Deportes

Dos nuevos fármacos serán detectados en análisis antidoping

Se trata de GW1516 y AICAR, dos sustancias que incrementan la capacidad del cuerpo de quemar grasas y aumentan la resistencia física. Ambos fármacos estarán prohibidos, y serán detectados en los análisis de dopaje, en Beijing.

El sueño de quienes ansían reducir de peso sin esfuerzos y de los que buscan aumentar la resistencia al ejercicio físico podría estar al alcance de la mano, gracias a dos recientes descubrimientos médicos.

La solución está en dos fármacos que han revelado que mantienen esbeltos y convierten en atletas incansables...a ratones de laboratorio, por ahora.

Se trata de los fármacos GW1516, que no está en venta comercial, y de otro solo identificado como AICAR.

En experimentos hechos con roedores, los científicos del Instituto Médico Howard Hughes y del Instituto Salk de Estudios Biológicos indicaron que las dos sustancias desencadenan muchos de los efectos fisiológicos del ejercicio y aumentan la capacidad del cuerpo de quemar grasas así como la resistencia.

En un informe sobre su estudio divulgado hoy por la revista Cell, los investigadores indican que el potencial de los fármacos va mucho más allá del combate a la obesidad y el cansancio.

También podrían ayudar en el tratamiento de enfermedades musculares, a pacientes que por problemas físicos no pueden realizar ejercicios, a personas con discapacidades y a quienes sufren trastornos metabólicos o distrofia muscular.

En trabajos anteriores con ratones manipulados genéticamente, los científicos ya habían determinado que si se activaba un gen identificado como PPAR delta se convertía a los animales en verdaderos corredores de maratón.

Además, no aumentaban de peso aun cuando se les administraba una dieta que generaba una obesidad relampagueante en ratones normales.

Al referirse a GW1516 administrado a ratones sedentarios durante cuatro semanas Vihang Narkar, investigador del Instituto Salk, señaló que los resultados fueron misteriosos y sorprendentes.

"Conseguimos los beneficios de reducir los ácidos grasos y los niveles de glucosa, pero no hubo absolutamente ningún efecto en el rendimiento físico", señaló.

Se sometió entonces a los ratones a un régimen regular de ejercicios en los que cada uno tenía que correr en una cinta sin fin durante al menos 50 minutos.

Fue entonces que el mismo fármaco que no había tenido resultados en los roedores sedentarios mejoró la resistencia en un 77 por ciento y la fibra muscular en un 38 por ciento en los que eran más activos.

Los ratones fueron sometidos después a una prueba similar, pero con el fármaco AICAR.

En este caso, después de cuatro semanas y sin entrenamiento previo, los ratones aumentaron la resistencia al ejercicio en un 44 por ciento en comparación con roedores no entrenados.

"Después de cuatro semanas los ratones estaban como si siempre hubieran hecho ejercicios. Corrieron más tiempo y más distancia que otros animales más preparados", agregó Ronald Evans, investigador del Instituto Médico Howard Hughes, que encabezó el estudio.

Según los científicos, en ambos casos los fármacos desencadenan una serie de cambios que contribuyen a que las células musculares aumenten su rendimiento y mejoren la capacidad del cuerpo de quemar grasas.

En este momento en que los Juegos Olímpicos de Beijing están por comenzar la idea de usar fármacos que contengan una de esas sustancias, o las dos, podría ser cautivadora.

Pero Evans advierte a quienes piensen en transgredir las normas olímpicas. Señala que ya ha desarrollado una prueba que puede detectar fácilmente la presencia de GW1516 y AICAR tanto en la sangre como en la orina.

Además ya está en contacto con la Asociación Mundial Antidopaje para aplicar la prueba en los Juegos Olímpicos de Beijing.
Opiniones (0)
10 de Diciembre de 2016|01:49
1
ERROR
10 de Diciembre de 2016|01:49
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    15 fotos de la selección del año de National Geographic
    8 de Diciembre de 2016
    15 fotos de la selección del año de National Geographic