Quincho MDZ

El senador valiente frente a los sumisos

Los legisladores del FpV se olvidaron, el mismo día en que CFK pisó Mendoza, del compromiso de su frente con los derechos humanos. Uno no.

El punto central de divergencia en torno a la postulación de Julio Gómez como ministro de la Corte de Mendoza no fue menor: se trató de un cuestionamiento a su respeto por los Derechos Humanos cuando fue subsecretario de Justicia de la última etapa del gobierno de Rodolfo Gabrielli y la primera de Arturo Lafalla y le tocó lidiar con el juicio ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos por las desapariciones de Cristian Guardatti, Adolfo Garrido y Raúl Baigorria a manos de la Policía, ocurridas en 1990 y 1992.

La situación produjo un realineamiento de los referentes en la materia del FpV, ya que puso en cuestión uno de los valores principales de ese frente político desde hace más de una década. Así, la abogada Angélica Escayola, se animó a pedir que quitaran el pliego de Gómez.  "El doctor Julio Gómez como funcionario de gobiernos provinciales anteriores al 2003 , participó y ejecutó una estrategia de impunidad de la violencia institucional , que llevó a Mendoza y al Estado Nacional ante los tribunales internacionales de Derechos Humanos por la desaparición de tres jóvenes de sectores populares , de cuya suerte aún no se tienen noticias", acusó.

Sin embargo, el ex director de DDHH de Celso Jaque, Diego Lavado, si bien admitió que la Provincia perdió entre 1996 y 1998 el juicio ante La Corte Interamericana de Derechos Humanos por los ciudadanos desaparecidos, lo que marcó un precedente nacional, para él, el rol de Gómez en aquella trama no fue trascendental. “Sólo mantuvo la posición del Gobierno provincial de sostener que el caso estaba en manos de la Justicia”, expresó y completó: “Esa no era su posición personal”.

En el Senado provincial, a la hora de los votos, mientras una senadora por Maipú miraba torsos masculinos desnudos en la notebook sobre su curul, el coterráneo Matías Stevanato se animó y votó en contra del mandato partidario. No hicieron lo mismo el resto de los senadores de su partido que prefirieron acatar las órdenes a hacer funcionar el pensamiento propio y los valores asumidos en torno a los DDHH por el gobierno nacional.

Hasta temprano en la mañana de la sesión, inclusive, una senadora sureña tuvo su voto en duda, hasta que, finalmente, le torcieron el brazo. No son muchos los casos de responsabilidad, valentía y coherencia, por eso, cuando pasa, hay mucha gente que pide que sea destacado.

Opiniones (11)
12 de diciembre de 2017 | 17:47
12
ERROR
12 de diciembre de 2017 | 17:47
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Extraño espécimen peronista este Matías Stevanato pero me gusta porque hay que ser esclavo de los principios, no de los hombres.
    11
  2. La contra cara de la misma moneda por un lado un peronista con principios (Stevanato), y por el otro la senadora del mismo partido mirando el Facebook sin importarle un bledo el tema en discusión.
    10
  3. Totalmente de acuerdo con el accionar de Stevanato. Mas allá de la pertenencia partidaria, los políticos se hacen respetables cuando actúan de acuerdo a los valores que lamentablemente se están extinguiendo. Bien por Stevanato!!!!
    9
  4. ¡¡Pero me cachendié!! ¿Será posible? ¿Habremos encontrado, finalmente, un peronista con principios? Yo pensé que no existía tal cosa...
    8
  5. Es raro ver a alguien que actúa por sus convicciones y valores y no por los intereses de? Todos estos políticos tendrían que demostrar que tienen cerebro propio y que no todo es obsecuencia u obediencia debida.
    7
  6. BIEN POR STEVANATO ESO LO HACE UN BUEN POLITICO Y EXCELENTE PERSONA ES UN VERDADERO DEMOCRATA APRENDAN FERNANDEZ SAGASTI ILLARDO MIRANDA CIURCA CARMONA .......................
    6
  7. Esto es DEMOCRACIA, aunque aveces no lo parezca. El voto debería ser a mano alzada, dando la cara. Felicitaciones matias por imponer tu decisión
    5
  8. que bien. ojala nos representara siempre gente que se rige por sus propias ideas
    4
  9. Frente a la partidocracia que exige que sus militantes se comporten como empleados pasando un empleo o un cargo electivo una mercancía mas, se levanta el ejemplo de este joven con convicciones. Siempre estuve en la vereda de enfrente a sus preferencias partidarias pero tambien supe a traves de largas conversaciones en el rastro de que sus preferencias no incluian obediencia debida. Felicitaciones y segui asi!
    3
  10. Cumplio con los mandatos personales de sentirse una persona digna, no un esclavo, eso ya fue, el sometimiento a la esclavitud física y moral te degrada en tu condición humana..Caminar por la vida con la mirada limpia puesta en el futuro es un bien que no tiene precio. se necesitan muchos Matias
    2
En Imágenes
Leopardo al acecho
7 de Diciembre de 2017
Leopardo al acecho
Incendios en California
6 de Diciembre de 2017
Incendios en California