Santa Fe: una victoria que el socialismo deberá ratificar en la semana

Por un mínimo margen, inferior al 1%, Lifschitz se impuso a Del Sel. Desde el PRO y el FpV pidieron prudencia. "Esto se define el viernes", dijo Macri a la espera del escrutinio definitivo.

El socialista Miguel Lifschitz del Frente Progresista Cívico y Social (FPCyS) se imponía esta madrugada en la pelea por la Gobernación de Santa Fe, en unas reñidas elecciones que disputaba voto a voto contra Miguel Del Sel, de Unión PRO Federal, quien pidió aguardar al recuento definitivo. 

A la 1.00 de este lunes, con un 93,59% de las mesas escrutadas, Lifschitz obtenía 547.748 votos, un 30,72%, contra un 30,60% del macrista Del Sel (545.633 sufragios), lo que suponía una diferencia de tan solo 2.115 votos. Por su parte, el candidato del Frente Justicialista para la Victoria, Omar Perotti, quedaba en el tercer lugar, con un 29,22% (521.046), a casi 24.600 votos de Del Sel. 

De esta manera, el socialismo se encamina a retener la Gobernación del tercer distrito electoral más importante del país en cantidad de votantes y extiende su permanencia en el poder, al que llegó de la mano de Hermes Binner en 2007. 

La escasa diferencia entre los tres postulantes hacía que la pelea se extendiera hasta conocer el mayor avance del escrutinio provisorio y aún después de eso, ya que Perotti y el PRO anticiparon que aguardarán al recuento definitivo para declarar un ganador. 

El Frente Progresista también se anotaba un triunfo en las ciudades de Rosario y de la capital santafesina, que supone la continuidad de sus hombres en las intendencias. En Rosario, con un 92,31% de las mesas escrutadas, la intendenta socialista, Mónica Fein, obtenía la reelección con un 30,24% de los votos contra un 28,03% de la macrista Anita Martínez y un 22,90% del peronista Roberto Sukerman. 

Y en la capital santafesina, con el 88,10% de las mesas escrutadas, el radical José Manuel Corral también lograba la reelección con un 39,40% de los votos contra un 26,97% de la peronista Silvina Patricia Frana y un 23,35% del macrista Sebastián Pignata. 

El socialismo sí consiguió una victoria contundente en la lista de candidatos a diputado provincial, encabezada por el gobernador Antonio Bonfatti, que con un 40,62% de los votos les sacó una ventaja de unos 22 puntos porcentuales a los postulantes del peronismo, Héctor Cavallero (18,75%), y del macrismo, Roy López Molina (18,02%). 

El triunfo de Bonfatti, evidenciando el corte de boleta a su favor, le permitirá al socialismo contar con la mayoría en la Legislatura provincial. Pasadas las 22.30, Lifschitz pasó a liderar la votación luego de estar en desventaja contra Del Sel durante toda la jornada, y de esa forma confirmó el triunfo que habían anunciado en el búnker del Frente Progresista, ubicado en el Patio de la Madera, un predio ubicado frente a la terminal de ómnibus de Rosario. Allí, en un clima de festejo, Lifschitz, Fein y Bonfatti se adjudicaron públicamente la victoria en sus respectivas categorías, después de que se leyeran los resultados obtenidos de las tradicionales mesas testigo del socialismo. 

Estos son números extraoficiales que suelen coincidir con los oficiales, aunque en las elecciones primarias del 14 del abril fueron desacertados, ya que anunciaron un triunfo del Frente Progresista contra Unión PRO Popular, que finalmente había cosechado una mayor cantidad de votos. "Otra vez el Frente Progresista ganando en Rosario y en Santa Fe. 

Era una elección difícil, peleada, voto a voto, pero aquí estamos ya con los números en la mano, esos números nos permiten afirmar que hemos triunfado", afirmó Lifschitz, tras la lectura de los guarismos partidarios. "Estamos muy contentos de haber logrado este triunfo en la provincia de Santa Fe, porque ha sido un triunfo de la militancia y de la unidad del Frente Progresista Cívico y Social", enfatizó el senador provincial y dos veces intendente rosarino. 

A su entender, "este triunfo muestra que puede haber una opción progresista para el país". "Vamos a gobernar con todos y para todos los santafesinos", subrayó Lifschitz y remarcó que "los dirigentes de los ocho partidos del Frente se pusieron al hombro esta campaña". Tras la autoproclamación del socialismo, primero Del Sel y después el propio Macri —que había viajado a Santa Fe para acompañar a sus candidatos— salieron a negar la victoria del Frente Progresista y a pedir que se respetara la marcha del escrutinio oficial, que de cualquier manera ya reflejaba resultados favorables a Lifschitz, Fein y Bonfatti. 

"Estamos convencidos de haber ganado por una pequeñísima diferencia", señaló Macri y detalló que sus mesas testigo le dan a favor un "0,7 por ciento", aunque consideró que para saber el resultado final habrá que esperar hasta "jueves o viernes". Antes, y en ese mismo sentido, Perotti había reclamado "prudencia" y había pedido "contar voto por voto".

Opiniones (0)
21 de agosto de 2017 | 22:09
1
ERROR
21 de agosto de 2017 | 22:09
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes