la lupa sobre los misterios que rodean la muerte del fiscal de la causa AMIA, Alberto Nisman. 



El infome de Vice News, un canal especializado en producciones audiovisuales, bajo el título “Who Killed Alberto Nisman? - In search of Truth in Argentina (¿Quién mató a Nisman? - en busca de la verdad en Argentina) hace un recorrido por las últimas horas del fiscal que investigaba un presunto encubrimiento de la presidenta Cristina Kirchner y miembros del Gobierno en torno a la causa por el atentado a la AMIA.

También hace un repaso de la reacción de la población y del Gobierno tras su muerte y hasta incluyó un audio telefónico entre el fiscal y el corresponsal del canal en el país en la que se supone una de las últimas entrevistas a Nisman. “No me hace ninguna gracia acusar a un presidente, por el daño institucional que le hace al país. Quiero llegar el lunes a la comisión”, se lo escucha al fiscal.

El documental español

Se suma al informe de la RTVE de España, elaborado por el periodista José Guardiola y que el sábado, entrevistado por MDZ Radio en el programa "Tormenta de ideas", sostuvo que "nunca se sabrá qué pasó con Nisman".

Guardiola, en diálogo con Gabriel Conte, Santiago Montiveros y Mariano Bustos, sostuvo que " hay tanto vacío en la investigación, o se ha desarrollado de manera tan poco seria en algunos casos, que todas las opciones están abiertas".


La entrevista con Guardiola:

Hemos visto que has podido hablar con gente que no habla con periodistas argentinos, como el caso de Luis D’Elía. Nos gustaría tener, en principio, tu impresión después de haber hecho esta investigación en Buenos Aires.

- Hubo entrevistas que he intentado y no logré, como en el caso de Sandra Arroyo Delgado, por razones que no explicó, con Luis D’Elía no fue difícil. Sí es cierto que él reconoció que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner les invitó, junto a Fernando Esteche, a no hacer declaraciones justo cuando Nisman presentó la denuncia de los 300 folios; pero cuando parecía que se iba a sobreseer la denuncia, se les autorizó a hablar y, quizás fruto de la coincidencia, él accedió a hablar con nosotros.

¿Qué fue lo que más te impresionó?

- Me he apasionado periodísticamente y narrativamente con una historia que tiene tantos elementos, y muchos de ellos contradictorios. Lo que más me ha sorprendido son todas las extrañezas que ocurren desde el momento en que Nisman, se supone, lanza sus últimos mensajes por internet, hasta 48 horas después, como así también el informe especial de Jorge Lanata sobre el tratamiento de la escena, que me parece surrealista. Son elementos que siguen abiertos y que en Argentina se van a prolongar, porque el debate es largo.

En la Argentina, estamos muy sumergidos en el tema. ¿Cómo lo ven desde Europa?

- El tema es tan complejo, con muchas aristas, elementos y argumentos para defender todas las versiones, que llegabas a una entrevista que, por ejemplo, la concedía Zaffaroni y te convencía. Pero inmediatamente después hablabas con (Juan Bautista) ‘Tata’ Yofre, y él desarrollaba otra teoría tan bien armada, que decías que todo está refutado. Lo que quiero transmitir es que hay tanto vacío en la investigación, o se ha desarrollado de manera tan poco seria en algunos casos, que todas las opciones están abiertas. Cuando regresé a España me preguntaron si se suicidó o lo mataron, o lo indujeron o fue jugando, pero sinceramente creo que no se va a saber nunca, y no quiero aventurar ninguna hipótesis como cierta.

¿Qué impresión te dejó Diego Lagomarsino?

- Desde mi punto estrictamente personal, es un tipo entrañable, que se deja querer y que incluso genera empatía. En la entrevista estaba muy nervioso, y se la hicimos tres meses y medio después de la muerte de Nisman, lo que quiere decir que el periodo para reestructurar toda la presión que había sufrido, había sido largo, pero se lo veía muy emocionado. Hay otros elementos que te hacen dudar. Al margen de que él sea inocente o no, creo que requieren una explicación que va mucho más allá de la que ha dado. Lo de la cuenta corriente, argumentó que era un favor que le hacía a Nisman, debido a su exposición; pero seguro que a cualquiera de nosotros, si nos dicen lo mismo, respondemos que no podemos asumir esa responsabilidad.

- ¿A qué hipótesis sumás?

