Ley de Educación, la pelea que se viene

Esta semana fue desarchivado el proyecto que el oficialismo tratará de aprobar en lo inmediato, para lo cual ya busca convocar a una sesión especial. Desde la oposición plantean modificación tanto formales como de fondo. Contrapunto entre la diputada Lorena Saponara (FpV) y la senadora Norma Corsino (UCR).

En diciembre del 2006, fue sancionada en nuestro país la Ley Nacional de Educación, que vino a remplazar a la famosa pero no muy apreciada Ley Federal de Educación, promulgada en 1993 y que en el imaginario de los cualquier persona relacionada con la formación de alumnos recuerda al menemismo.

Casi nueve años han pasado desde que la Ley Nacional de Educación entró en vigencia, y aún nuestra provincia no tiene una normativa acorde. El último intento de aprobar una ley se dio el año pasado, pero el proyecto fue archivado tras el rechazo que se le dio en la Cámara de Senadores mendocina. Sin embargo, esta semana, el oficialismo logró reflotar el texto tras una ríspida sesión y ahora impulsa la realización de una sesión especial para darle la aprobación definitiva.

El senador Gustavo Arenas (FpV) no tardó en declarar que, luego del desarchivo del proyecto, convocarán a una sesión en las próximas semanas, ya que tanto él como el resto del oficialismo están convencidos de que esta vez sí podrán aprobar la ley. Pero no sólo ellos están convencidos de esto, ya que desde la oposición asumen que no contarían con los votos suficientes como para mandar nuevamente al archivo el proyecto, pero prometen dar pelea.

Una falta de respeto

La diputada Lorena Saponara (FpV), presidenta de la Comisión Bicameral de Educación, dialogó con MDZ Online respecto del desarchivo del proyecto de ley de educación y el debate generado en torno a este, y fue contundente. “Me parece una mediocridad de la UCR impulsar otro proyecto”, aseguró, en referencia a la propuesta que, una vez desarchivado el texto en cuestión, presentó la senadora Norma Corsino (UCR) y que fue derivado a la comisión.

Saponara sentó su posición y la de su bancada al sostener que no desean hacer modificaciones al proyecto, ya que, aseguró, “es una ley en la que participaron los ámbitos académicos, los docentes, los gremios, los cultos”.

Bicameral Educación Ciurca Vollmer 02

Lorena Saponara, diputada por el FpV.

“Es el trabajo de siete años [en el 2007 comenzó la elaboración del texto] que nosotros vamos a respetar. Nos parece una falta de respeto querer impulsar una modificación, una falta de respeto a las consultas”, agregó Saponara, para quien no tiene sentido archivar este texto para remplazarlo por otro.

Saponara también apuntó directo a la propuesta de la UCR de crear un observatorio de la calidad educativa, señalando que, en su momento, esto fue consultado con los docentes, quienes se opusieron mayoritariamente.

Finalmente, Saponara no apartó el debate por la ley de educación del contexto electoral que se vive, señalando que la resistencia del radicalismo "pasa por una cuestión política". Y sostiene esto a partir de que, aseguró, todos los bloques estuvieron de acuerdo al comienzo de la elaboración del texto en que la educación fuera una política de Estado. “Tuvimos diferencias, especialmente en el tema de la calidad, pero hubo consenso”, agregó la diputada.

Pero, más allá de los dardos, dejó entrever una luz para un posible acuerdo. “Trataremos de consensuar, pero si no se puede, si la postura de la UCR y el PD no nos permite el consenso, iremos al recinto”, concluyó.

La evaluación de la calidad como herramienta de mejora

“Tienen mayoría probablemente sacarán la ley sin modificaciones”, anticipa a MDZ Online la senadora Norma Corsino (UCR), una de las principales opositoras tanto al desarchivo del proyecto de ley de educación como a su nuevo tratamiento en la Cámara Alta de la Legislatura.

