A pesar de los tabúes, las mendocinas quieren saber más de sexo

Si bien persisten algunos tabúes en este tema, cada vez más las personas quieren conocer sobre sexo. A raíz de ello se realizó en la provincia un taller sobre el “Enriquecimiento para el placer” destinado a mujeres de entre 25 a 40 años.Para una especialista, la mujer mendocina es poco sexy y los mendocinos dicen que las foráneas son más abiertas.

Las mujeres no suelen admitirlo y a veces simplemente niegan hablar de ello,  pero todas quieren saber más sobre sexo. Tanto en los ámbitos laborales como sociales, aún   provoca “risitas” decir que alguien necesita un consejo sexual, por lo general nadie toma el tema en serio y termina diluyéndose en una “propuesta” graciosa.

Recientemente se realizó en Mendoza un taller sobre “Enriquecimiento para el placer”, en el mismo, varias de las mendocinas que asistieron (entre 25 y 40 años) , dejaron ver su necesidad de conocerse más a sí misma y en especial a su propio cuerpo. La licenciada en Psicología Alejandrina Román de Giro, sexóloga, estuvo a cargo del desarrollo de este taller y se mostró asombrada por el éxito de la convocatoria.

Román lleva años  capacitando en temas sexuales a través del CEPAS (Centro de Educación pareja y asistencia a la sexualidad),  y a pesar de su experiencia en la materia, no dejó de mostrar sorpresa por el éxito obtenido en este taller puntualmente.

“Tuvimos una asistencia perfecta en el curso, y un grupo grande quedó fuera de la convocatoria, por ello para fines de septiembre realizaremos otro”,  dijo la profesional.

“Por lo general la mujer todavía no conoce la totalidad de  su cuerpo,  siguió Román, esto le provoca problemas al momento de expresar su sexualidad, en la generalidad de los casos la mujer espera que el varón sea el que inicie el encuentro”.

Para ella, hay dos claves básicas para que la mujer se prepare para dar placer. Por un lado debe conocerse a sí misma, y tiene que tener una reconciliación con su cuerpo. Mientras que por otro lado,  debe saber escuchar los mensajes que éste le da y no sentirse mal por disfrutarlo. 

"La mendocina es poco sexy"

Siempre se ha elogiado la figura y el modo de vestirse de las mendocinas, sin embargo al momento de consultar a los especialistas si es sexy, la respuesta fue que aun no lo es en la medida que se proclama como tal. Aunque siempre hay excepciones.

 Si bien en todo momento las féminas locales buscan seducir y vestirse para lograr una conquista, se asustan cuando son abordadas por los hombres. “Es que se trata de seducir pero se rechaza la respuesta obtenida, en definitiva no aceptan el compromiso con el otro, principalmente por temor a la intimidad", dijo Román.

Ante esta situación el hombre mendocino admite que las foráneas (cordobesas, porteñas) son más abiertas al diálogo y charla que las mendocinas, aunque la relación no perdure ni se manifieste en un contacto sexual.

Como balance de esta apertura hacia el conocimiento de la sexualidad es importante tener en cuenta que “es muy bueno que los mendocinos en general,  se animen a hablar de estos temas, aunque siguen habiendo muchos tabúes y la gente aún se ríe de estos temas”, dijo la especialistas, pero es fundamental que se vayan eliminando estos prejuicios”.


Tipos de sexualidad

Existen dos tipos de sexualidad,  a criterio de los especialistas, por un lado está la reproductiva, de la que siempre se informa  y la recreativa, que es la sexualidad del placer.

Sobre ella poco se sabe, ha existido toda la vida,  pero la mujer comienzó a disfrutarla recién en la década del 50, cuando surge la pastilla del control de la natalidad.

En ese momento la mujer comienza a dividir el sexo reproductivo con el sexo placentero. Comienza a hacerse cargo de su cuerpo, valorarlo y cuidarlo. Aunque a pesar de la liberación sexual, persisten limitaciones, y aún en Mendoza se espera que la propuesta del juego sexual surja del hombre.

Opiniones (1)
17 de diciembre de 2017 | 09:45
2
ERROR
17 de diciembre de 2017 | 09:45
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. He estado con mujeres que se ruborisan cuando hablamos de sexo, y otras que creen que les pasa algo asombroso cuando en realidad es más de ellas que no mucho se permiten vivir a causa de la sociedad machista en que vivimos aunque se de muchos hombres que igualmente no viven su sexualidad a ful. Nos queda mucho por aprender. no?
    1
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho