Arrestaron a un sospechoso de matar a un familiar de Laura Abonassar

Esta mañana atraparon a un joven sindicado como uno de los asesinos del ferretero Daniel Brusadín (48), quien recibió un disparo luego de ser asaltado en su negocio de Godoy Cruz el pasado 3 de mayo, aunque falleció doce días después. La víctima era familiar de Laura Abonassar. El sospechoso fue visto por los uniformados desde un móvil en el barrio Los Paraísos pero cuando este los advirtió comenzó a disparar contra los policías. Se produjo una persecución hasta que finalmente lo detuvieron.

Uno de los sospechosos de haber matado a Daniel Brusadín en mayo último fue detenido por la Policía luego de una persecución en el barrio Los Paraísos, de Godoy Cruz.

Se trata de Maximiliano Soria, de 20 años, quien esta mañana fue advertido por dos efectivos que circulaban en un móvil por el mencionado conglomerado.

El sospechoso comenzó a disparar contra los uniformados y luego a correr por los techos hasta que un policía lo alcanzó. Luego de una lucha corporal, en la que el efectivo sufrió una lesión en la mano izquierda porque Soria lo mordió, lograron reducirlo en el patio de una vivienda.

Este sujeto está mencionado en el expediente, pero el fiscal de Instrucción, Lauro Monticone le dijo a MDZ que por el momento está “en calidad de aprehendido”. Esto significa que hasta ahora no fue acusado.

Sin embargo, el fiscal expresó que “mañana jueves lo vamos a imputar”. De todos modos, el funcionario judicial aguarda que otros testigos que observaron cuando los dos asaltantes le dispararon a Brusadín se presenten a declarar y señalen, si es que lo vieron, a Soria como partícipe del asalto seguido de muerte.


El hecho
El 15 de mayo último falleció Daniel Brusadín (48) después de doce días de agonía luego de recibir un disparo en el cuello que le perforó la traquea y se alojó en su médula espinal. El ataque se produjo mientras perseguía a los ladrones que lo habían asaltado en su ferretería de Calle Revolución de Mayo.

Daniel estaba con su padre en el negocio cuando dos sujetos ingresaron, los hicieron tirar al piso y les dispararon cerca de sus cabezas. Así lograron hacerse de unos pocos pesos. Pero Daniel salió a perseguirlos y, cuando los alcanzó, le dieron el tiro mortal en el cuello. Doce días después dejó de existir en el Hospital Central.

La víctima estaba casado, tenía dos hijos (una mujer de 20 y un chico de 13). Además, su hermano Darío está casado con una prima de Laura Abonassar, algo que el viudo de esta relacionó los crímenes de inmediato, ya que ambos ocurrieron en esa zona del Oeste de Godoy Cruz y con trece meses de diferencia entre un crimen y el otro.
Opiniones (0)
18 de agosto de 2017 | 10:09
1
ERROR
18 de agosto de 2017 | 10:09
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial
    15 de Agosto de 2017
    Bunkers de la Segunda Guerra Mundial