¿Qué rol cumple Messi en el vestuario argentino?

En diez años en la Selección argentina, el crack fue mutando su personalidad puertas hacia adentro.

Hace diez años, un 17 de agosto de 2005, Lionel Andrés Messi comenzaba su camino en la Selección argentina. No era el debut soñado: el “pibito” del Barcelona ingresaba por Lisandro López ante Hungría y a los pocos minutos era expulsado por el árbitro Markus Merk. Messi venía de ser campeón del mundo Sub’20, Botín y Balón de Oro en aquel torneo disputado en Holanda.

Messi crecimiento

De ahí en más, la estadía del mejor jugador del mundo nunca fue tranquila en la Selección. Las críticas eran constante por su rendimiento dispar en su club y el equipo nacional. Más allá de lo futbolístico, la cuenta pendiente tenía que ver más con su personalidad o falta de ella. Personalidad que era defenestrada por gran parte de la crítica y más aun cuando se la comparaba con la de Diego Armando Maradona.

Pasó Alemania 2006, Copa América 2007, también Sudáfrica 2010 y la Copa América de la Argentina en 2011. Messi ya con varios torneos de relevancia en la mayor seguía siendo ídolo y villano.

Messi argentina 3

Mendoza recibía a la Selección de Alejandro Sabella en el Malvinas Argentinas por las eliminatorias rumbo a Brasil 2014. El clima era diferente para aquel 12 de octubre de 2012. Pachorra se había hecho cargo del primer equipo tras el fallido proceso de Sergio Batista y el equipo se afianzaba en el camino sudamericano. Ese día Argentina ganó 3 a 0 con dos gritos de Messi. Ese día, Mario Contreras, por esa época presidente de Godoy Cruz y vicepresidente de la AFA, contó: "Hace dos años que estoy aquí y puedo decir que el Messi de hoy es diferente al que conocí. Hoy Messi es el dueño del vestuario”.

En los comienzos era sumiso, como lo muestra el film de Álex de la Iglesia cuando aquel infanto-adolecente llegaba a Europa para cumplir su sueño.

Tras el empate ante Paraguay en el arranque de la Copa América en La Serena, fue Messi quien izó en el vestuario la bandera del optimismo de cara a lo que resta en el certamen continental. La autocrítica la protagonizó él, con Javier Mascherano como actor de reparto. Fue aquel “pibito” y hoy el “hombre” quien se encargó de dialogar y recordarles a los jugadores la necesidad de que la Argentina vuelva a conquistar un título, logro que se viene truncando desde la Copa América de Ecuador 1993 con Álfio Basile a la cabeza.

Para aquellos que aun le quedan dudas, tranquilos, que el "Nene” juega adentro de la cancha, pero también fuera de ella. 

¿Qué te pareció la nota?
No me gustó8/10
Opiniones (4)
25 de Septiembre de 2016|05:41
5
ERROR
25 de Septiembre de 2016|05:41
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Messi es un cobarde. Es habilidoso pero en los mundiales, cuando se juegan por las cosas importantes nunca aparece. Uy le hizo un gol a Iran... dejense de joder. Cuando un tipo camina la cancha en una final no es merecedor de jugarla y menos de ser el capitán. Asi nos va.
    4
  2. Que nos quieren vender ? Este pibe tiene una falta de personalidad enorme, no puede ser nunca el líder del equipo. Líder se nace, no se hace
    3
  3. Otro mas que opina sintiendosé un especialista y un moralista que sin conocer a la persona pontifica. Mejor mira hockey sobre hielo y deja opinar a los que saben.-
    2
  4. Circula un video con Messi burlándose de las instrucciones de Martino. Hummmmm; no sé si dejó de ser aquel pibito. Hasta ahora con la selección no ganó nada. Habría que darle un descanso para que aprenda a ser más humilde y sepa que no es él el que manda.
    1