José Antonio Guardiola: "No se va a saber nunca lo que pasó con Nisman"

El director del programa español "En Portada", que trasmitió un especial sobre la muerte del fiscal, brindó su visión del caso a MDZ. Hipótesis, vacíos, incertidumbres y hermetismo oficial.

El caso sobre la muerte de Alberto Nisman sigue generando numerosos contenidos, lo cual ha renovado cierto interés en la investigación. Luego del polémico informe de Jorge Lanata, la emisora española TVE (subsidiaria de Radio y Televisión Española) emitió un programa especial dedicado al fallecimiento del fiscal, donde Diego Lagomarsino lanzó una insólita teoría.

José Antonio Guardiola, periodista de RTVE y director del programa En Portada, donde se emitió el informe especial, dialogó con el programa Tormenta de Ideas, en MDZ Radio, y explicó en detalle cómo se fue desarrollando su investigación periodística en Buenos Aires, además de brindar su visión con respecto al caso.

- Hemos encontrado que has podido hablar con gente que no habla con periodistas argentinos, como el caso de Luis D’Elía. Nos gustaría tener, en principio, tu impresión después de haber hecho esta investigación en Buenos Aires.

- Hubo entrevistas que he intentado y no logré, como en el caso de Sandra Arroyo Delgado, por razones que no explicó, con Luis D’Elía no fue difícil. Sí es cierto que él reconoció que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner les invitó, junto a Fernando Esteche, a no hacer declaraciones justo cuando Nisman presentó la denuncia de los 300 folios; pero cuando parecía que se iba a sobreseer la denuncia, se les autorizó a hablar y, quizás fruto de la coincidencia, él accedió a hablar con nosotros.

- ¿Qué fue lo que más te impresionó?

- Me he apasionado periodísticamente y narrativamente con una historia que tiene tantos elementos, y muchos de ellos contradictorios.

Lo que más me ha sorprendido son todas las extrañezas que ocurren desde el momento en que Nisman, se supone, lanza sus últimos mensajes por internet, hasta 48 horas después, como así también el informe especial de Jorge Lanata sobre el tratamiento de la escena, que me parece surrealista. Son elementos que siguen abiertos y que en Argentina se van a prolongar, porque el debate es largo.

- En la Argentina, estamos muy sumergidos en el tema. ¿Cómo lo ven desde Europa?

- El tema es tan complejo, con muchas aristas, elementos y argumentos para defender todas las versiones, que llegabas a una entrevista que, por ejemplo, la concedía Zaffaroni y te convencía. Pero inmediatamente después hablabas con (Juan Bautista) ‘Tata’ Yofre, y él desarrollaba otra teoría tan bien armada, que decías que todo está refutado.

Lo que quiero transmitir es que hay tanto vacío en la investigación, o se ha desarrollado de manera tan poco seria en algunos casos, que todas las opciones están abiertas. Cuando regresé a España me preguntaron si se suicidó o lo mataron, o lo indujeron o fue jugando, pero sinceramente creo que no se va a saber nunca, y no quiero aventurar ninguna hipótesis como cierta.

- ¿Qué impresión te dejó Diego Lagomarsino?

- Desde mi punto estrictamente personal, es un tipo entrañable, que se deja querer y que incluso genera empatía. En la entrevista estaba muy nervioso, y se la hicimos tres meses y medio después de la muerte de Nisman, lo que quiere decir que el periodo para reestructurar toda la presión que había sufrido, había sido largo, pero se lo veía muy emocionado.

Hay otros elementos que te hacen dudar. Al margen de que él sea inocente o no, creo que requieren una explicación que va mucho más allá de la que ha dado. Lo de la cuenta corriente, argumentó que era un favor que le hacía a Nisman, debido a su exposición; pero seguro que a cualquiera de nosotros, si nos dicen lo mismo, respondemos que no podemos asumir esa responsabilidad.

- ¿A qué hipótesis sumás?

- En España, la prensa y la sociedad está muy polarizada, y en Argentina está todavía más. Llegó un momento en que dije ‘me da la sensación de que al final va a ser difícil de encontrar a alguien que nos relate a su juicio y no por prejuicios o predisposiciones hacia una manera de entender la política.

La conclusión que llegaría es: si en lugar de llamarse Alberto Nisman, se hubiese llamado Fernando Pérez, y hubiere llegado la fiscal Viviana Fein, deseosa de coger sus vacaciones, seguramente habría dado un carpetazo porque era un claro caso de suicidio. Pero los elementos que se amontonan en el caso, hace que la tesis del suicidio por lo menos no deba ser la única.

El debate que existe en Argentina va a venir bien, porque lo que abre es el mayor campo de investigación posible y, en este caso, lo mejor es eso. Después el juez decidirá, aunque el problema será que la mayoría de los argentinos, como los españoles, se lo creerán o no. Siempre habrá argumentos para refutar incluso lo que diga el propio juez.

- Hay dos pasos anteriores: la investigación de Nisman sobre el atentado a la AMIA, donde tiene mucho que ver Stiuso, y la acusación contra la Presidenta, lo que ha llevado a una polarización política. Eso es lo que está enturbiando de alguna manera la opinión y la definición del caso.

- Con respecto al caso AMIA, el cual no lo conozco en profundidad, me quedó una percepción de que Alberto Nisman había llegado a la conclusión de que su misión en la investigación estaba bloqueada. Siempre vas a tener investigaciones que invitan a pensar que fue Irán, pero habrá otra serie de elementos que nos harán pensar de que quien ha intentado parecer que fue Irán lo hizo por propio interés, por lo que será difícil establecer qué fue lo que pasó.

Hay una serie de relaciones, de las que hablábamos con el agente Stiuso, que invitan a pesar que ha habido una influencia más allá de las fronteras argentinas, y esto se empieza a establecer como algo razonable, que tanto desde algunos países como Irán, Venezuela, EEUU e Israel, se ha intentado presionar para que el caso AMIA vaya hacia un lado o el otro.

Sobre el Gobierno, me volví con cierto sabor amargo en la boca. Pedimos entrevistas con Héctor Timerman, quien muy amablemente la rechazó; con Aníbal Fernández, que directamente ni contestó, con Sergio Berni y el general Milani. La versión oficial no la tengo.

Como periodista, lo que hice fue buscar unas versiones que se asemejen a la versión oficial, para que el espectador también tenga ese elemento de juicio. Me genera inquietud que un gobierno como el de Argentina, ante un caso como este, no quisiera hacer declaraciones a un medio internacional.

Escuchá la entrevista completa.

Opiniones (0)
25 de septiembre de 2017 | 19:36
1
ERROR
25 de septiembre de 2017 | 19:36
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'
    20 de Septiembre de 2017
    Finalistas del concurso 'El fotógrafo del año de la naturaleza salvaje'