Para Corsino, el texto del proyecto de ley de educación para Mendoza necesita modificaciones de dos tipos.

Por un lado, la senadora destaca cambios desde lo formal, “fundamentalmente en vocablos” usados en el proyecto y que, a juicio de su bancada, deben ser modificados para “asegurar que el Estado sea garante de la educación”.

Pero Corsino también plantea modificaciones de fondo, especialmente la que tanto revuelo ha generado en el ámbito de los docentes: la creación de un centro de evaluación de la calidad educativa.

“Dicen que queremos evaluar a los docentes, pero no queremos eso, sino evaluar la calidad educativa”, explica la senadora de la oposición, para quien la diferencia entre una cosa y la otra está bien identificada. “Esto depende de la instrumentación del sistema. Queremos saber, por ejemplo, por qué a determinada institución le va bien, cómo es el trabajo en red que realiza, la capacitación docente, los recursos, la situación edilicia, para a partir de eso saber qué le falta a la otra institución que no tiene buenos resultados”, detalla Corsino.

Norma Corsino NEW

Norma Corsino, senadora por la UCR.

Ante las críticas que la idea de este órgano de relevamiento de la calidad educativa ha recibido, Corsino señala: “No queremos poner un concepto profesional a los docentes como se hacía antes ni queremos sacar docentes, como dicen el oficialismo y algunas personas desde el SUTE, eso es imposible, porque hay un estatuto que los respalda”.

"Queremos realizar una evaluación de la calidad como herramienta para seguir adelante", asegura, y pone como ejemplo el hecho de que “todos vamos haciendo eso en lo cotidiano, analizando lo que hicimos, cambiando de rumbo para buscar caminos para mejorar”, y amplía:

"Lo que queremos es analizar la calidad como una herramienta para mejorar, no para decir que el docente es malo".

“Nuestra intención es que la trayectoria escolar del chico sea exitosa, que salga de la primaria y sea exitosa en la secundaria y en la universidad”, ejemplifica, y sostiene que este centro de seguimiento de la calidad educativa también trabajaría con métodos “que no necesariamente tienen que ser evaluaciones, sino que también pueden instrumentos como por ejemplo el seguimiento del resultado de trabajo en red que realizan las instituciones, los procesos de aplicación de proyectos provinciales, el avance de trabajo interinstitucional e incluso evaluaciones del proyecto educativo institucional [PEI], cosa que los docentes ya hacen”.

Lo concreto es que, a casi nueve años de aprobada la Ley Nacional de Educación, Mendoza aún no cuenta con una normativa que regule su sistema educativo, mientras tanto, los docentes, los alumnos y gran parte de la comunidad educativa siguen adelante.


Opiniones (3)
19 de septiembre de 2017 | 16:34
4
ERROR
19 de septiembre de 2017 | 16:34
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Todo un verso!! Después de 7 años no pudieron aprobarla nunca, cuando han estado sobrados de número? Y hoy, después de 7 años, andá y preguntales a los que van a levantar la mano qué dice la Ley. No tienen ni idea. Debe ser otro catálogo de derechos y licencias para los docentes, si la escribió el SUTE. Cómo van a evaluar a los docentes ? Por q no ?,, Este Sute corrupto, vendido y sinvergüenza, q no le importa nada la educación sino los negocios de ellos, y si para eso tienen q decir que los docente ni tienen q ir a la escuela, como efectivamente sucede, lo dicen. Estatuto del Docente ? Cuál? Nadie lo considera hoy, ni gobierno ni gremio. Negocian porciones de torta solo con el cuchillo, y ni se ponen colorados.Aj ajjjj. Q farsantes asquerosos todos.Y los legisladores , peor. Cómplices a conveniencia.
    3
  2. Avísenle a la diputada Lorena Saponara que los cultos no tienen nada que hacer en la educación pública, por las dudas digo.
    2
  3. Y que tiene de malo querer evaluar a un docente? Si se hace seriamente no lo veo mal
    1
En Imágenes