- En España, la prensa y la sociedad está muy polarizada, y en Argentina está todavía más. Llegó un momento en que dije ‘me da la sensación de que al final va a ser difícil de encontrar a alguien que nos relate a su juicio y no por prejuicios o predisposiciones hacia una manera de entender la política. La conclusión que llegaría es: si en lugar de llamarse Alberto Nisman, se hubiese llamado Fernando Pérez, y hubiere llegado la fiscal Viviana Fein, deseosa de coger sus vacaciones, seguramente habría dado un carpetazo porque era un claro caso de suicidio. Pero los elementos que se amontonan en el caso, hace que la tesis del suicidio por lo menos no deba ser la única. El debate que existe en Argentina va a venir bien, porque lo que abre es el mayor campo de investigación posible y, en este caso, lo mejor es eso. Después el juez decidirá, aunque el problema será que la mayoría de los argentinos, como los españoles, se lo creerán o no. Siempre habrá argumentos para refutar incluso lo que diga el propio juez.

Hay dos pasos anteriores: la investigación de Nisman sobre el atentado a la AMIA, donde tiene mucho que ver Stiuso, y la acusación contra la Presidenta, lo que ha llevado a una polarización política. Eso es lo que está enturbiando de alguna manera la opinión y la definición del caso.

- Con respecto al caso AMIA, el cual no lo conozco en profundidad, me quedó una percepción de que Alberto Nisman había llegado a la conclusión de que su misión en la investigación estaba bloqueada. Siempre vas a tener investigaciones que invitan a pensar que fue Irán, pero habrá otra serie de elementos que nos harán pensar de que quien ha intentado parecer que fue Irán lo hizo por propio interés, por lo que será difícil establecer qué fue lo que pasó. Hay una serie de relaciones, de las que hablábamos con el agente Stiuso, que invitan a pesar que ha habido una influencia más allá de las fronteras argentinas, y esto se empieza a establecer como algo razonable, que tanto desde algunos países como Irán, Venezuela, EEUU e Israel, se ha intentado presionar para que el caso AMIA vaya hacia un lado o el otro. Sobre el Gobierno, me volví con cierto sabor amargo en la boca. Pedimos entrevistas con Héctor Timerman, quien muy amablemente la rechazó; con Aníbal Fernández, que directamente ni contestó, con Sergio Berni y el general Milani. La versión oficial no la tengo. Como periodista, lo que hice fue buscar unas versiones que se asemejen a la versión oficial, para que el espectador también tenga ese elemento de juicio. Me genera inquietud que un gobierno como el de Argentina, ante un caso como este, no quisiera hacer declaraciones a un medio internacional.

Opiniones (2)
21 de agosto de 2017 | 20:03
3
ERROR
21 de agosto de 2017 | 20:03
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. El informe carece de contextualización sobre quién era Nisman. Por ejemplo, hace clara omisión a las estrechas relaciones con Eugenio Ecke, conocido por sus vínculos con empresas de seguridad relacionadas con servicios de Inteligencia de EE.UU. También el informe omite referencia alguna a bienes no declarados que, además, no tienen explicación por la cantidad de dinero que implican. Nisman no tendría forma de justificar semejante fortuna. En este terreno entran los tres lotes en Punta del Este en el emprendimiento Pueblomío, los dos departamentos sobre la calle Dorrego en Palermo Hollywood, la cuenta en el Merryl Lynch e inversiones en la Florida, EE.UU. A esto se suman los indicios de la participación de Nisman y su familia en Monroe Plaza SRL, Palermopack SA, Sazón SA, Urbanizadora del Pilar S.A. ¿Todo esto con el sueldo de fiscal? Si acierta el informe en eso de que probablemente nunca se sepa toda la verdad. Para eso debiera suceder que la fiscal Fein o la jueza Palmaghini fueran funcionarios eficientes y dedicados y no simples burócratas de la corporación judicial. O que algún agente local de la CIA, el Mossad o la ex-SIDE se quiebre. Y se sabe que estos mercenarios solo se ''quiebran'' ante una pila de dólares. Nisman se suicidó o lo asesinaron. En cualquier caso siempre se trató de tirarle un muerto al gobierno. Lo mismo que hacen los chocadores de trenes ¿Cuál es la novedad?
    2
  2. Lo dicho en foros anteriores. En Argentina es en el UNICO lugar en donde se trata de olvidar y tapar la muerte de Nisman. Perdon, el gobierno Kk es el que trata. Un asesinato lleno de sospechas, mal tratado, donde se borraron huellas y se invadio la escena del crimen. En el mundo se da a entender la "Gran Resoponsabilidad" de la Senora Kk y sus sekuaces. Saquen sus conclusiones. Bien por MDZ
    1
En Imágenes